Organizar el armario de los tuppers

Organizar el armario de los tuppers tiene fama de ser una de las tareas más engorrosas y desagradecidas que podemos hacer en la cocina. Todos tenemos multitud de recipientes de todos los tamaños, formas y colores destinados a guardar de un modo higiénico los restos de comida en la nevera o en el congelador.

organizar los armarios de los tuppers

Son muy útiles

Resultan estupendos para preservar en un envase cerrado los alimentos una vez que abrimos el envase original.

Con ellos evitamos las mezclas de olores y con unas medidas mínimas de higiene, evitamos la contaminación cruzada y dificultamos que proliferen las bacterias.

En las casas con niños en edad escolar son muy útiles para meterles la merienda. Y si por nuestro horario nos vemos obligados a llevarnos el almuerzo al trabajo, resultan verdaderamente imprescindibles.



Organizar el armario de los tuppers y mantenerlos ordenados

Organizar el armario de los tuppers no es imposible si sólo tienes los que realmente necesitas. El problema surge porque acumulamos muchos más de los que realmente utilizamos. Entre los que compramos, los que nos regalan y los que reciclamos de los que nos llegan cuando pedimos comida a domicilio, nos encontramos con armarios llenos de recipientes sin control.

En realidad los tuppers deberian estar llenos de comida en el frigorífico y en en el congelador, o en el lavaplatos, preparándose para una nueva ronda de uso. El armario donde los guardamos debería estar prácticamente vacío, a excepción de los pocos que usamos en ocasiones especiales (por ejemplo, el portatartas o el recipiente grande en el que transportamos la ensalada o las tortillas los días que salimos al campo) . Es curioso pero resulta que esos suelen ser los que están siempre ordenados y sin estorbar.

Se trata del resto, de los de uso diario, los que nos cuesta organizar. Son comunes los armarios tan llenos y tan desordenados que al abrir la puerta siempre se caiga alguno, y además, al estar las tapaderas separadas de los recipientes, es complicado encontrar la pareja. ¿Cuantos tuppers y tapaderas tienes que sacar hasta encontrar lo que necesitas?  Seguro que varios.

 

Lo primero: deshazte de todos los que no tengan pareja.

Para ello haz lo siguiente:

  • Vacía el armario y coloca sobre la mesa de la cocina todas las piezas que tengas. Haz dos montones: uno de bases y uno de tapaderas.
  • Aparta a una bolsa todas las piezas rotas, agrietadas, con mal color, arañadas, viejas, opacas del uso… o que les tengas manía.
  • Forma con lo que queda todas las parejas que puedas de recipiente y su tapadera.
  • Todas las piezas desparejadas… apártalas a la bolsa de los estropeados.

Como excepción, los de la marca tupperware. Aunque cambien los colores, muchos tienen formas y tamaño estándar que no han variado con los años. Si tienes tuppers de su marca sin tapadera, aunque sean antiguos, pregunta a una vendedora porque es probable que las puedas comprar sueltas.



 

Ahora vamos a revisar todos los tuppers que tienes completos.

  • Revisa que sus cierres funcionen bien y sean estancos. Aparta a la bolsa sin remordimientos los que no cumplan.
  • Revisa los tamaños y no guardes los de capacidades que no usas. Céntrate en tamaños multiuso a partir de los 200ml. De menos, generalmente sólo sirven para caerse y estorbar.
  • Si hay alguno que sepas que usa poco por la simple razón de que no te gusta por el motivo que sea, ponlo en La Bolsa. No conserves nada que te produzca rechazo. De todos modos, no lo vas a usar…

 

Para terminar, los colocamos

Ya estamos terminando de organizar el armario de los tuppers, sólo nos queda volver a colocar los que nos quedan en su lugar.

Si hace mucho que no hacías está limpieza, seguro que has quitado muchos inservibles y te queda mucho espacio libregu

Guárdalos en el armario apilados con la tapa puesta y cerrada. 

De este modo, ya no volverás a perder las tapaderas. Si tienen válvula para salida del vapor y no estorba al apilar, déjala abierta. Si no tienen válvula o estorba al abrirla, da igual.

