La teoría de las ventanas rotas aplicada a la casa

La teoría de las ventanas rotas aplicada a la casa, a su organización y limpieza, nos explica el motivo por el que nos resulta tan complicado mantener las rutina qué hacen que nuestro hogar se mantenga siempre limpio y ordenado. La teoría de las ventanas rotas es una teoría que parte de un experimento social. Y aunque mi interpretación, aparentemente se aleje de la idea inicial de los investigadores, da respuestas a los motivos por los que siempre nos resulta mucho más sencillo limpiar y mantener limpia una casa nueva que otra que lleva tiempo habitada.

(más…)

Preparar la maleta para el campamento

Preparar la maleta para el campamento es lo siguiente tras terminar el colegio. Ya sea para pasar un fin de semana con amigos o todo un mes de acampada. Os explico en esta entrada cómo organizo la maleta de mis hijos. De este modo casi nunca pierden ropa. Es un método que ayuda a tenerlo todo muy organizado durante los días que pasan fuera de casa.

 

Preparar la maleta para el campamento

 

Si os vais todos de vacaciones seguro que te interesará leer la entrada donde te explico el mejor modo de organizar las vacaciones: Consejos para organizar y planificar un viaje de vacaciones

Sigue la lista de los organizadores

Al formalizar la inscripcion del campamento, te darán una lista con prendas y útiles que va a necesitar durante los días que dure el campamento. Seguirla es la mejor forma de asegurarte de que no le va a faltar nada importante. Si piden una brújula, unos prismáticos o unas gafas de buceo, es importante que lo que lleven sea de calidad como para que resulte útil, pero ajustando el precio de modo que no nos vaya a suponer un drama en caso de que se extravíe. Recuerda que los niños pierden cosas. No les pongas nada en la maleta que no puedan perder.




El tema de al ropa suele ser donde más nos preocupamos, siempre pensando si será suficiente lo que les mandamos, y normalmente siempre enviamos mucha más de la si realmente luego utilizan. Evita los “por si acaso”, porque no lo van a necesitar y sólo sirven para ocupar espacio.

Evita los “por si acaso”

Los niños estando de campamento no suelen cambiarse de ropa tan a menudo como cuando están en casa, y las manchas rara vez les suelen molestar. Es muy habitual que lleven la misma camiseta puesta durante todo el día, aunque se les haya manchado de colacao en el desayuno, por lo que no es necesario enviarles para que tengan tres diarias. Con las calzonas de deporte ocurre igual, los pantalones les aguantan perfectamente dos o tres dias antes de que se planteen cambiarlos por unos limpios.

Si tienes cualquier duda respecto a la cantidad de ropa que necesitarán, guíate por las indicaciones que te van a dar para preparar la maleta del campamento. Si aún así te parece poco, consulta si tienen servicio de lavandería. De este modo puedes reducir las prendas a al mitad. Todo marcado, por supuesto, de modo que sea fácil de localizar al dueño si se extravía alguna prenda. Evita en lo posible que lleven ropa nueva o de marca. De este modo que si la pierden, no os llevaréis un disgusto.

Las únicas prendas que es necesario que lleven para cambio diario y añadirle un par más de reserva, son los calcetines y la ropa interior.

 

Etiquétalo todo

En mi caso, yo etiqueto la ropa de mis hijos con cinta de pegar con la plancha y les pongo los dos apellidos y él numero de teléfono. De este modo, con un solo rollo de cinta, marco la ropa de los tres niños.



Las etiquetas, las puedes encargar en la mercería o por internet (las de la mercería suelen ser más básicas, y mucho más económicas). También hay sellos de tinta especial resistente a los lavados, que estampa el nombre y teléfono directamente en la ropa y rotuladores especiales con los que tú mismo escribes los datos en la misma prenda o en una cinta de tela que luego hay que coser.

En mi caso, utilizo una máquina etiquetadora de cartuchos. Me resulta muy versátil, porque tiene cartuchos de muchos tipos para poner etiquetas en casi todo lo que se te ocurra:  cinta adhesiva metalizada, plástico, papel… de diversos colores. También tiene uno de cinta blanca especial para pegar con la plancha en la ropa. Hace años que lo uso y aguanta muy bien los lavados.

 

 

 

Mis trucos para preparar la maleta para el campamento

Ya tienes la lista, la ropa preparada y todo lo que van a necesitar comprado. Llegó el momento clave de preparar la maleta para el  campamento.

En el vídeo puedes ver cómo lo hago yo. Prepararla de éste modo es la clave para que ellos sepan qué llevan y dónde está en todo momento.

Como verás, lo llevan todo perfectamente empaquetado. Hacerlo de este modo les evita revolver para buscar lo que necesiten y que se les arrugue la ropa limpia.

 

 

¿Tú como lo haces? Cuéntame cómo os organizáis en casa para preparar la maleta para el campamento.
Recuerda que que puedes suscribirte al blog y no perderte ninguna novedad. También puedes suscribirte a mi canal de YouTube

¿Has visto ya mis consejos para ir a la playa con niños? Los puedes leer en estos enlaces: Ir a la playa con los niños Precauciones con los niños en la playa

Abrazos.

Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en puntuar esta entrada.)
Cargando…

Consejos para organizar y planificar un viaje de vacaciones

Pues ahora que se acerca el verano, es hora de ir planificando las vacaciones. Para todos aquellos que tengáis en mente realizar un viaje os voy a contar estos consejos para organizar y planificar un viaje, o más bien cómo los planifico y organizo yo. Controlarás cada detalle del viaje y evitarán olvidos que te lo compliquen.

como organizar y planificar un viaje

Organizar y planificar un viaje de vacaciones

Pues lo primero que tendremos que hacer, si no lo tenemos claro aún, es decidir el medio de transporte en el que haremos nuestro viaje.

¿Avión o coche?

Pues es una buena pregunta, y dependerá del destino y del número de pasajeros.

Sé que hay otros medios, como el tren, el autobús, pero os pongo los 2 más habituales. Para saber qué te merece más la pena económicamente tienes que hacer los cálculos del viaje en ambos medios y tendrás que decidir.

  • En distancias cortas no me cabe la menor duda de que lo más rentable es el coche.
  • En distancias medias, dentro de la península, si sois uno o dos, quizá compense coger el avión o el AVE y ahorrar tiempo. Dependerá del precio al que consigáis los billetes.
  • En distancias largas, mi opinión es que es más rentable el avión, siempre y cuando consigáis vuelos a precios razonables. Lo ideal es calcular cuánto costará el viaje en coche: calculad los kilómetros a realizar en coche, cuántos depósitos de gasolina vayáis a consumir entre ida y vuelta, sumad también los peajes que os encontraréis por el camino, las noches de hotel en ruta y las comidas. Realizado el cálculo, evaluad si os compensa una cosa o la otra. Al viaje en avión añádele también los gastos de traslado desde al aeropuerto. Dependiendo de la distancia del aeropuerto y del país al que viajes, trasladarse desde el aeropuerto a la ciudad puede salirte más caro que el propio billete de avión.




Si vas en avión, lo primero es buscar un vuelo.

Busca el vuelo con antelación. ¿Pero cómo y dónde hacerlo de forma que me salga más barato? Sabemos de antemano que cuanto más cerca esté el viaje, los billetes te saldrán a buen seguro más caro. Hay veces que se encuentran billetes de última hora a un precio muy atractivo, pero lo cierto es que rara vez coincidirá con el destino al que quieres ir.

Yo antes siempre buscaba vuelos directamente en las webs de las compañías más conocidas: iberia, vueling, ryanair… pero lo cierto es que si haces esto, estás limitándote mucho los destinos y puedes perderte ofertas de otras compañías.

como organizar y planificar un viaje

Existen webs donde eliges ciudad de origen y de destino y te da todas los vuelos posibles combinando entre distintas compañías, algunas que incluso no habrás escuchado en la vida por no ser habituales en España. Antes utilizaba Skyscanner, pero desde que descubrí Kiwi (anteriormente conocida como Skypicker), ya no cambio.

Las ventajas de Kiwi sobre cualquier otra, es que su buscador rastrea entre muchísimas compañías, y da más resultados que sus competidoras. Una cosa que me encanta de esta web es lo flexible que llegan a ser las búsquedas:

  • Puedes elegir aeropuertos concretos, o aeropuertos que se encuentren en un radio próximo.
  • Puedes elegir fechas de salida y llegada concretas, o un rango de fechas.

Este tipo de búsquedas vienen bien porque de un vistazo puedes ver las combinaciones de vuelos más baratas, en las fechas más baratas y considerando los aeropuertos más cercanos a tu origen y destino.

También te da la opción de elegir si quieres buscar vuelos con escalas o sin ellas, el número máximo de escalas que estás dispuesto a hacer, e incluso la duración máxima de las escalas.

Puedes incluso gestionar la compra de los billetes con ellos, por el mismo precio, y en muchas ocasiones con unas condiciones más favorables que si compras los billetes en la propia compañía aérea. La compra de los billetes a través de kiwi.com tiene 2 inconvenientes:

  1. Aunque tienen un servicio telefónico en español, es muy limitado, y es más que probable que si te surge un problema tengas que solucionarlo en inglés. A mi me ha pasado.
  2. Son ellos quienes gestionan las tarjetas de embarque con la compañía y te las envían por email cuando las tienen. Por una parte es muy cómodo, pero de esta forma no puedes elegir asientos, salvo que pagues un extra. Esto es muy importante si vais un grupo y especialmente si viajáis con niños, puesto que os pueden asignar asientos separados en el avión.

Importante que antes de comprar el billete reviséis el equipaje permitido por cada compañía. Otro día haré una entrada específica sobre esto y en la que también os explicaré cómo organizar las maletas.




