Consejos para organizar y planificar un viaje de vacaciones

Pues ahora que se acerca el verano, es hora de ir planificando las vacaciones. Para todos aquellos que tengáis en mente realizar un viaje os voy a contar estos consejos para organizar y planificar un viaje, o más bien cómo los planifico y organizo yo. Controlarás cada detalle del viaje y evitarán olvidos que te lo compliquen.

como organizar y planificar un viaje

Organizar y planificar un viaje de vacaciones

Pues lo primero que tendremos que hacer, si no lo tenemos claro aún, es decidir el medio de transporte en el que haremos nuestro viaje.

¿Avión o coche?

Pues es una buena pregunta, y dependerá del destino y del número de pasajeros.

Sé que hay otros medios, como el tren, el autobús, pero os pongo los 2 más habituales. Para saber qué te merece más la pena económicamente tienes que hacer los cálculos del viaje en ambos medios y tendrás que decidir.

  • En distancias cortas no me cabe la menor duda de que lo más rentable es el coche.
  • En distancias medias, dentro de la península, si sois uno o dos, quizá compense coger el avión o el AVE y ahorrar tiempo. Dependerá del precio al que consigáis los billetes.
  • En distancias largas, mi opinión es que es más rentable el avión, siempre y cuando consigáis vuelos a precios razonables. Lo ideal es calcular cuánto costará el viaje en coche: calculad los kilómetros a realizar en coche, cuántos depósitos de gasolina vayáis a consumir entre ida y vuelta, sumad también los peajes que os encontraréis por el camino, las noches de hotel en ruta y las comidas. Realizado el cálculo, evaluad si os compensa una cosa o la otra. Al viaje en avión añádele también los gastos de traslado desde al aeropuerto. Dependiendo de la distancia del aeropuerto y del país al que viajes, trasladarse desde el aeropuerto a la ciudad puede salirte más caro que el propio billete de avión.




Si vas en avión, lo primero es buscar un vuelo.

Busca el vuelo con antelación. ¿Pero cómo y dónde hacerlo de forma que me salga más barato? Sabemos de antemano que cuanto más cerca esté el viaje, los billetes te saldrán a buen seguro más caro. Hay veces que se encuentran billetes de última hora a un precio muy atractivo, pero lo cierto es que rara vez coincidirá con el destino al que quieres ir.

Yo antes siempre buscaba vuelos directamente en las webs de las compañías más conocidas: iberia, vueling, ryanair… pero lo cierto es que si haces esto, estás limitándote mucho los destinos y puedes perderte ofertas de otras compañías.

como organizar y planificar un viaje

Existen webs donde eliges ciudad de origen y de destino y te da todas los vuelos posibles combinando entre distintas compañías, algunas que incluso no habrás escuchado en la vida por no ser habituales en España. Antes utilizaba Skyscanner, pero desde que descubrí Kiwi (anteriormente conocida como Skypicker), ya no cambio.

Las ventajas de Kiwi sobre cualquier otra, es que su buscador rastrea entre muchísimas compañías, y da más resultados que sus competidoras. Una cosa que me encanta de esta web es lo flexible que llegan a ser las búsquedas:

  • Puedes elegir aeropuertos concretos, o aeropuertos que se encuentren en un radio próximo.
  • Puedes elegir fechas de salida y llegada concretas, o un rango de fechas.

Este tipo de búsquedas vienen bien porque de un vistazo puedes ver las combinaciones de vuelos más baratas, en las fechas más baratas y considerando los aeropuertos más cercanos a tu origen y destino.

También te da la opción de elegir si quieres buscar vuelos con escalas o sin ellas, el número máximo de escalas que estás dispuesto a hacer, e incluso la duración máxima de las escalas.

Puedes incluso gestionar la compra de los billetes con ellos, por el mismo precio, y en muchas ocasiones con unas condiciones más favorables que si compras los billetes en la propia compañía aérea. La compra de los billetes a través de kiwi.com tiene 2 inconvenientes:

  1. Aunque tienen un servicio telefónico en español, es muy limitado, y es más que probable que si te surge un problema tengas que solucionarlo en inglés. A mi me ha pasado.
  2. Son ellos quienes gestionan las tarjetas de embarque con la compañía y te las envían por email cuando las tienen. Por una parte es muy cómodo, pero de esta forma no puedes elegir asientos, salvo que pagues un extra. Esto es muy importante si vais un grupo y especialmente si viajáis con niños, puesto que os pueden asignar asientos separados en el avión.

Importante que antes de comprar el billete reviséis el equipaje permitido por cada compañía. Otro día haré una entrada específica sobre esto y en la que también os explicaré cómo organizar las maletas.




Si viajas por carretera

En ese caso la organización del traslado es más sencilla que si viajas en avión, aunque siempre hay que tener en cuenta algunas cosas:

  • Revisa en google maps el itinerario y duración del viaje.
  • Mira si hay peajes en la ruta y haz los cálculos para llevar el dinero.
  • Si vas a salir de España, infórmate antes de como funcionan los peajes por los países que vayas a pasar. Los sistemas de peaje son muy variopintos dentro de la UE, y no siempre te encontrarás un puesto de peaje como en España donde poder pagar.
  • Si el viaje es largo, planifica el itinerario de cada día, donde harás noche, dónde y cómo comerás y si te interesa visitar alguna ciudad próxima a la ruta.
  • Si sales de España con tu coche,
    • Dentro de la UE es importante que lleves la tarjeta verde de tu seguro y no olvides el carnet de conducir.
    • Fuera de la UE, consulta con tu compañía de seguros. Además tendrás que sacarte el carnet internacional de conducir. Puedes informarte en la Dirección General de Tráfico.
  • Y por último, haz la revisión al coche antes de la salida para asegurar que el vehículo está en perfectas condiciones. No dejes esto para el último día porque te puedes encontrar alguna sorpresa que requiera que el coche se quede varios días en el taller.