Para que no votan olor a cerrado, lo único que hay que hacer es cerrarlos una vez que estén bien secos.

Mi truco-consejo definitivo para organizar los tuppers.

Cuando veas que necesitas comprar, trata de hacerlo por lotes completos. En lugar de piezas sueltas desparejadas, aprovecha que las marcas sacan su línea con paquetes surtidos de varios tamaños, y coge un modelo que se pueda apilar y recoger fácilmente. Te dejo dos ejemplos de piezas que yo tengo y que me encantan por bonitos y prácticos:

En este enlace tienes un modelo de varios tamaños que se apilan abiertos uno dentro de otros y a la vez las tapas quedan perfectamente ordenadas. Es un diseño ideal porque quedan todos guardados dentro del de mayor tamaño. Además es que son preciosos. Me encantan.

Y un par de últimos apuntes:

Cuando los compres, vigila que en los plásticos aparezca la etiqueta de que están libres de BPA (BPA free)

No reutilices de modo indefinido los baratos que venden como semi-desechables. Tampoco los que llegan a casa procedentes de restaurantes de servicio a domicilio. Aunque tengan una apariencia impecable, sus plásticos son de poca calidad y a no ser que marquen ser libres de BPA, con unos pocos usos comienzan a migrar los compuestos tóxicos a la comida. Nunca los uses para congelar, calentar en el microondas o contener comidas grasas.




En caso de dudas, repón existencias. Mejor que sean nuevos y un poco más económicos que mantener en el armario plásticos antiguos fabricados con químicos dudosos.

 

Y esto es todo. Espero que te sea útil. Escríbeme  un comentario y suscríbete para estar a le día de las novedades.

 

Abrazos.

Pepa Tabero.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, media: 4,78 sobre 5)
Cargando…

Molinillo de café de muelas o cómo conseguir auténtico sabor a café

No os lo había contado, pero los Reyes me trajeron un molinillo de café de muelas. Hace mucho que tenía ganas de uno, y poder así dejar de comprar café molido para mi cafetera exprés.

molinillo de café de muelas

Podria haber comprado uno corriente, de los clásicos eléctricos de cuchillas de los que hay en cualquier tienda de electrodomésticos, pero teniendo la Thermomix, que muele tan divinamente, me parecía un gasto en un aparato innecesario.



¿Por qué tener un molinillo de café de muelas pudiendo comprar café molido?

Molinillo de café de muelas

Pues por lo mismo que compro las especias siempre en grano y las muelo en el momento de usarlas en un molinillo o con el mortero. Porque me encanta el aroma que tienen recién molidas. Además, estando en la pieza o con el grano entero, se conserva mucho mejor que en polvo.

El no querer molerlo con las cuchillas, es porque los granos se recalientan con el roce al girar en el molinillo y eso hace que se modifiquen sus propiedades y su aroma. (Aquí que no me oye nadie… me he dado cuenta de que me estoy volviendo sibarita con esto del café… quien me ha visto y quién me ve 😉

Bueno, él caso es que partiendo de mi cafetera estupenda, quería probar la diferencia entre el café comprado ya molido y el recién molido en casa, y para eso quería un molinillo de café de muelas. De modo que lo pedí por Navidad. Como llevo dos meses probándolo, ya os puedo contar la experiencia con pleno conocimiento de causa.

¡Me encanta!

Lo peor de los molinillos de café de muelas es su precio. Normalmente son carísimos, tienen un depósito para los granos de café. Por eso hacen mucho bulto a la hora de guardarlos (dos puntos importantes en su contra) pero resulta que buscando un poco, también los hay estupendos, económicos y…. pequeñitos. El mío es de estos últimos. Es un pequeño molinillo de café de muelas manual. Tiene muelas cerámicas cónicas. lo cierto es que es bastante parecido a un molinillo de pimienta… y ocupa más o menos lo mismo. El molido es ajustable. Es muy sencillo graduar la finura con la que quieras que salga el café. Para la expreso yo lo pongo muy fino.