Si viajas por carretera

En ese caso la organización del traslado es más sencilla que si viajas en avión, aunque siempre hay que tener en cuenta algunas cosas:

  • Revisa en google maps el itinerario y duración del viaje.
  • Mira si hay peajes en la ruta y haz los cálculos para llevar el dinero.
  • Si vas a salir de España, infórmate antes de como funcionan los peajes por los países que vayas a pasar. Los sistemas de peaje son muy variopintos dentro de la UE, y no siempre te encontrarás un puesto de peaje como en España donde poder pagar.
  • Si el viaje es largo, planifica el itinerario de cada día, donde harás noche, dónde y cómo comerás y si te interesa visitar alguna ciudad próxima a la ruta.
  • Si sales de España con tu coche,
    • Dentro de la UE es importante que lleves la tarjeta verde de tu seguro y no olvides el carnet de conducir.
    • Fuera de la UE, consulta con tu compañía de seguros. Además tendrás que sacarte el carnet internacional de conducir. Puedes informarte en la Dirección General de Tráfico.
  • Y por último, haz la revisión al coche antes de la salida para asegurar que el vehículo está en perfectas condiciones. No dejes esto para el último día porque te puedes encontrar alguna sorpresa que requiera que el coche se quede varios días en el taller.

Alojamiento

Bien, ya tenemos el avión o el viaje en coche planificado. Lo siguiente es ver dónde nos vamos a alojar.

Hace unos años íbamos mucho de camping, pero lo cierto es que desde que somos familia numerosa y los niños ya algo mayores, ir de camping ya no nos sale tan rentable. Ni por precio ni por las comodidades.

como organizar y planificar un viaje

Si sois entre 1 y 3, y tenéis pensado dormir en un hotel, la web indiscutible para reservar habitaciones de hotel es Booking. Es la que siempre uso para buscar hoteles e incluso hacer las reservas. Tienes una gran variedad de hoteles que en muchos casos te permiten reservar y cancelar sin gastos hasta unos días antes de la reserva. En la propia web te indican las condiciones de la reserva.

Yo lo que hago es que busco en Booking, y una vez que tengo claro el hotel y las fechas busco en la propia web del hotel, o incluso llamo. En ocasiones te ofrecen algún descuento sobre el precio de Booking, o te dan algún extra, como el desayuno.

Si sois más de 3, casi seguro que tendréis que buscar más de 1 habitación y el precio por noche se te disparará. Es lo que nos ocurre a nosotros por ser familia numerosa, y como alternativa al hotel está el alquiler de un apartamento en Airbnb. Se trata de una web donde particulares ponen en alquiler un apartamento o habitación, en casi cualquier lugar del mundo. Eliges las fechas y el lugar, y enseguida te salen los apartamentos disponibles con sus precios.

¿Pero tratándose de particulares me puedo fiar? ¿Y si es un timo? Lo bueno de Airbnb es que tiene un sistema de puntuaciones por el que la gente valora sus estancias en los apartamentos, y puedes conocer las experiencias de las personas que han estado previamente en el apartamento. Así podrás saber si es un sitio limpio, si está bien ubicado, las facilidades que te da el casero, y si cumple o no con lo prometido. Si quieres ir sobre seguro, alquila solo apartamentos con opiniones favorables, cuantas más mejor.

Hay otro sitio parecido para alquilar apartamentos, HomeAway. Podéis usarlo si no encontráis lo que os gusta en Airbnb, aunque tiene menos apartamentos.

Si viajáis dentro de España, a veces he utilizado la web Niumba para alquilar apartamentos. Es del estilo Airbnb.y también es muy recomendable.

Y por último, y para los más aventureros, está Couchsurfing (algo así como surfeadores del sofá), donde hay miles de personas de todo el mundo que te ofrecen de forma gratuita un lugar en su casa para dormir. En realidad es una web de intercambio donde tú ofreces tu casa para albergar a quien lo solicite y otros te la ofrecen a ti. El intercambio no tiene por qué ser recíproco, es decir, no tienes por qué ir a la casa de alguien que luego irá a la tuya. De hecho conozco a personas que lo han usado y nunca ha ido nadie a su casa. Todas las personas participantes son evaluadas por otros usuarios, tanto como anfitrión (si alguien ha ido a tu casa) o como huésped (si has ido a casa de alguien). Este sistema de opinión sirve al resto para saber qué personas son de fiar y quienes no. El funcionamiento es muy sencillo: buscas un sitio donde quedarte y envías una solicitud. El anfitrión puede aceptar o rechazar tu solicitud, dependiendo de la disponibilidad y de lo que vea en tu perfil. Yo personalmente nunca lo he usado, pero si conozco a personas más jóvenes que lo han hecho. En ocasiones el anfitrión se vuelca tanto que incluso hace de guía turístico.




¿Qué hacer, qué ver y dónde comer?

Desplazamientos

Una vez llegado a nuestro destino, tendremos que desplazarnos dentro de la ciudad. Lo mejor siempre es el transporte público: metro, tranvía, autobús… Pero, ¿sabes cómo funciona el transporte público en esa ciudad? ¿Qué modalidades de billetes existen? En ocasiones pensamos que allá donde vayamos será todo igual que en nuestra ciudad, pero lo cierto es que no será así. Una vez allí podemos vernos delante de una máquina expendedora donde no será fácil comprar un ticket entre 20 modalidades diferentes y en un idioma que probablemente no conozcamos. Es probable que acabemos comprando lo que no es, y además gastando dinero de más.