Alojamiento

Bien, ya tenemos el avión o el viaje en coche planificado. Lo siguiente es ver dónde nos vamos a alojar.

Hace unos años íbamos mucho de camping, pero lo cierto es que desde que somos familia numerosa y los niños ya algo mayores, ir de camping ya no nos sale tan rentable. Ni por precio ni por las comodidades.

como organizar y planificar un viaje

Si sois entre 1 y 3, y tenéis pensado dormir en un hotel, la web indiscutible para reservar habitaciones de hotel es Booking. Es la que siempre uso para buscar hoteles e incluso hacer las reservas. Tienes una gran variedad de hoteles que en muchos casos te permiten reservar y cancelar sin gastos hasta unos días antes de la reserva. En la propia web te indican las condiciones de la reserva.

Yo lo que hago es que busco en Booking, y una vez que tengo claro el hotel y las fechas busco en la propia web del hotel, o incluso llamo. En ocasiones te ofrecen algún descuento sobre el precio de Booking, o te dan algún extra, como el desayuno.

Si sois más de 3, casi seguro que tendréis que buscar más de 1 habitación y el precio por noche se te disparará. Es lo que nos ocurre a nosotros por ser familia numerosa, y como alternativa al hotel está el alquiler de un apartamento en Airbnb. Se trata de una web donde particulares ponen en alquiler un apartamento o habitación, en casi cualquier lugar del mundo. Eliges las fechas y el lugar, y enseguida te salen los apartamentos disponibles con sus precios.

¿Pero tratándose de particulares me puedo fiar? ¿Y si es un timo? Lo bueno de Airbnb es que tiene un sistema de puntuaciones por el que la gente valora sus estancias en los apartamentos, y puedes conocer las experiencias de las personas que han estado previamente en el apartamento. Así podrás saber si es un sitio limpio, si está bien ubicado, las facilidades que te da el casero, y si cumple o no con lo prometido. Si quieres ir sobre seguro, alquila solo apartamentos con opiniones favorables, cuantas más mejor.

Hay otro sitio parecido para alquilar apartamentos, HomeAway. Podéis usarlo si no encontráis lo que os gusta en Airbnb, aunque tiene menos apartamentos.

Si viajáis dentro de España, a veces he utilizado la web Niumba para alquilar apartamentos. Es del estilo Airbnb.y también es muy recomendable.

Y por último, y para los más aventureros, está Couchsurfing (algo así como surfeadores del sofá), donde hay miles de personas de todo el mundo que te ofrecen de forma gratuita un lugar en su casa para dormir. En realidad es una web de intercambio donde tú ofreces tu casa para albergar a quien lo solicite y otros te la ofrecen a ti. El intercambio no tiene por qué ser recíproco, es decir, no tienes por qué ir a la casa de alguien que luego irá a la tuya. De hecho conozco a personas que lo han usado y nunca ha ido nadie a su casa. Todas las personas participantes son evaluadas por otros usuarios, tanto como anfitrión (si alguien ha ido a tu casa) o como huésped (si has ido a casa de alguien). Este sistema de opinión sirve al resto para saber qué personas son de fiar y quienes no. El funcionamiento es muy sencillo: buscas un sitio donde quedarte y envías una solicitud. El anfitrión puede aceptar o rechazar tu solicitud, dependiendo de la disponibilidad y de lo que vea en tu perfil. Yo personalmente nunca lo he usado, pero si conozco a personas más jóvenes que lo han hecho. En ocasiones el anfitrión se vuelca tanto que incluso hace de guía turístico.




¿Qué hacer, qué ver y dónde comer?

Desplazamientos

Una vez llegado a nuestro destino, tendremos que desplazarnos dentro de la ciudad. Lo mejor siempre es el transporte público: metro, tranvía, autobús… Pero, ¿sabes cómo funciona el transporte público en esa ciudad? ¿Qué modalidades de billetes existen? En ocasiones pensamos que allá donde vayamos será todo igual que en nuestra ciudad, pero lo cierto es que no será así. Una vez allí podemos vernos delante de una máquina expendedora donde no será fácil comprar un ticket entre 20 modalidades diferentes y en un idioma que probablemente no conozcamos. Es probable que acabemos comprando lo que no es, y además gastando dinero de más.

En ocasiones no sabremos dónde comprar los billetes y entraremos en el medio de transporte pensando que se compran dentro, cuando puede no ser así. Si te pilla un revisor, es probable que no te sirva la excusa del desconocimiento para ahorrarte la multa.

Lo mejor para ahorrarte un mal trago es investigar antes de salir de viaje. Solo tienes que buscar en internet información sobre la empresa que gestione el transporte público en la ciudad a la que vayas y podrás ver las distintas modalidades de billetes. Casi siempre encontrarás un billete para viajar durante 24 o 48h para turistas, billetes de precio reducido para niños, o incluso billetes familiares o de grupos que llevan unos descuentos muy buenos. Mejor llevar las ideas claras, saber dónde se compran los billetes y no improvisar in situ. Seguro que gastarás menos dinero y te ahorrarás algún disgusto. En la web incluso podrás obtener un mapa de la red de transporte e imprimirla.

Si vas a visitar otras ciudades cercanas, infórmate antes de salir si es mejor y más barato desplazarte en bus, en tren o alquilando un coche.

¿Qué visitar?

Pues para planificar lo que vamos a visitar hacemos varias cosas:

  • Visitar la web de turismo de la ciudad. Te dará un visión general de las atracciones y monumentos turísticos más importantes.
  • Utilizar la web (que también tiene aplicación para el móvil) más importante para viajeros, TripAdvisor. En esta web puedes encontrar casi todo lo que necesitas para planificar un viaje, lugares que visitar, dónde comer, hoteles donde alojarte. Lo bueno de TripAdvisor es que tiene miles de opiniones de sus usuarios y sirven para clasificar los lugares más importantes que visitar, los mejores restaurantes según precio, los mejores hoteles… La aplicación móvil incluso te da la opción de planificar el viaje eligiendo los sitios que quieres visitar. Es una aplicación esencial.
  • Visitar el foro Los Viajeros. Es un foro de viajes con más de 300.000 miembros, con información organizada por países, zonas y ciudades. Puedes encontrar recomendaciones y consejos de casi cualquier lugar del mundo. Lo mejor es que cualquier duda que tengas podrás preguntarla y a buen seguro que alguien te responderá.