Hay otro sistema que tiene las muelas planas, pero eso hace que el molinillo resulte más voluminoso (y además son más caros)

Para lo que yo lo uso, es el aparato ideal. Tiene un pequeño depósito superior donde cabe el equivalente de granos de café necesario para hacer cuatro tazas. Una vez molido, el polvo cae directamente a un deposito de la misma capacidad. Como normalmente hago café para dos, lo que hago es llenar de granos el depósito y me da para tomar café dos veces. De este modo los granos no se enrancian en el depósito y siempre están frescos y estupendos. Ademas no se mancha nada porque no se derrama el café en polvo. Es muy cómodo.

Te dejo aquí el enlace de donde me compraron mi molinillo maravilloso.

Mantenimiento del molinillo

La palanca que se gira para moler se desmonta. Yo la guardo en el cajón de las cucharas. El molinillo tiene su sitio asignado en el cajón donde guardo los botes de las especias. Ahí lo tengo muy a mano para cuando me apetece tomar un café bien rico.




El mantenimiento es muy simple. Para ajustar la finura de la molienda, se aprieta o se afloja la tuerca que trae en la pieza de las muelas. Cuanto más apretada esté, más fino molerá el grano.

De vez en cuando conviene ajustarla, porque del uso se afloja un poco.

molinillo de café de muelas

Para limpiarlo, es suficiente te pasar el pico de un paño o de una bayeta secos o usar un pincel grueso o una brochita suave por el interior de los depósitos, para quitar el polvo de café. Las muelas de cerámica se limpian desmontando, girando la tuerca que trae para ajustar el grado de finura del café, en la dirección contraria a la de apretar.

Una vez desmontadas, se limpian con el pincel o se lavan a mano con agua fría y un poco de detergente de platos, se encuaja bien y se deja secar al aire.

Cómo limpiarlo

Si únicamente utilizamos el molinillo para los granos de café y usamos siempre los mismos granos, no hace falta limpiarlo apenas una o dos veces al año. Si lo queremos aprovechar para moler otro tipo de semillas, habrá que desmontarlo y limpiarlo a fondo cada vez que lo acabemos de usar y vayamos a cambiar el tipo de grano a moler.

Cuidado con las muelas. Al ser piezas de cerámica se pueden partir si se golpean o con los cambios bruscos de temperatura. Si lo lavas con agua muy caliente, no lo aclares luego con agua muy fría.

 

Y hasta aquí llegamos hoy. Escribeme un comentario y me cuentas si te ha resultado interesante. Y suscríbete para estar al corriente de las novedades.

 

Abrazos de Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

 

 

 

 

 

 

 

Cómo cuidar las sartenes antiadherentes

Cuidar las sartenes antiadherentes es muy sencillo. Siguiendo unas pocas pautas básicas sin salirse de ellas nos durarán mucho tiempo en buenas condiciones.

cómo cuidar las sartenes antiadherentes

Pautas básicas

  • lo primero y más básico, es leer las instrucciones del fabricante. Poca gente lo hace, pero el que mejor conoce su producto es el que lo fabrica, y a él es al que en un momento dado podemos reclamar la garantía si se estropean antes de tiempo, pero claro, primero tenemos que leer sus instrucciones de uso para saber cómo cuidar las sartenes que fabrican.



  • Hay que seguir las instrucciones de lavado. Hay sartenes que prohíben el uso del lavaplatos y obligan a ser lavadas siempre a mano. Otras marcas, en cambio, en la etiqueta avisan de que se pueden lavar a máquina. Yo por ejemplo nunca compro sartenes que no se puedan meter en el lavavajillas… y muy pocas veces las lavo a mano. Habiendo máquinas que nos hagan el trabajo, prefiero dedicar mi tiempo a otra cosa que a fregar sartenes sucias.

Antes del primer uso. Curar la sartén.

Lo primero que hay que saber, es que este tipo de sartenes no hace falta curarlas antes del primer uso como las de hierro. El recubrimiento es ya de por sí antiadherente. Por ello, cualquier curado clásico que podamos hacer, no protegerá ni aumentará estas propiedades y la sal, lejos de ayudar, lo más probable es que lo arañe y la estropee.