En ocasiones no sabremos dónde comprar los billetes y entraremos en el medio de transporte pensando que se compran dentro, cuando puede no ser así. Si te pilla un revisor, es probable que no te sirva la excusa del desconocimiento para ahorrarte la multa.

Lo mejor para ahorrarte un mal trago es investigar antes de salir de viaje. Solo tienes que buscar en internet información sobre la empresa que gestione el transporte público en la ciudad a la que vayas y podrás ver las distintas modalidades de billetes. Casi siempre encontrarás un billete para viajar durante 24 o 48h para turistas, billetes de precio reducido para niños, o incluso billetes familiares o de grupos que llevan unos descuentos muy buenos. Mejor llevar las ideas claras, saber dónde se compran los billetes y no improvisar in situ. Seguro que gastarás menos dinero y te ahorrarás algún disgusto. En la web incluso podrás obtener un mapa de la red de transporte e imprimirla.

Si vas a visitar otras ciudades cercanas, infórmate antes de salir si es mejor y más barato desplazarte en bus, en tren o alquilando un coche.

¿Qué visitar?

Pues para planificar lo que vamos a visitar hacemos varias cosas:

  • Visitar la web de turismo de la ciudad. Te dará un visión general de las atracciones y monumentos turísticos más importantes.
  • Utilizar la web (que también tiene aplicación para el móvil) más importante para viajeros, TripAdvisor. En esta web puedes encontrar casi todo lo que necesitas para planificar un viaje, lugares que visitar, dónde comer, hoteles donde alojarte. Lo bueno de TripAdvisor es que tiene miles de opiniones de sus usuarios y sirven para clasificar los lugares más importantes que visitar, los mejores restaurantes según precio, los mejores hoteles… La aplicación móvil incluso te da la opción de planificar el viaje eligiendo los sitios que quieres visitar. Es una aplicación esencial.
  • Visitar el foro Los Viajeros. Es un foro de viajes con más de 300.000 miembros, con información organizada por países, zonas y ciudades. Puedes encontrar recomendaciones y consejos de casi cualquier lugar del mundo. Lo mejor es que cualquier duda que tengas podrás preguntarla y a buen seguro que alguien te responderá.

 

Dónde comer

Pues esto sí que nos gusta llevarlo planificado. Mucha gente improvisa las comidas, pero lo cierto es que improvisando lo que se consigue es acabar en restaurantes turísticos que darán un buen bocado en tu cartera. Las comidas suele ser donde más dinero se nos irá en el viaje si no las planificamos. Además, puede suponer una pérdida de tiempo considerable buscar dónde comer si no lo llevamos claro.

como organizar y planificar un viaje

Opciones:

  • Si vamos a un apartamento en Airbnb, procuramos que tenga cocina. Nos permitirá hacer alguna comida en el apartamento, además de guardar alimentos para preparar comida o bocadillos que llevarnos a alguna excursión. Hay ocasiones en la que vas con prisas y parar a comer en un restaurante te puede venir francamente mal.
  • Si vamos a comer en un restaurante, en TripAdvisor tienes infinidad de sitios con opiniones que te ayudarán a decidir. Lo bueno es que descubrirás lugares poco turísticos y con precios mucho más asequibles.
  • Otra aplicación fantastica para buscar un lugar donde comer es Foursquare, donde también puedes encontrar los mejores lugares para comer en una zona determinada con opiniones de otros usuarios. A mi me gustan ambas aplicaciones y para organizar las comidas utilizo indistintamente una u otra.
  • Existe más aplicaciones de este tipo y también muy conocidas, como Yelp, si bien yo uso las 2 anteriores.
  • Tanto Foursquare como Yelp tienes otras muchas funciones interesantes, como lugares turísticos, atracciones locales…
  • Luego están los lugares clásicos de comida rápida, donde podrás solucionar también alguna comida.




Seguro médico

Si estás bajo el regimen de Seguridad Social y viajas fuera de España, debes sacarte la Tarjeta Sanitaria Europea. La tarjeta acredita el derecho a ser tratado en los centros sanitarios públicos en igualdad de condiciones con los ciudadanos del país que se visita. La tarjeta es válida en todos los países de la UE y en el resto de países del Espacio Económico Europeo (Islandia, Liechtenstein y Noruega) y en Suiza. No sirve fuera de estos países.

La tarjeta hay que solicitarla en la Seguridad Social antes del viaje y es totalmente gratuita. Te la envían por correo y puede tardar un par de semanas, por lo que debéis gestionarla con antelación al viaje.

La TSE no certifica automáticamente que la atención médica sea gratuita, pues en algunos países de la UE se deben pagar las consultas inclusive en la sanidad pública, lo que exigiría al titular pagar esos gastos. La Tarjeta garantiza el reembolso de dichos gastos una vez vuelvas a España.

Si lo que tienes es un seguro privado, infórmate en tu compañía aseguradora antes del viaje si te ofrece cobertura fuera de España.

