Cómo organizar los mandos de la Wii

Se trata de una vídeo consola estupenda con unos juegos ideales para que pueda participar toda la familia. A mí me encanta y los niños se lo pasan genial, pero a la hora de organizar los mandos de la Wii, puede ser un poco caótico.

La forma fácil, es tenerlos guardados todos juntos en una caja bonita que ponemos junto a la tele, pero en mi casa lo hemos solucionado de otro modo que a mí la verdad es que me resulta bastante más práctico.




 

¿Los mandos siempre en medio del salón?

Harta de verlos rodando y los cables enredados, busqué un organizador de los que se usan para los mandos de la tele, y ahí los tengo. Los cuatro huecos que tiene, uno para cada pareja de mandos, son los suficientemente amplios como para que quepan juntos el mando remoto y el nunchuck puestos en vertical. Se mantienen unidos ambos con el cable del nunchuck enrollado alrededor de la pareja.

Si tú la que tienes es la Wii U, puedes buscar un organizador del estilo de la foto que te he puesto arriba, que parece hecho a medida para ésta consola.

 

¿Sirve cualquier organizador de mandos?

Hablando de medidas,  es importantísimo que tengas claro lo que miden “por dentro” los huecos antes de comprar el organizador, no sea que te lleves luego la sorpresa de que van un poco justos y no cabe la pareja de remoto y nunchuck con holgura, o igual no da el ancho suficiente el apartado trasero para colocar cómodamente el mando game pad. Tienen que entrar CÓMODAMENTE. En esto no resulta práctico el “si lo giro de este modo, entra en el hueco” porque la idea principal es que quienes los van a guardar, son los niños en cuanto cuando terminen de jugar, y ellos como encuentren el menor inconveniente a la hora de “soltarlos”, los dejarán directamente sobre la mesa alegando que “ahí no cabe”.

Para no tener sorpresas de ese tipo, yo reconozco que me llevé en el bolso un juego de mandos de la Wii y los fui probando en los organizadores que veía que me gustaban. Lo cierto es que en la mayoría no entraban bien y tuve que probar unos cuantos, así que saca el reparo del bolso para que quepan los mandos y activa el modo practico de llevártelos de compras, porque tal  vez pueda resultar gracioso para quien te vea probarlos, pero si no llevarlos implica el riesgo de llegar a casa y tener que volver a la tienda a descambiarlos porque no sirven, seguro que estamos de acuerdo en que a veces prima la practicidad sobre las sonrisas que puedas provocar.
Y hasta aquí llegamos hoy.

¿Te gusta mi forma de organizar los mandos de la Wii? ¿Y tú cómo lo haces?, si los tenías sueltos, prueba esto y me cuentas el cambio

Recuerda suscribirte para estar al día de las novedades.

Abrazos de Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

¿Te ha gustado la entrada?rosarillo

Cómo conservar la fruta cortada sin que se oxide

Conservar la fruta cortada sin que se oxide. Es un clásico. En cuanto empieza el buen tiempo, empezamos a alargar las salidas al parque, aumentamos las excursiones y escapadas al campo y pasamos cada vez más tiempo fuera de casa.

Para estas situaciones, muchas veces nos viene bien llevarnos cosillas para picotear por si nos entra hambre, y ¿qué mejor que algo de fruta? Y ya si es lavada, pelada y cortada, mucho mejor ¿a que sí?

Conservar la fruta cortada sin que se oxide
Este truquillo viene también genial para todas esas familias con nenes a los que en el colegio les hacen seguir un cuadrante de desayunos y meriendas saludables en los que cada día de la semana pautan lo que tienen que llevar, porque seguro que en esa lista, hay al menos un “día de la fruta”




En las salidas al campo o al parque, el llevar la fruta lista para comer no nos preocupa demasiado porque estamos ahí para controlar el grado de oxidación, pero cuando se trata de meter en la mochila escolar la fiambrera, el asunto se complica porque pocos niños hay que se coman tan tranquilos una manzana, un plátano o una pera con los trocitos ennegrecidos después de que les dio el aire y se pusieron feos.