 

Dónde comer

Pues esto sí que nos gusta llevarlo planificado. Mucha gente improvisa las comidas, pero lo cierto es que improvisando lo que se consigue es acabar en restaurantes turísticos que darán un buen bocado en tu cartera. Las comidas suele ser donde más dinero se nos irá en el viaje si no las planificamos. Además, puede suponer una pérdida de tiempo considerable buscar dónde comer si no lo llevamos claro.

como organizar y planificar un viaje

Opciones:

  • Si vamos a un apartamento en Airbnb, procuramos que tenga cocina. Nos permitirá hacer alguna comida en el apartamento, además de guardar alimentos para preparar comida o bocadillos que llevarnos a alguna excursión. Hay ocasiones en la que vas con prisas y parar a comer en un restaurante te puede venir francamente mal.
  • Si vamos a comer en un restaurante, en TripAdvisor tienes infinidad de sitios con opiniones que te ayudarán a decidir. Lo bueno es que descubrirás lugares poco turísticos y con precios mucho más asequibles.
  • Otra aplicación fantastica para buscar un lugar donde comer es Foursquare, donde también puedes encontrar los mejores lugares para comer en una zona determinada con opiniones de otros usuarios. A mi me gustan ambas aplicaciones y para organizar las comidas utilizo indistintamente una u otra.
  • Existe más aplicaciones de este tipo y también muy conocidas, como Yelp, si bien yo uso las 2 anteriores.
  • Tanto Foursquare como Yelp tienes otras muchas funciones interesantes, como lugares turísticos, atracciones locales…
  • Luego están los lugares clásicos de comida rápida, donde podrás solucionar también alguna comida.




Seguro médico

Si estás bajo el regimen de Seguridad Social y viajas fuera de España, debes sacarte la Tarjeta Sanitaria Europea. La tarjeta acredita el derecho a ser tratado en los centros sanitarios públicos en igualdad de condiciones con los ciudadanos del país que se visita. La tarjeta es válida en todos los países de la UE y en el resto de países del Espacio Económico Europeo (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y en Suiza. No sirve fuera de estos países.

La tarjeta hay que solicitarla en la Seguridad Social antes del viaje y es totalmente gratuita. Te la envían por correo y puede tardar un par de semanas, por lo que debéis gestionarla con antelación al viaje.

La TSE no certifica automáticamente que la atención médica sea gratuita, pues en algunos países de la UE se deben pagar las consultas inclusive en la sanidad pública, lo que exigiría al titular pagar esos gastos. La Tarjeta garantiza el reembolso de dichos gastos una vez vuelvas a España.

Si lo que tienes es un seguro privado, infórmate en tu compañía aseguradora antes del viaje si te ofrece cobertura fuera de España.

Documentación

Si vamos a salir de España, es muy importante revisar con suficiente antelación la documentación que necesitaremos para viajar. Si vamos fuera de España:

  • Dentro de la UE necesitaréis siempre el DNI en vigor o el pasaporte. Si te va a caducar estando de viaje, recordad renovarlo con antelación pidiendo cita previa. Aunque dentro de la Unión Europea basta con llevar uno de los dos documentos, no está de más llevar ambos como medio de identificación alternativo en caso de pérdida de uno de ellos.
  • Todos los niños deben llevar su documentación, DNI o pasaporte. Aunque en España no es obligatorio para menores de 14 años, sí que lo es si van a viajar fuera. El libro de familia NO sirve como documentación para viajar con niños.
  • Si viajan los niños solos o con uno de los 2 padres, es necesaria la autorización de los progenitores que no viajen.
  • Si vais con algún estudiante que ya no sea niño, es conveniente que lleve el carnet de estudiante internacional (ISIC), ya que podrá conseguir importantes descuentos en transportes y museos.
  • Llévate el carnet de conducir si vas a conducir dentro de la UE. Si lo harás fuera de ella debes obtener el carnet internacional de conducir.
  • Si viajáis fuera de la UE, vais a necesitar el pasaporte. Además es necesario que os informéis previamente de qué documentación es necesaria llevar al país de destino. En algunos es necesario obtener visado o incluso vacunarse previamente de ciertas enfermedades. No cometas tonterías cuando estés fuera de España. Dependiendo del país algunas leyes pueden ser muy restrictivas y te puedes meter en un lío.
  • Puedes encontrar mucha información y recomendaciones en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores.

 

Cambio de divisa

Si viajas por España o por la zona Euro dentro de la UE obviamente no tendrás que hacer cambio de moneda.