Sin embargo antes del primer uso, si conviene seguir los siguientes pasos:

  • Hay que lavar la sartén con agua caliente y jabón, con una esponja suave.
  • Se seca bien con un paño suave o una servilleta de papel
  • Calentar la sartén durante unos segundos
  •  Una vez templada, se aplica una capa fina de aceite de cocina por todo el interior de la sartén y se retira con un paño o un papel de cocina.
  • Este último paso hay que hacerlo de forma periódica para mantener el antiadherente en perfectas condiciones

 

Cómo cuidar las sartenes antiadherentes

  • Nunca poner a calentar la sartén estando vacía y evitar los excesos de temperatura que podría alcanzar si se pone a fuego fuerte.
  • Usar siempre las temperaturas mínimas según la receta. Preferentemente los fuego flojo, medio y medio-fuerte y dejar el más potente sólo para reducir líquidos.
  • No dejar una sartén vacía sobre una placa caliente, aunque esté apagada.
  • Hay que dejar que se enfríe sola, sin ponerla en agua para que se enfríe más rápido. Provocar estas diferencias bruscas de temperatura deforma el fondo difusor y estropea el antiadherente. El “truco” de pasar un hielo por la sartén caliente recién apartada del fuego, para lo único que sirve, es para arriesgarse a estropearla.
  • Por supuesto, NUNCA emplear utensilios metálicos para remover los alimentos que se están cocinando. NUNCA usar tenedores o cuchillos para cortar directamente nada en la sartén.
  • Emplear utensilios de madera, de fibra o de silicona que no arañen la superficie.

Qué hacer cuando empiecen a pegarse o se estropee el antiadherente

Si a pesar de todos nuestros esfuerzos por cuidar las sartenes antiadherentes éstas empiezan a pegarse, eso ya tiene mala solución.

Si es por desgaste del recubrimiento hay que aplicar una capa fina de aceite antes de ponerla a calentar. Hay que esperar a que esté caliente antes de poner la comida para que no se pegue.

Si es el antiadherente arañado o saltado habrá que descartar la sartén directamente.

El truco de recuperar la adherencia cubriendo la sartén con sal y recalentando, como dije un poco más arriba, en estos materiales no funciona. No es aconsejable en sartenes antiadherentes porque la misma sal puede arañar el recubrimiento y el calentamiento excesivo en seco, acabará de estropearlo.
Y eso es todo. Siguiendo estos consejos básicos estoy segura de que cuidar las sartenes antiadherentes te resultará mucho más sencillo.

¿Tienes alguna duda? Déjamela en un comentario.

Si te ha gustado la entrada, puedes suscribirte al blog y te avisaré de las próximas entradas.

Abrazos de Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,67 sobre 5)
Cargando…

Cómo limpiar la pantalla LED, LCD o Plasma

En esta ocasión os explico cómo limpiar la pantalla LED, LCD o Plasma, tan habituales en casi cualquier tipo de dispositivo: tv, portátil, móvil, tablet, smartwatch… Este consejo sirve tanto para pantallas táctiles como las que no lo son.

Limpiar pantalla led, lcd, plasma

Para limpiar la pantalla led, lcd o plasma no se puede utilizar cualquier producto. Son superficies delicadas que requieren cuidados específicos si queremos disfrutar mucho tiempo de la calidad de imagen que nos ofrecen.



¿Por que requieren un cuidado especial?

Al contrario que los televisores antiguos, las pantallas planas de led o plasma no son de cristal. Además de llevar una serie de filtros para evitar los brillos, una limpieza descuidada o demasiado enérgica (presión excesiva o rápida) podría estropearlas dando lugar a que aparezcan puntos negros (los tan molestos “píxeles muertos”) o sombras en la imagen.

¿Cómo limpiar la pantalla led, lcd o de plasma?

Lo primero que hay que hacer para mantenerlas como el primer día, es procurar tocarlas con las manos lo menos posible, de éste modo únicamente habrá que quitarles el polvo pasando suavemente un paño seco y que no suelte pelusa.