Documentación

Si vamos a salir de España, es muy importante revisar con suficiente antelación la documentación que necesitaremos para viajar. Si vamos fuera de España:

  • Dentro de la UE necesitaréis siempre el DNI en vigor o el pasaporte. Si te va a caducar estando de viaje, recordad renovarlo con antelación pidiendo cita previa. Aunque dentro de la Unión Europea basta con llevar uno de los dos documentos, no está de más llevar ambos como medio de identificación alternativo en caso de pérdida de uno de ellos.
  • Todos los niños deben llevar su documentación, DNI o pasaporte. Aunque en España no es obligatorio para menores de 14 años, sí que lo es si van a viajar fuera. El libro de familia NO sirve como documentación para viajar con niños.
  • Si viajan los niños solos o con uno de los 2 padres, es necesaria la autorización de los progenitores que no viajen.
  • Si vais con algún estudiante que ya no sea niño, es conveniente que lleve el carnet de estudiante internacional (ISIC), ya que podrá conseguir importantes descuentos en transportes y museos.
  • Llévate el carnet de conducir si vas a conducir dentro de la UE. Si lo harás fuera de ella debes obtener el carnet internacional de conducir.
  • Si viajáis fuera de la UE, vais a necesitar el pasaporte. Además es necesario que os informéis previamente de qué documentación es necesaria llevar al país de destino. En algunos es necesario obtener visado o incluso vacunarse previamente de ciertas enfermedades. No cometas tonterías cuando estés fuera de España. Dependiendo del país algunas leyes pueden ser muy restrictivas y te puedes meter en un lío.
  • Puedes encontrar mucha información y recomendaciones en la web del Ministerio de Asuntos Exteriores.

 

Cambio de divisa

Si viajas por España o por la zona Euro dentro de la UE obviamente no tendrás que hacer cambio de moneda.

¿Pero qué ocurre si vas a un país dónde tiene otra moneda? Incluso dentro de la UE hay países que mantienen su moneda y necesitaremos hacer cambio de moneda.

como organizar y planificar un viaje

Opciones que he usado:

  • Cambiar la moneda en España. Hace mucho que ya no lo hago. No merece la pena. Te van a cobrar comisión igual que en el país al que vayas. Aunque si necesitas dinero desde el momento que aterrices y no vas a poder cambiar, es quizá la única opción que te queda. Es probable que cuando vayáis a la sucursal a cambiar no tengan disponibilidad de la divisa que necesitéis, y tengáis que volver otro día. Tened esto en cuenta para hacerlo con antelación.
  • Cambiar una vez llegues al país en una oficina de cambio de moneda. Esta opción sí que la he usado muy a menudo pero hay que tener en cuenta varias cosas:
    • Infórmate bien de a cuanto está el cambio antes de salir de España. Hay oficinas de cambio que te cobran una comisión y otras que dicen que no pero te dan un cambio muy poco favorable. Debes tener claro a cuánto está el cambio para que no te timen. En el foro El Viajero he encontrado recomendaciones de personas que indicaban cuáles eran los lugares más favorables donde cambiar.
    • Puede ocurrir que te bajes del avión y necesites usar dinero (para coger el autobús por ejemplo). En ese caso te verás obligado a cambiar en el mismo aeropuerto (si hay una oficina de cambio abierta) y no suelen ser las que mejores condiciones ofrecen.
  • La tercera opción es que una vez lleguéis saquéis dinero en un cajero con tu tarjeta española. Últimamente es la que suelo hacer. Debéis consultar con vuestro banco las comisiones por sacar dinero de un cajero y por pagar con la tarjeta de crédito o débito en una tienda. En mi caso me ofrecen unas condiciones muy favorables y las comisiones suelen ser menores que las de cualquier oficina de cambio. De hecho, puedo pagar con la Visa sin comisión, y la conversión que me hacen a Euro es la oficial, por lo que no me cobran comisión alguna.




El móvil, es un instrumento muy útil para viajar

El móvil es nuestro gran aliado en nuestros viajes, tanto dentro como fuera de España. Nos permite buscar información desde cualquier lugar y podremos solucionar cualquier imprevisto.

Si sales fuera de España, contacta con tu operador de telefonía y contrata algún bono de datos (Roaming) para estar conectado en todo momento. Ya la mayoría de operadores te ofrecen bonos de 1€ al día con el que podrás navegar por internet y llamar a España. Desde junio de 2017 ya no existe Roaming dentro de la Unión Europea, por lo que podrás usar tu móvil (llamadas y datos) en cualquier país de la UE sin un coste extra para ti.

Aplicaciones esenciales:

  • Google translator. Si tienes problemas con el idioma esta aplicación te sacará de algún apuro. Ademas de las funciones básicas de traducción escrita, tiene otras muchas muy interesantes (solo disponibles en algunos idiomas):
    • Puedes hacer una foto a un cartel y te lo traducirá online. Por ejemplo un menú de comida.
    • Puedes intentar mantener una conversación con otra persona y la aplicación hará de traductor simultáneo. Esta función no está disponible para todos los idiomas.
  • Google maps. Tanto si vas a conducir como si no necesitarás Google Maps para no perderte. El ir con el mapa en la mano se ha acabado para siempre. En determinadas ciudades te indica incluso las paradas del transporte público y la ruta que llevan.
  • TripAdvisor, Foursquare, Yelp. Ya las he explicado más arriba. Son básicas para poder elegir adónde ir y dónde comer.
  • Booking, AirBnB, Ryanair… si tienes reservas de hotel en Booking, apartamento en AirBnB, billetes de avión de Ryanair o de cualquier otra compañía, casi todas tienen su aplicación móvil en la que tendrás los datos de tu reserva y billetes.