¿Pero qué ocurre si vas a un país dónde tiene otra moneda? Incluso dentro de la UE hay países que mantienen su moneda y necesitaremos hacer cambio de moneda.

como organizar y planificar un viaje

Opciones que he usado:

  • Cambiar la moneda en España. Hace mucho que ya no lo hago. No merece la pena. Te van a cobrar comisión igual que en el país al que vayas. Aunque si necesitas dinero desde el momento que aterrices y no vas a poder cambiar, es quizá la única opción que te queda. Es probable que cuando vayáis a la sucursal a cambiar no tengan disponibilidad de la divisa que necesitéis, y tengáis que volver otro día. Tened esto en cuenta para hacerlo con antelación.
  • Cambiar una vez llegues al país en una oficina de cambio de moneda. Esta opción sí que la he usado muy a menudo pero hay que tener en cuenta varias cosas:
    • Infórmate bien de a cuanto está el cambio antes de salir de España. Hay oficinas de cambio que te cobran una comisión y otras que dicen que no pero te dan un cambio muy poco favorable. Debes tener claro a cuánto está el cambio para que no te timen. En el foro El Viajero he encontrado recomendaciones de personas que indicaban cuáles eran los lugares más favorables donde cambiar.
    • Puede ocurrir que te bajes del avión y necesites usar dinero (para coger el autobús por ejemplo). En ese caso te verás obligado a cambiar en el mismo aeropuerto (si hay una oficina de cambio abierta) y no suelen ser las que mejores condiciones ofrecen.
  • La tercera opción es que una vez lleguéis saquéis dinero en un cajero con tu tarjeta española. Últimamente es la que suelo hacer. Debéis consultar con vuestro banco las comisiones por sacar dinero de un cajero y por pagar con la tarjeta de crédito o débito en una tienda. En mi caso me ofrecen unas condiciones muy favorables y las comisiones suelen ser menores que las de cualquier oficina de cambio. De hecho, puedo pagar con la Visa sin comisión, y la conversión que me hacen a Euro es la oficial, por lo que no me cobran comisión alguna.




El móvil, es un instrumento muy útil para viajar

El móvil es nuestro gran aliado en nuestros viajes, tanto dentro como fuera de España. Nos permite buscar información desde cualquier lugar y podremos solucionar cualquier imprevisto.

Si sales fuera de España, contacta con tu operador de telefonía y contrata algún bono de datos (Roaming) para estar conectado en todo momento. Ya la mayoría de operadores te ofrecen bonos de 1€ al día con el que podrás navegar por internet y llamar a España. Desde junio de 2017 ya no existe Roaming dentro de la Unión Europea, por lo que podrás usar tu móvil (llamadas y datos) en cualquier país de la UE sin un coste extra para ti.

Aplicaciones esenciales:

  • Google translator. Si tienes problemas con el idioma esta aplicación te sacará de algún apuro. Ademas de las funciones básicas de traducción escrita, tiene otras muchas muy interesantes (solo disponibles en algunos idiomas):
    • Puedes hacer una foto a un cartel y te lo traducirá online. Por ejemplo un menú de comida.
    • Puedes intentar mantener una conversación con otra persona y la aplicación hará de traductor simultáneo. Esta función no está disponible para todos los idiomas.
  • Google maps. Tanto si vas a conducir como si no necesitarás Google Maps para no perderte. El ir con el mapa en la mano se ha acabado para siempre. En determinadas ciudades te indica incluso las paradas del transporte público y la ruta que llevan.
  • TripAdvisor, Foursquare, Yelp. Ya las he explicado más arriba. Son básicas para poder elegir adónde ir y dónde comer.
  • Booking, AirBnB, Ryanair… si tienes reservas de hotel en Booking, apartamento en AirBnB, billetes de avión de Ryanair o de cualquier otra compañía, casi todas tienen su aplicación móvil en la que tendrás los datos de tu reserva y billetes.

 

Y con esto terminan mis consejos para organizar y planificar un viaje. Espero que algunos de estos consejos os sirvan de utilidad.

Si en verano te vas a ir a la playa y tienes niños, quizá te interese las entradas Ir a la playa con niños y Precauciones con los niños en la playa.

Déjame un comentario si quieres darme algún otro consejo de viaje o decirme cómo os organizáis vosotros.

Recordad que podéis suscribíos al blog y no os perderéis ninguna novedad. También podéis suscribiros a mi canal de YouTube.

Un saludo, Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,33 sobre 5)
Cargando…

Organizar y planificar las comidas para ahorrar tiempo y comer sano

Con los horarios que tenemos y las prisas, a todos nos viene bien una ayuda a la hora de organizar y planificar las comidas. Para conseguir ahorrar tiempo, comer sano y no sucumbir a la rapidez de las comidas precocinadas industriales.

La entrada de hoy del blog es especial. Hoy contamos con la colaboración de María Coronilla, que nos va a explicar cómo se organiza ella. Os dejo con la entrada:

Buenos días, y ante todo mil gracias a Pepa por la confianza depositada en mí.

Soy madre de familia numerosa, trabajadora y apenas tengo  tiempo durante la semana para preparar la comida. La necesidad agudiza el ingenio, por eso quiero compartir mis trucos para salvar las comidas del día a día.



Organizar y planificar las comidas

  • Utilizo mucho el congelador, por lo que es importante recordar que lo que se congela en un alimento es el agua y que tenemos que desengrasar al máximo para evitar que se enrancie la grasa y nos estropee el sabor esperado.
  • Una cosa que nunca debe faltar en casa son las legumbres ya remojadas (excepto las lentejas, que no necesitan remojo). Cuando pongo a remojo los garbanzos, pongo en agua todo el paquete, aunque no vaya a utilizarlos todos de momento. Una vez remojados, se escurren y se ponen en una bolsa en el congelador. Si se apelotonan no hay problema. Se soluciona con algo tan sencillo como dejar caer la bolsa contra la mesa y ya podremos añadir la cantidad que necesitemos directamente a la olla.
  • Siempre tengo cebolla, ajo, puerros, pimientos,etc, cortados y picados, para poder ahorrar tiempo en un momento de apuro.
  • La carne picada preparada en una boloñesa o congelada simplemente con salsa de tomate, congelada y lista para añadir a la pasta cocida, el resultado es muy bueno y rápido de preparar.
  • Un plato que también admite muy bien la congelación son las albóndigas, siempre y cuando las congeles directamente con salsa o las congeles una vez fritas y la salsa se congela aparte.