  • Importante:
Para quitar el polvo no sirven los plumeros o las gamuzas desechables, porque acumulan electricidad estática y puede estropear los circuitos internos. Lo mejor para limpiar pantallas planas es emplear un paño de algodón muy suave o uno de microfibra especial para limpiar pantallas y lentes. Debe estar siempre muy limpio y sólo lo usaremos para esto.
  • Las marcas de dedos se quitan de la siguiente manera:
  1. Lo primero es limpiar la pantalla de polvo como explico en el punto anterior.
  2. Una vez hecho esto, se humedece ligeramente el paño con un par de pulverizaciones de líquido especial para limpiar pantallas y se limpia con eso (pincha este enlace para ver uno de ejemplo). Sin frotar fuerte, con movimientos suaves en círculo. Si no sale a la primera se repite las veces que haga falta con el paño humedecido (normalmente hay que dar dos o tres pasadas)
  3. Nunca pulverizar directamente la pantalla porque aparte de que la humedad puede colarse por alguna rendija y estropear el aparato. Si se secan las gotitas directamente en la superficie pueden salir manchas muy complicadas de quitar después.

El paño por supuesto no debe gotear. Si no tenemos líquido específico para limpiar pantallas podemos hacer un apaño casero. Humedece el paño con agua destilada, escurre muy bien para que no gotee y limpia con suavidad.

¿Podemos usar algún producto químico?

El único producto químico que podemos usar para limpiar pantallas (aparte del limpiador específico), es el alcohol isopropílico. Es un tipo de alcohol que cuando se evapora se seca sin dejar ningún tipo de humedad ni residuos en las piezas. Por supuesto que si lo usas tiene que ser puro, pulverizado sobre el paño. No se diluye con agua ni con ningún otro producto. Para comprarlo lo más sencillo es ir a una droguería de las de toda la vida o pedirlo por internet, por ejemplo aquí. El precio es muy variable según el comercio y hay que revisar la etiqueta para comprobar que sea alcohol isopropílico y no otro producto que no sea lo que necesitamos.


Sólo me queda recalcar una cosa: Para limpiar la pantalla led u otra pantalla de este tipo NUNCA se debe utilizar limpiacristales normales. Nada de disolventes, amoniaco o vinagre... Tampoco sirven los limpiadores de muebles de madera ni los multiusos. Cualquiera de estos productos podría estropear los filtros antireflejo de nuestra pantalla.

Y esto es todo. Espero que te sirva el consejo de hoy.

Si te quedó alguna duda o quieres contarme tu opinión o explicarme cómo lo haces tú, déjame un comentario.

Si te gustó la entrada, ¡¡suscríbete al blog para no perderte las novedades!! <3

Un abrazo.

Pepa Tabero.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,83 sobre 5)
Cargando…
Libro

¡Estrenando blog!

¿Cómo estáis? Yo reconozco que la mar de emocionada porque ¡tenemos nuevo blog!.
El otro blog estaba el pobre medio abandonado, y se me ha ocurrido que ya que estamos aprendiendo cosas nuevas, pues oye, migramos de plataforma, arreglamos un poco la imagen y así avanzamos un paso más. ¿Qué os parece? ¿Os gusta?

                                                       
De modo que aquí estoy, después del trabajo de migrar contenidos desde el blog antiguo y preparar el diseño del nuevo, presentándoos la que a partir de ahora será la página definitiva en la que iré volcando todos los trucos, consejos, recetas… que respondan a las consultas que nos vayan surgiendo, para no perder el tiempo rebuscando y preguntando por temas recurrentes. De este modo, las respuestas serán muy sencillas de localizar. 

He procurado no dejarme nada atrás, y además de las entradas que ya había, los comentarios, los documentos de los archivos con las planillas imprimibles descargables por supuesto están también incluidas.

Me he encontrado un escollo, y es que las suscripciones del blog antiguo no he sido capaz de migrarlas al nuevo, así que como esto es empezar otra vez de cero, me disculpo con las que estabais ya suscritas, porque lo vais a tener que hacer de nuevo, y

os pido a todas que os apuntéis para estar al tanto de las novedades y las entradillas que vaya redactando.