 

Y con esto terminan mis consejos para organizar y planificar un viaje. Espero que algunos de estos consejos os sirvan de utilidad.

Si en verano te vas a ir a la playa y tienes niños, quizá te interese las entradas Ir a la playa con niños y Precauciones con los niños en la playa.

Déjame un comentario si quieres darme algún otro consejo de viaje o decirme cómo os organizáis vosotros.

Recordad que podéis suscribíos al blog y no os perderéis ninguna novedad. También podéis suscribiros a mi canal de YouTube.

Un saludo, Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 4,33 sobre 5)
Cargando…

Organizar y planificar las comidas para ahorrar tiempo y comer sano

Con los horarios que tenemos y las prisas, a todos nos viene bien una ayuda a la hora de organizar y planificar las comidas. Para conseguir ahorrar tiempo, comer sano y no sucumbir a la rapidez de las comidas precocinadas industriales.

La entrada de hoy del blog es especial. Hoy contamos con la colaboración de María Coronilla, que nos va a explicar cómo se organiza ella. Os dejo con la entrada:

Buenos días, y ante todo mil gracias a Pepa por la confianza depositada en mí.

Soy madre de familia numerosa, trabajadora y apenas tengo  tiempo durante la semana para preparar la comida. La necesidad agudiza el ingenio, por eso quiero compartir mis trucos para salvar las comidas del día a día.



Organizar y planificar las comidas

  • Utilizo mucho el congelador, por lo que es importante recordar que lo que se congela en un alimento es el agua y que tenemos que desengrasar al máximo para evitar que se enrancie la grasa y nos estropee el sabor esperado.
  • Una cosa que nunca debe faltar en casa son las legumbres ya remojadas (excepto las lentejas, que no necesitan remojo). Cuando pongo a remojo los garbanzos, pongo en agua todo el paquete, aunque no vaya a utilizarlos todos de momento. Una vez remojados, se escurren y se ponen en una bolsa en el congelador. Si se apelotonan no hay problema. Se soluciona con algo tan sencillo como dejar caer la bolsa contra la mesa y ya podremos añadir la cantidad que necesitemos directamente a la olla.
  • Siempre tengo cebolla, ajo, puerros, pimientos,etc, cortados y picados, para poder ahorrar tiempo en un momento de apuro.
  • La carne picada preparada en una boloñesa o congelada simplemente con salsa de tomate, congelada y lista para añadir a la pasta cocida, el resultado es muy bueno y rápido de preparar.
  • Un plato que también admite muy bien la congelación son las albóndigas, siempre y cuando las congeles directamente con salsa o las congeles una vez fritas y la salsa se congela aparte.

 

Hay que cocinar más cantidad y congelar

  • Las croquetas las preparo en mucha cantidad. Las congelo por tandas, colocadas sobre un plato o una bandeja pero separadas unas de otras para que no se peguen entre ellas. Deben estar ya empanadas y preparadas para freír (como las que se compran congeladas). Una vez congeladas las pongo en una bolsa y así quedan ideales para simplemente freír las que necesite. Se fríen tal cual, sin descongelar previamente.
  • Los Buñuelos de pescado, se preparan y se congelan igual que las croquetas: en un plato o bandeja listos para freír.
  • Cuando preparo paella o arroz casero, el sofrito lo hago primero y en más cantidad de la necesaria. El que no utilizo en el momento, lo concentro y congelo en porciones. De este modo lo tengo listo para añadir únicamente agua y arroz. Queda ideal de este modo para arroz con pollo, con calamares, con sepia…



  • Los guisos de carne se preparan con antelación con el mismo sistema anterior: preparo más cantidad del sofrito, añado la carne y preparo el guiso. Luego concentro mucho la salsa para que ocupe menos espacio en el congelador (el mío es muy pequeño).  Así luego, simplemente hay que añadir más líquido y unas patatas.
  • Cuando hago empanada de atún preparo siempre el doble. La masa se puede congelar si la receta que usemos lleva levadura. El relleno lo congelo en un tupper para rellenar otra. Otras veces lo cogelo en porciones para hacer pasta con aún y tomate, unas empanadillas, o lo que más nos apetezca. Hay que tener en cuenta que el huevo cocido no admite bien la congelación (su textura varía). Yo los huevos cocidos se los añado al relleno antes de hornear. Nunca los congelo.

Aprovechar los restos

  • Cuando hago pollo y otra carne guisada, y me sobra, hago lo siguiente. Preparo un sofrito con cebolla y la verdura que tenga por el frigorífico y le añado el pollo desmenuzado. Una vez rehogado, añado un poco de líquido. Eso le otorga al pollo jugosidad y hace que congele mucho mejor. Así no queda reseco al descongelar. Cuando lo voy a usar le doy un golpe de calor rápido. De este modo recupera el líquido perdido. Queda ideal para rellenar canelones o acompañar alguna pasta.