 

Hay que cocinar más cantidad y congelar

  • Las croquetas las preparo en mucha cantidad. Las congelo por tandas, colocadas sobre un plato o una bandeja pero separadas unas de otras para que no se peguen entre ellas. Deben estar ya empanadas y preparadas para freír (como las que se compran congeladas). Una vez congeladas las pongo en una bolsa y así quedan ideales para simplemente freír las que necesite. Se fríen tal cual, sin descongelar previamente.
  • Los Buñuelos de pescado, se preparan y se congelan igual que las croquetas: en un plato o bandeja listos para freír.
  • Cuando preparo paella o arroz casero, el sofrito lo hago primero y en más cantidad de la necesaria. El que no utilizo en el momento, lo concentro y congelo en porciones. De este modo lo tengo listo para añadir únicamente agua y arroz. Queda ideal de este modo para arroz con pollo, con calamares, con sepia…



  • Los guisos de carne se preparan con antelación con el mismo sistema anterior: preparo más cantidad del sofrito, añado la carne y preparo el guiso. Luego concentro mucho la salsa para que ocupe menos espacio en el congelador (el mío es muy pequeño).  Así luego, simplemente hay que añadir más líquido y unas patatas.
  • Cuando hago empanada de atún preparo siempre el doble. La masa se puede congelar si la receta que usemos lleva levadura. El relleno lo congelo en un tupper para rellenar otra. Otras veces lo cogelo en porciones para hacer pasta con aún y tomate, unas empanadillas, o lo que más nos apetezca. Hay que tener en cuenta que el huevo cocido no admite bien la congelación (su textura varía). Yo los huevos cocidos se los añado al relleno antes de hornear. Nunca los congelo.

Aprovechar los restos

  • Cuando hago pollo y otra carne guisada, y me sobra, hago lo siguiente. Preparo un sofrito con cebolla y la verdura que tenga por el frigorífico y le añado el pollo desmenuzado. Una vez rehogado, añado un poco de líquido. Eso le otorga al pollo jugosidad y hace que congele mucho mejor. Así no queda reseco al descongelar. Cuando lo voy a usar le doy un golpe de calor rápido. De este modo recupera el líquido perdido. Queda ideal para rellenar canelones o acompañar alguna pasta.

Caldos concentrados

  • Con los huesos de jamón (perdonad, tengo la suerte de vivir en Salamanca, y una buena paleta…), hago caldo de jamón. Pongo los huesos en la olla rápida cubiertos de agua y una vez bien concentrado el caldo, al congelador en la cubitera, y luego a la bolsa de congelados. Por supuesto, no olvidar etiquetar de qué son los cubitos y la fecha.
  • Cuando hago caldeirada de pescado siempre reservo el fumet y como muchas veces suelo tener mejillones, gambas u otro marisco, lo aprovecho. Añado las verduras y lo cuezo, luego lo cuelo y lo concentro. Por último, lo congelo en una cubitera. Para que ocupe menos sitio paso los cubitos a una bolsa de congelados y ya tengo mis pastillas de caldo de pescado.




Reglas de oro a la hora de congelar y descongelar:

  • Hay que envolverlo todo bien y utilizar recipientes herméticos. Así se evitan las quemaduras por frío.
  • Las bacterias no se mueren durante la congelación. Hay que extremar las medidas higiénicas antes, durante y después de manipular los alimentos.
  • Lo que se congela de los alimentos es el agua que contienen. Esto significa que lo que se descongela, es también el agua.
  • Tira siempre los líquidos que suelten los alimentos crudos que no has cocinado previamente.
  • Cuando congeles alimentos con caldo o salsas hay que hervirlo al menos durante 5 minutos, para matar a las posibles bacterias.

Y sobre todo, recuerda que lo congelado también caduca, así que si podéis poner la fecha de congelación, y tenerlo en cuenta.

 

Un beso grande a todos.

 

Y hasta aquí los consejos de María para organizar y planificar las comidas, que como ves son muchos y todos muy prácticos. ¿Cuál te resulta más útil? ¿Y tú cómo lo haces?

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (11 votos, media: 4,73 sobre 5)
Cargando…

Cómo arreglar las juntas de las baldosas del patio – rejuntar un suelo

Hoy te voy a explicar cómo arreglar las juntas de las baldosas de la terraza, el patio o incluso de dentro de casa. Puede parecer complicado, pero rejuntar un suelo, cuando se trata de pocas baldosas, es muy sencillo de hacer y no es necesario llamar a un albañil. Con este tutorial te enseño cómo hacerlo.

Cómo arreglar las juntas de las baldosas

Para rejuntar el suelo vamos a necesitar:

  • pasta de juntas para baldosas o mortero de rejuntado
  • agua para hacer la mezcla
  • un cubo
  • un palo para remover
  • una llana de goma o un haragán (pulsa encima del nombre para verlos)
  • una esponja suave (sirve un estropajo viejo)
  • Una espátula o un destornillador
  • una brocha o un cepillo suave
  • líquido quitacemento, limpiajuntas o aguafuerte




Cómo se hace:

A continuación te lo explico todo, pero si te quedan dudas, al final de la entrada te dejo un video explicativo hecho por mi con todo el proceso. ¡ Verás qué sencillo y qué pocos medios necesitas !

Lo primero para reparar las juntas de las baldosas, es limpiar bien el suelo, y con la ayuda de la espátula o el destornillador, quitar toda la pasta vieja y la suciedad, que haya entre las baldosas.

Si las baldosas están muy juntas y el espacio entre ellas es muy fino, nos podemos ayudar con el líquido quitacemento o aguafuerte.

Hay que echar el líquido sobre la junta vieja y dejarlo reposar según las instrucciones. De este modo la deshace y luego sólo hay que fregar el suelo para aclararlo y dejar secar. Es muy práctico. El líquido limpiajuntas hace la misma función, sólo que hay que dejarlo actuar un poco más de tiempo, al estar más diluido.