Os prometo que haré todo lo posible para dar respuesta a todas las cuestiones que surjan, de modo que acabemos siendo un punto de referencia en el mundo del hogar y las tareas domésticas.

Espero que os apuntéis y vuestros comentarios.

Por supuesto, esto está empezando y tal vez tengáis ideas de mejora. Espero que si detectáis algún fallo aquí, o se os ocurre el modo de mejorar algo, me lo digáis sin dudarlo un momento, para poder solucionar todo lo que haga falta, lo antes posible.

Un abrazo de Pepa Tabero.

Mi opinión sobre la olla programable GM

Últimamente en el grupo está surgiendo el tema de forma recurrente entre algunas chicas que tienen ganas de tener una olla programable GM, pero no saben demasiado bien qué comprar. Como yo tengo una olla de esta marca, voy a explicar un poco lo que sé y lo que le he ido viendo a lo largo de estos meses que hace que la tengo.

Olla programable GM
Modelo Alfa y accesorios.





FUNCIONAMENTO DE LA OLLA:

Consta de una cacerola extraible: la “cubeta”, donde ponemos los ingredientes que vamos a cocinar. Colocamos la cubeta dentro de la carcasa y enchufamos. Se pone la tapa, se cierra, se programa para que la olla sepa lo que queremos que haga y la hora a la que vamos a comer… y voilá, la comida queda preparada para la hora que le hayamos indicado.

Lo mejor de todo, es que realmente es así de fácil. Todas estas ollas programables GM funcionan del mismo modo. Sólo nos tenemos que decidir entre  los distintos modelos de la marca para escoger la que más se nos adapte al presupuesto que tengamos en mente.

HABLEMOS DE LA PROMOCIÓN QUE EN OCASIONES APARECE EN PRENSA:

Por lo que he visto en los folletos, se trata de un modelo nuevo del 2014 al que han llamado “Alfa”, con dos capacidades especiales de cubeta, a escoger entre 4 y 5 litros de capacidad, siendo la de 5 litros un poquito más cara que la de 4.

Algo importante que hay que saber de esta olla , es que NO tiene presión, por lo que guisar con ella es como guisar en una cazuela normal, con la diferencia eso sí, de que ésta es programable y que se enchufa, lo que ya de por sí es muy cómodo, pero sin olvidar que necesita su tiempo para realizar los guisos.

Otra cosa a tener en cuenta, es el tema de la capacidad: El que sea mas pequeña que los modelos estándar de la marca (de 6 y 10 litros) puede implicar ciertas dificultades a la hora de buscar recambios de la cubeta si empezara a pegarse, o se nos cae y se abolla y hubiera que sustituirla, p.e. Y no le sirven las cubetas de recubrimiento de cerámica antiadherente que tan buen resultado están dando últimamente.

Según las características que aparecen en el folleto, el precio yo tengo claro que debería ser sensiblemente más barato que cualquiera de los modelos de olla GM que están ahora mismo en el mercado, pero la cuestión es que he calculado el importe final y sumando el precio de los periódicos que necesitáremos comprar para conseguir los cupones, al total de lo que hay que pagar a la entrega, resulta que la oferta nos sale por unos (para mí) sorprendentes 50€ (redondeados, porque la de 4 litros no llega por muy poco, y la de 5 litros se pasa por poco también).
En mi opinión de compradora, para pretender ser una oferta tan promocionada, se han pasado un poco con el precio, porque prácticamente por eso mismo, encuentras ollas GM estupendas, de 6 litros con presión. Modelos antiguos, si, pero con mejores características técnicas, y cubetas normales de 6 litros fáciles de encontrar y que si se nos antoja podemos sustituir por las de cerámica.




Para no hacer esta entrada demasiado larga, voy a hablar de mi olla GM, modelo E en otro post en el que explico por qué me decidí por este  modelo en particular, y dónde la encontré con el mejor servicio.
Podéis leerlo aquí.
Espero que este pequeño apunte os haya resultado interesante y espero vuestros comentarios.
Un abrazo de Pepa Tabero.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, media: 4,10 sobre 5)
Cargando…