Caldos concentrados

  • Con los huesos de jamón (perdonad, tengo la suerte de vivir en Salamanca, y una buena paleta…), hago caldo de jamón. Pongo los huesos en la olla rápida cubiertos de agua y una vez bien concentrado el caldo, al congelador en la cubitera, y luego a la bolsa de congelados. Por supuesto, no olvidar etiquetar de qué son los cubitos y la fecha.
  • Cuando hago caldeirada de pescado siempre reservo el fumet y como muchas veces suelo tener mejillones, gambas u otro marisco, lo aprovecho. Añado las verduras y lo cuezo, luego lo cuelo y lo concentro. Por último, lo congelo en una cubitera. Para que ocupe menos sitio paso los cubitos a una bolsa de congelados y ya tengo mis pastillas de caldo de pescado.




Reglas de oro a la hora de congelar y descongelar:

  • Hay que envolverlo todo bien y utilizar recipientes herméticos. Así se evitan las quemaduras por frío.
  • Las bacterias no se mueren durante la congelación. Hay que extremar las medidas higiénicas antes, durante y después de manipular los alimentos.
  • Lo que se congela de los alimentos es el agua que contienen. Esto significa que lo que se descongela, es también el agua.
  • Tira siempre los líquidos que suelten los alimentos crudos que no has cocinado previamente.
  • Cuando congeles alimentos con caldo o salsas hay que hervirlo al menos durante 5 minutos, para matar a las posibles bacterias.

Y sobre todo, recuerda que lo congelado también caduca, así que si podéis poner la fecha de congelación, y tenerlo en cuenta.

 

Un beso grande a todos.

 

Y hasta aquí los consejos de María para organizar y planificar las comidas, que como ves son muchos y todos muy prácticos. ¿Cuál te resulta más útil? ¿Y tú cómo lo haces?

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (11 votos, media: 4,73 sobre 5)
Cargando…

Organizar el armario de los tuppers

Organizar el armario de los tuppers tiene fama de ser una de las tareas más engorrosas y desagradecidas que podemos hacer en la cocina. Todos tenemos multitud de recipientes de todos los tamaños, formas y colores destinados a guardar de un modo higiénico los restos de comida en la nevera o en el congelador.

organizar los armarios de los tuppers

Son muy útiles

Resultan estupendos para preservar en un envase cerrado los alimentos una vez que abrimos el envase original.

Con ellos evitamos las mezclas de olores y con unas medidas mínimas de higiene, evitamos la contaminación cruzada y dificultamos que proliferen las bacterias.

En las casas con niños en edad escolar son muy útiles para meterles la merienda. Y si por nuestro horario nos vemos obligados a llevarnos el almuerzo al trabajo, resultan verdaderamente imprescindibles.



Organizar el armario de los tuppers y mantenerlos ordenados

Organizar el armario de los tuppers no es imposible si sólo tienes los que realmente necesitas. El problema surge porque acumulamos muchos más de los que realmente utilizamos. Entre los que compramos, los que nos regalan y los que reciclamos de los que nos llegan cuando pedimos comida a domicilio, nos encontramos con armarios llenos de recipientes sin control.

En realidad los tuppers deberian estar llenos de comida en el frigorífico y en en el congelador, o en el lavaplatos, preparándose para una nueva ronda de uso. El armario donde los guardamos debería estar prácticamente vacío, a excepción de los pocos que usamos en ocasiones especiales (por ejemplo, el portatartas o el recipiente grande en el que transportamos la ensalada o las tortillas los días que salimos al campo) . Es curioso pero resulta que esos suelen ser los que están siempre ordenados y sin estorbar.

Se trata del resto, de los de uso diario, los que nos cuesta organizar. Son comunes los armarios tan llenos y tan desordenados que al abrir la puerta siempre se caiga alguno, y además, al estar las tapaderas separadas de los recipientes, es complicado encontrar la pareja. ¿Cuantos tuppers y tapaderas tienes que sacar hasta encontrar lo que necesitas?  Seguro que varios.

 

Lo primero: deshazte de todos los que no tengan pareja.

Para ello haz lo siguiente:

  • Vacía el armario y coloca sobre la mesa de la cocina todas las piezas que tengas. Haz dos montones: uno de bases y uno de tapaderas.
  • Aparta a una bolsa todas las piezas rotas, agrietadas, con mal color, arañadas, viejas, opacas del uso… o que les tengas manía.
  • Forma con lo que queda todas las parejas que puedas de recipiente y su tapadera.
  • Todas las piezas desparejadas… apártalas a la bolsa de los estropeados.

Como excepción, los de la marca tupperware. Aunque cambien los colores, muchos tienen formas y tamaño estándar que no han variado con los años. Si tienes tuppers de su marca sin tapadera, aunque sean antiguos, pregunta a una vendedora porque es probable que las puedas comprar sueltas.



 

Ahora vamos a revisar todos los tuppers que tienes completos.