Hay que tener en cuenta el tipo de baldosa. Si es delicada, como las piedras naturales o el barro cocido, este tipo de desincrustantes las estropean. Para gres o azulejos no debería haber problemas (Antes de lanzarte, haz siempre una prueba en un sitio no visible. Así nos ahorrarmos disgustos)

Una vez bien limpia la junta entre las baldosas que queremos reparar, es el momento de hacer la pasta de rejuntado si no la compramos ya hecha.

Cómo y dónde comprar las cosas

La pasta o el mortero lo venden en cualquier almacén de bricolaje y suelen ser productos baratos. A la hora de optar por pasta ya hecha o mortero para preparar con agua, necesitas únicamente fijarte en dos cosas importantes:

  1. El color, que sea el mismo que lleva el resto del suelo.

  2. El grosor de las juntas para la que está fabricada. Para eso, mide la distancia entre tus baldosas. Así ya sabes cuál es el rango de anchura que debes buscar.

    Si las baldosas están muy juntas, es muy cómoda la pasta que ya viene hecha. En cambio, si están separadas, es más práctico el mortero.

    En caso de duda de qué llevar, pregúntale al dependiente (parece algo obvio pero muchas veces no lo hacemos 😉 )

Haz la mezcla en un cubo siguiendo las instrucciones del envase de la pasta de rejuntado y rellena entre las baldosas.



Para extender la pasta ya hecha, verás que en lugar de una llana de goma cuadrada yo uso un haragán de los de secar el suelo. Da igual usar uno que otro. Lo importante es que te resulte cómodo para extender la pasta y quede la junta bien rellena.

 

A partir de aquí, lo mejor es que visualices el vídeo que he preparado. Está totalmente subtitulado y tiene carteles explicativos, para que no haya dudas de ningún tipo.

Se ve muy claro cómo lo hago y el resultado final verás que es totalmente profesional.

 

Cómo arreglar las juntas de las baldosas – vídeo

 

 

Y hasta aquí el tutorial de hoy en el que te enseño cómo arreglar las juntas de las baldosas del suelo del patio. Espero que te sirva mi explicación de cómo reparar el suelo, y de paso te ayude a ahorrar, al aprender a hacer nosotros mismos estas pequeñas reparaciones de mantenimiento.

Lee también mi entrada (con vídeo de todo el proceso),  dónde te enseño de un modo muy fácil a hacer jabón casero: cómo hacer jabón casero.

Y esta otra donde aprenderás a fabricar tú mismo de forma muy sencilla un limpiador multiusos estupendo: cómo hacer y usos del TripleA

No dejes de suscribirte al blog y a mi canal de YouTube, para no perderte las novedades. ¡Cada día somos más!

Si tienes cualquier duda al respecto o te gustó y me lo quieres contar, déjame un comentario.

Saludos.

Pepa tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Hacer jabón líquido, gel de baño con una pastilla de jabón

Hoy te voy a enseñar a hacer jabón líquido y gel de baño con una pastilla de jabón comprado. Es una forma estupenda de gastar todas esas pastillas que tenemos dando olor en los armarios y cajones de la ropa. Que no usamos porque nos resulta más práctico el formato líquido.

Cómo hacer jabón líquido y gel de baño con una pastilla de jabón de tocador

Lo primero que hay que hacer es lavar la pastilla del polvillo que le pueda haber salido al estar guardada. Seca bien con un paño. Después, con un rallador del tipo de los de queso, ralla en función de la cantidad de jabón líquido que necesites preparar.




Seguramente si lleva muchos años guardada, esté reseca y huela muy poco. a veces incluso se partirá por la mitad al rallarla. No pasa nada, sólo procura no respirar el polvo que salga, porque podría irritarte un poco. Si tienes, usa una mascarilla. Si no, ponte un paño de algodón tapando la boda y la nariz, o al menos aleja la cara del rallador.

Para que quede con una buena textura de gel, Las proporciones son de 1 litro de agua y 40 gramos de jabón rallado.

Si quieres menos cantidad, por ejemplo para ponerlo en un bote de gel de baño mediano, pon 20 gramos de jabón y 500 de agua. Para un dosificador pequeño de 250ml para el lavabo necesitarás sólo 10g de jabón rallado y 250 de agua.

Haz el cálculo partiendo del tamaño del envase en el que lo vayas a utilizar.

Pon el agua a calentar en un cazo. Cuando comience a hervir añade el polvo de jabón rallado. Baja un poco el fuego para que hierva suave y remueve con una paleta de madera hasta que se disuelva. No agites con fuerza para que no haga mucha espuma. Simplemente necesita disolverse en el agua.

Unos minutos son suficientes. Se hace muy rápido.

Cuando veas que está totalmente disuelto y sin grumos, aparta y deja enfriar. Estará muy líquido, parece agua, pero al enfriarse se espesa.



Notarás que el agua se ha vuelto transparente. Sólo tiene un poco el color de la pastilla de jabón.

Déjalo enfriar en el mismo cazo o pásalo a otro recipiente. Según se enfría, se va espesando y volviendo opaco y adquiriendo una textura gelatinosa.

Parece blandiblu (slime): es normal

Cuando esté completamente frío la textura debe tener un espesor muy parecido al blandiblu (slime) . Cuando eso ocurra estará listo.

Antes de pasarlo al envase definitivo hay que romper esa textura de gelatina. Yo uso unos palillos chinos para batir el jabón. Una vez vuelto a su estado líquido ya podemos envasar y comenzar a utilizar nuestro nuevo jabón de manos o gel de baño.

Te dejo el vídeo con el proceso completo:

¿Quieres aprender a hacer pastillas de un jabón de pueblo totalmente casero con solo tres ingredientes?, visita esta  entrada.

Para hacer el jabón líquido a partir de una pastilla de jabón casero natural, aquí te explico el procedimiento.

Si te ha gustado la entrada, suscríbete al boletín y al canal de YouTube para recibir las novedades antes que nadie y ya sabes que espero tus comentarios contándome tu experiencia o si te quedó alguna duda o sugerencia.

Abrazos.