Para paliar esto hay varias cosillas muy sencillas que podemos hacer:

– En primer lugar, es muy importante el recipiente. Debemos buscar una fiambrera con cierre hermético.

– Después, podemos rociar con un poco de zumo de limón una vez colocada la fruta en la fiambrera. Esto ayuda a mantenerla blanca porque la acidez del limón neutraliza los agentes que la oscurecen.

Y por último lo que más me gusta a mi (y aquí viene el truco infalible):

– Hay que mojar una servilleta de papel en agua, y con ella envolver la fruta antes de meterla en la fiambrera y cerrarla. De este modo cuando vayan a comerla, sólo será necesario retirar el papel humedecido y los pedazos estarán tan frescos como recién cortados.

Esto es así porque el papel al estar húmedo hace barrera protectora, evitando así que el poco aire que pudiese haber quedado en la fiambrera reseque lo que hayamos puesto dentro y lo oxide (aunque sea mínimamente)
Y ya está. Hasta aquí llegaron los consejos de hoy sobre cómo mantener la fruta fresca aunque esté cortada.

Y aquí te dejo un video que he hecho para que veáis lo sencillo que es, espero que te guste:

Cuéntame si te gustó y te resultó útil y recuerda suscribirte al blog para estar al tanto de las novedades.




También te animo a que te suscribas a mi canal de Youtube, para no perderte ninguno de mis vídeos. Puedes hacerlo pinchando aquí.

Un abrazo de Pepa Tabero.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (15 votos, media: 4,07 sobre 5)
Cargando…

¿Te ha gustado la entrada?rosarillo

¡Estrenando blog!

¿Cómo estáis? Yo reconozco que la mar de emocionada porque ¡tenemos nuevo blog!.
El otro blog estaba el pobre medio abandonado, y se me ha ocurrido que ya que estamos aprendiendo cosas nuevas, pues oye, migramos de plataforma, arreglamos un poco la imagen y así avanzamos un paso más. ¿Qué os parece? ¿Os gusta?

                                                       
De modo que aquí estoy, después del trabajo de migrar contenidos desde el blog antiguo y preparar el diseño del nuevo, presentándoos la que a partir de ahora será la página definitiva en la que iré volcando todos los trucos, consejos, recetas… que respondan a las consultas que nos vayan surgiendo, para no perder el tiempo rebuscando y preguntando por temas recurrentes. De este modo, las respuestas serán muy sencillas de localizar. 

He procurado no dejarme nada atrás, y además de las entradas que ya había, los comentarios, los documentos de los archivos con las planillas imprimibles descargables por supuesto están también incluidas.

Me he encontrado un escollo, y es que las suscripciones del blog antiguo no he sido capaz de migrarlas al nuevo, así que como esto es empezar otra vez de cero, me disculpo con las que estabais ya suscritas, porque lo vais a tener que hacer de nuevo, y

os pido a todas que os apuntéis para estar al tanto de las novedades y las entradillas que vaya redactando.

Os prometo que haré todo lo posible para dar respuesta a todas las cuestiones que surjan, de modo que acabemos siendo un punto de referencia en el mundo del hogar y las tareas domésticas.

Espero que os apuntéis y vuestros comentarios.

Por supuesto, esto está empezando y tal vez tengáis ideas de mejora. Espero que si detectáis algún fallo aquí, o se os ocurre el modo de mejorar algo, me lo digáis sin dudarlo un momento, para poder solucionar todo lo que haga falta, lo antes posible.

Un abrazo de Pepa Tabero.

Cómo quitar tinta de rotulador escolar de la ropa

Quitar tinta de rotuladores de la ropa es un problema recurrente al que nos enfrentamos las familias con niños de edad escolar. Después de pasar un rato coloreando con rotuladores, en el colegio o en casa, acaban manchados y nos toca quitar la tinta de la ropa.

Con suerte, los niños llevarán un baby protector para que la ropa de vestir no acabe simulando un lienzo, pero no siempre tenemos tanta suerte y de cualquier modo, tampoco es plan de que (aunque sea el baby) luzcan llenos de lamparones de colores.