Pepa Tabero.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 4,86 sobre 5)
Cargando…

Molinillo de café de muelas o cómo conseguir auténtico sabor a café

No os lo había contado, pero los Reyes me trajeron un molinillo de café de muelas. Hace mucho que tenía ganas de uno, y poder así dejar de comprar café molido para mi cafetera exprés.

molinillo de café de muelas

Podria haber comprado uno corriente, de los clásicos eléctricos de cuchillas de los que hay en cualquier tienda de electrodomésticos, pero teniendo la Thermomix, que muele tan divinamente, me parecía un gasto en un aparato innecesario.



¿Por qué tener un molinillo de café de muelas pudiendo comprar café molido?

Molinillo de café de muelas

Pues por lo mismo que compro las especias siempre en grano y las muelo en el momento de usarlas en un molinillo o con el mortero. Porque me encanta el aroma que tienen recién molidas. Además, estando en la pieza o con el grano entero, se conserva mucho mejor que en polvo.

El no querer molerlo con las cuchillas, es porque los granos se recalientan con el roce al girar en el molinillo y eso hace que se modifiquen sus propiedades y su aroma. (Aquí que no me oye nadie… me he dado cuenta de que me estoy volviendo sibarita con esto del café… quien me ha visto y quién me ve 😉

Bueno, él caso es que partiendo de mi cafetera estupenda, quería probar la diferencia entre el café comprado ya molido y el recién molido en casa, y para eso quería un molinillo de café de muelas. De modo que lo pedí por Navidad. Como llevo dos meses probándolo, ya os puedo contar la experiencia con pleno conocimiento de causa.

¡Me encanta!

Lo peor de los molinillos de café de muelas es su precio. Normalmente son carísimos, tienen un depósito para los granos de café. Por eso hacen mucho bulto a la hora de guardarlos (dos puntos importantes en su contra) pero resulta que buscando un poco, también los hay estupendos, económicos y…. pequeñitos. El mío es de estos últimos. Es un pequeño molinillo de café de muelas manual. Tiene muelas cerámicas cónicas. lo cierto es que es bastante parecido a un molinillo de pimienta… y ocupa más o menos lo mismo. El molido es ajustable. Es muy sencillo graduar la finura con la que quieras que salga el café. Para la expreso yo lo pongo muy fino.

Hay otro sistema que tiene las muelas planas, pero eso hace que el molinillo resulte más voluminoso (y además son más caros)

Para lo que yo lo uso, es el aparato ideal. Tiene un pequeño depósito superior donde cabe el equivalente de granos de café necesario para hacer cuatro tazas. Una vez molido, el polvo cae directamente a un deposito de la misma capacidad. Como normalmente hago café para dos, lo que hago es llenar de granos el depósito y me da para tomar café dos veces. De este modo los granos no se enrancian en el depósito y siempre están frescos y estupendos. Ademas no se mancha nada porque no se derrama el café en polvo. Es muy cómodo.

Te dejo aquí el enlace de donde me compraron mi molinillo maravilloso.

Mantenimiento del molinillo

La palanca que se gira para moler se desmonta. Yo la guardo en el cajón de las cucharas. El molinillo tiene su sitio asignado en el cajón donde guardo los botes de las especias. Ahí lo tengo muy a mano para cuando me apetece tomar un café bien rico.




El mantenimiento es muy simple. Para ajustar la finura de la molienda, se aprieta o se afloja la tuerca que trae en la pieza de las muelas. Cuanto más apretada esté, más fino molerá el grano.

De vez en cuando conviene ajustarla, porque del uso se afloja un poco.

molinillo de café de muelas

Para limpiarlo, es suficiente te pasar el pico de un paño o de una bayeta secos o usar un pincel grueso o una brochita suave por el interior de los depósitos, para quitar el polvo de café. Las muelas de cerámica se limpian desmontando, girando la tuerca que trae para ajustar el grado de finura del café, en la dirección contraria a la de apretar.

Una vez desmontadas, se limpian con el pincel o se lavan a mano con agua fría y un poco de detergente de platos, se encuaja bien y se deja secar al aire.

Cómo limpiarlo

Si únicamente utilizamos el molinillo para los granos de café y usamos siempre los mismos granos, no hace falta limpiarlo apenas una o dos veces al año. Si lo queremos aprovechar para moler otro tipo de semillas, habrá que desmontarlo y limpiarlo a fondo cada vez que lo acabemos de usar y vayamos a cambiar el tipo de grano a moler.

Cuidado con las muelas. Al ser piezas de cerámica se pueden partir si se golpean o con los cambios bruscos de temperatura. Si lo lavas con agua muy caliente, no lo aclares luego con agua muy fría.

 

Y hasta aquí llegamos hoy. Escribeme un comentario y me cuentas si te ha resultado interesante. Y suscríbete para estar al corriente de las novedades.

 

Abrazos de Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

 

 

 

 

 

 

 

Cómo hacer jabón líquido casero en unos minutos

Hoy vamos a hacer jabón líquido casero partiendo de una pastilla o un taco de jabón de Castilla (el que se hace con aceite de oliva).

Cómo hacer jabón líquido casero


Receta para hacer jabón de Castilla en tacos (con vídeo)

Si no sabéis hacer el jabón de Castilla clásico, aquí tenéis la receta completa.


 

Una vez el jabón de Castilla está hecho y curado, llegó el momento de transformarlo de sólido a líquido, para poder usarlo con mayor comodidad.




Para hacer jabón líquido casero hay varias recetas. Hay quien lo hace con una receta en la que queda directamente líquido. Yo prefiero hacerlo en dos pasos por un motivo muy simple:  es muchísimo más práctico guardar en un armario varios tacos de jabón duro y seco, que un barril lleno de gel.

Pasar las pastillas duras a jabón líquido es un proceso muy sencillo. Como vais a comprobar, se hace en un momento. No merece la pena tener cubos y cubos de jabón líquido casero acumulados en casa.

Si la botella en la que lo vas a guardar es de gel de baño de un litro, sólo necesitas hacer ese litro de jabón líquido. Si reciclas una botella de detergente líquido de 2 litros, prepara sólo eso. Cuando se acabe, como tienes las pastillas guardadas, pues haces más. No hace falta acumular. Acostúmbrate a liberar espacio siempre que puedas.

También está la cuestión de que para terminar el proceso de saponificacion y neutralización de la soda cáustica necesitamos (como mínimo) un mes de reposo del jabón. Si lo hacemos directamente líquido no le estamos dando la oportunidad de que este proceso ocurra.

En fin, que yo veo que es mucho más práctico guardarlo en tacos y preparar el líquido según nos vaya haciéndo falta. Aquí os voy a explicar cómo lo hago.

 

Proceso para hacer jabón líquido casero

Lo primero que hay que hacer es lavar la pastilla del polvillo blanco que le pueda haber salido al estar guardada. Seca bien con un paño. Después, con un rallador del tipo de los de queso, ralla en función de la cantidad de jabón líquido que necesites preparar.

Para que quede con una buena textura de gel, Las proporciones son de 1 litro de agua y 100 gramos de jabón rallado.

Si quieres menos cantidad, por ejemplo para ponerlo en un dosificador en el lavabo y usarlo como jabón de manos, pon 20 gramos de jabón y 200 de agua.

Pon el agua a calentar en un cazo. Cuando comience a hervir añade el polvo de jabón. Baja un poco el fuego para que hierva suave y remueve con una paleta de madera hasta que se derrita y cambie a un color dorado nacarado. No agites con mucha energía para que no haga mucha espuma.

Unos minutos hirviendo son suficientes. Se hace muy rápido.

Cuando veas que ya tiene el agua un color dorado aparta y deja enfriar. Estará muy líquido, parece agua, pero al enfriarse se espesa.

Notarás que se ha vuelto completamente transparente. Esto es porque es un jabón que tiene mucha glicerina (por eso resulta ideal para la piel) .

Según se va enfriando se va espesando y poniendo translúcido, aunque ya sin perder el tono dorado.

Cuando esté completamente frío la textura debe tener un espesor muy parecido a los geles comerciales. Cuando eso ocurra, habrá llegado el momento de pasarlo a un dosificador si lo vas a usar para higiene corporal, o a una botella grande si lo vas a usar como detergente para la lavadora o el suelo.

 

Al enfriarse pueden pasar tres cosas:

  • Que haya quedado ideal para tu gusto, de modo que ya lo pasamos a su recipiente definitivo para empezar a usarlo.

 

  • Que la textura haya quedado cuajada y sea parecida a una gelatina en lugar de quedar fluida y espesa. Esto es porque ha hervido con el fuego muy alto y se ha evaporado demasiada agua o porque echaste demasiado jabón rallado. Se soluciona muy fácil, volviendo a calentar y añadiendo un poco (muy poco) más de agua, removiendo para que quede bien integrada.

 

  • Que haya quedado demasiado líquido y no acabe de espesar: esto es porque o bien ha hervido poco, o porque tenía menos jabón del necesario. Se arregla volviendo a calentar y dejando hervir un rato, o añadiendo un poco (muy poco) más de jabón. Yo te aconsejo dejar hervir un ratito más y que se evapore el agua.

 

En caso de que parezca que ha quedado muy líquido, conviene esperar a  que se enfríe por completo antes de solucionarlo, para asegurarnos de que realmente está muy líquido y no va a espesar más. Lo ideal es dejarlo tapado y esperar de un día para otro.

 

Usos del jabón líquido casero

No lleva ningún tipo de aditivo y al ser un jabón líquido natural,  no huele apenas. El aroma, muy suave, es simplemente “a jabón”. Otra cosa que también notarás es que hace muy poca espuma.

 

Para la higiene diaria

Como estamos acostumbrados a que los jabones y geles comerciales que usamos para la higiene diaria huelan mucho y hagan mucha espuma, podría dar la sensación de que limpia menos, pero no es así. De hecho  si lo usas para lavarte las manos, notarás que a pesar de su poca espuma, las manos quedan muy limpias y sobre todo muy suaves. Esto es por la glicerina natural que tiene.

De cualquier modo la cantidad de espuma también está directamente influida por la dureza de la agua que usemos para hacer el jabón o lavarnos las manos. A más dureza, menos espuma.

 

Para la lavadora o los suelos.

El que sea un jabón que no tenga apenas espuma en este caso es una ventaja.

  • En la colada lo ponemos directamente en las manchas antes de lavar. Con  la mano o una cuchara, frota un poco para que se impregne bien en el tejido que tiene la mancha. Para la colada normal se pone directamente en el tambor con un dosificador cualquiera de detergente o en un vasito de plástico resistente.

 

  •  El suelo y demás superficies lavables se limpian disolviendo una cucharada de nuestro jabón líquido casero en un cubo de agua caliente. Lo que sería el equivalente a un tapón de botella, tal como hacemos con cualquier otro limpiador comprado. De este modo no hace falta aclarar después y usándolo como único limpiador, saca un brillo muy bonito a los suelos de piedra natural como el mármol.

 

Y eso es todo. Y así de sencillo es hacer jabón líquido casero a partir de un taco de jabón que tengamos en casa. Ya sea hecho por nosotros o regalado, seguro que en formato líquido te resulta mucho más sencillo de utilizar. Aquí os dejo un video que he hecho explicando todo el proceso. Es muy cortito y rápido de ver. Espero que os guste.


 

Si te ha gustado la entrada, suscríbete al boletín y al canal de YouTube para recibir las novedades antes que nadie y ya sabes que espero tus comentarios contándome tu experiencia o si te quedó alguna duda o sugerencia.

Abrazos.

Pepa Tabero.

 
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…