Ya publicamos una entrada explicando cómo quitar manchas de bolígrafo. Pero la tinta de rotulador no es igual.

 

Quitar tinta de la ropa: ¿importa la tinta?

Sacar ese tipo de manchas, depende en primer lugar del tipo de tinta que tenga el rotulador que manchó la ropa. La de los rotuladores escolares normales, los clásicos que compramos para los niños en cualquier papelería, suelen ser todas fácilmente lavables en la lavadora en el ciclo en que normalmente programamos la colada.



Para quitar la tinta de la ropa simplemente hay que extender un poco de jabón de platos o un par de pulverizaciones con el quitagrasa de la cocina sobre la mancha y luego lavarlo tal como haríamos normalmente.

No usar disolventes

En ningún caso deberíamos poner en la mancha disolventes como alcohol o acetona, que probablemente lo único que harán sea extender la tinta y correr la mancha, logrando exactamente el efecto contrario de lo que pretendemos. Siempre es mejor (por ser más sencillo de focalizar) una pequeña mancha bien localizada de tinta oscura, que una superficie muy amplia de tinta clara muy extendida.

¿Qué rotuladores debemos comprar?

Para evitar disgustos de manchas difíciles, y que nos resulte fácil quitar la tinta de la ropa, a la hora de comprar el material escolar conviene decantarse siempre por marcas reconocidas que en la caja especifican que son un producto “apto uso escolar” y “súper lavable”.

En realidad, ésto lo pone en la mayoría de marcas infantiles habituales y lo mejor es que no suele afectar al precio, así que tampoco debería haber una dificultad especial para encontrarlos.

Y hasta aquí llega el truquillo de hoy, espero que me escribas contándome si te ha sido útil y recuerda suscribirte para no perderte las novedades.

Un abrazo de Pepa Tabero.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Cómo quitar la orina de un colchón

Hoy os voy a explicar cómo quitar la orina de un colchón. Si los escapes son frecuentes, los protectores y las fundas impermeables son elementos imprescindibles a la hora de hacer la cama, pero hay veces que el volumen del pipí desborda el protector, o tal vez se trata de un escape puntual y no teníamos puesta la cubierta impermeable.

Colchón por dentro

 Antes que nada…

Lo primero que hay que hacer antes de quitar la orina de un colchón es poner la ropa de cama a lavar y dejar secar el colchón. Si se puede, sacarlo a la terraza con idea de que le de el sol de forma lo más directa posible, pero si no hay terraza disponible o el colchón es muy pesado, con abrir la ventana, o darle con el secador es suficiente. Lo importante es que el pipí se seque bien.




¿Y cómo se puede quitar la orina de un colchón?

Una cosa que hay que tener asumida, es que un colchón mojado de orina es imposible de limpiar por dentro de forma doméstica. En casa es imposible acceder a los  muelles o a los rellenos internos, así que nos limitaremos a limpiar lo más posible el tapizado. Por eso es importante que se seque bien. Si tenemos dudas, nos ayudamos con un secador por los orificios de ventilación laterales que tienen la mayoría de los colchones.
Una vez esté seco, limpiamos la mancha de orina con un paño humedecido con un limpiador basado en oxígeno activo y dejamos secar bien de nuevo. Nunca deberíamos usar productos con amoniaco para limpiar un escape de pipí, porque la orina al descomponerse se transforma precisamente en amoniaco y la idea es justamente evitar eso.
Si acaso notamos que “todavía huele” espolvorear la mancha seca con bicarbonato de sodio y cubrir con una toalla para concentrar el olor, ayuda. Luego aspiramos antes de hacer la cama.




De cualquier modo, aunque aparentemente esté bien seco, tal vez durante unos días huela un poco si acercamos la nariz a la mancha. Eso es porque la parte interior aún no se secó del todo. Cuando lo haga por completo, dejará de oler.
Y eso es todo. Una vez bien limpio y seco, no olvides volver a colocar las fundas protectoras. Espero que os sirva este consejo para quitar la orina de un colchón.
Besos.
Pepa Tabero.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 4,43 sobre 5)
Cargando…