  • Revisa que sus cierres funcionen bien y sean estancos. Aparta a la bolsa sin remordimientos los que no cumplan.
  • Revisa los tamaños y no guardes los de capacidades que no usas. Céntrate en tamaños multiuso a partir de los 200ml. De menos, generalmente sólo sirven para caerse y estorbar.
  • Si hay alguno que sepas que usa poco por la simple razón de que no te gusta por el motivo que sea, ponlo en La Bolsa. No conserves nada que te produzca rechazo. De todos modos, no lo vas a usar…

 

Para terminar, los colocamos

Ya estamos terminando de organizar el armario de los tuppers, sólo nos queda volver a colocar los que nos quedan en su lugar.

Si hace mucho que no hacías está limpieza, seguro que has quitado muchos inservibles y te queda mucho espacio libregu

Guárdalos en el armario apilados con la tapa puesta y cerrada. 

De este modo, ya no volverás a perder las tapaderas. Si tienen válvula para salida del vapor y no estorba al apilar, déjala abierta. Si no tienen válvula o estorba al abrirla, da igual.

Para que no votan olor a cerrado, lo único que hay que hacer es cerrarlos una vez que estén bien secos.

Mi truco-consejo definitivo para organizar los tuppers.

Cuando veas que necesitas comprar, trata de hacerlo por lotes completos. En lugar de piezas sueltas desparejadas, aprovecha que las marcas sacan su línea con paquetes surtidos de varios tamaños, y coge un modelo que se pueda apilar y recoger fácilmente. Te dejo dos ejemplos de piezas que yo tengo y que me encantan por bonitos y prácticos:

En este enlace tienes un modelo de varios tamaños que se apilan abiertos uno dentro de otros y a la vez las tapas quedan perfectamente ordenadas. Es un diseño ideal porque quedan todos guardados dentro del de mayor tamaño. Además es que son preciosos. Me encantan.

Y un par de últimos apuntes:

Cuando los compres, vigila que en los plásticos aparezca la etiqueta de que están libres de BPA (BPA free)

No reutilices de modo indefinido los baratos que venden como semi-desechables. Tampoco los que llegan a casa procedentes de restaurantes de servicio a domicilio. Aunque tengan una apariencia impecable, sus plásticos son de poca calidad y a no ser que marquen ser libres de BPA, con unos pocos usos comienzan a migrar los compuestos tóxicos a la comida. Nunca los uses para congelar, calentar en el microondas o contener comidas grasas.




En caso de dudas, repón existencias. Mejor que sean nuevos y un poco más económicos que mantener en el armario plásticos antiguos fabricados con químicos dudosos.

 

Y esto es todo. Espero que te sea útil. Escríbeme  un comentario y suscríbete para estar a le día de las novedades.

 

Abrazos.

Pepa Tabero.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, media: 4,78 sobre 5)
Cargando…

¿Estás cumpliendo tus propósitos de año nuevo? Te ayudo a conseguirlo.

Estamos ya a mediados de enero. Una fecha clave para concienciarnos y comenzar a cumplir los propósitos de año nuevo. Ya pasadas las vacaciones, recogidos los adornos, con la casa y la familia de vuelta  a los ritmos y rutinas habituales.

Propósitos de año nuevo

Seguramente este año, como todos los anteriores, te paraste a mediados/finales de diciembre a meditar sobre el año que se acabó y las mejoras que podrías hacer para este nuevo que se presenta. Unido al remordimiento de no haber cumplido nada de lo que planeaste que harías el año pasado, te habrás propuesto que este año va a ser distinto… y ahora, ya pasada la vorágine de las vacaciones, las fiestas y una vez vueltos a la rutina, estás debatiéndote entre comenzar con ganas o dejarlo de lado sin ni siquiera intentarlo porque ya se te ha pasado el furor del fin de año.




En mi casa también hemos celebrado el cambio de año, han pasado los Reyes y han terminado las vacaciones. Niños al colegio, adultos al trabajo, rutinas de nuevo en marcha y aquí estoy ya, de vuelta y con muchas, muchas ganas de comenzar y ayudarte a mantener en marcha esos proyectos.

Así que aquí te dejo mi idea de lo que debe ser una buena lista de propósitos de año nuevo, que no son deseos ni sueños. Porque no son lo mismo. Cuando soñamos despiertos y tenemos mil y un deseos que nos encantaría que se cumpliesen. Pero necesitamos centrarnos y trabajar para conseguirlos, porque ncluso la lotería, no toca a quien ni siquiera se toma la molestia de comprar una papeleta.

Lista de sueños y deseos para el próximo año.

Como el año tiene 12 meses, vas a hacer una lista de 12 cosas que te gustaría tener cumplidas a final de año. Esa lista son tus propósitos de año nuevo. Tus objetivos.

Si ya la hiciste, búscala, y si no, ve escribiéndola. Cuando la tengas en la mano, relee y ordena todos los puntos de mayor a menor importancia para ti. Si no se te ocurren 12 puntos claves y te das cuenta de que pusiste 12 sólo por completar, borra los menos motivadores y repite los que de verdad son importantes. Una vez hecho esto tendrás una lista básica con lo que realmente te interesa,  aunque tal vez anotaste simplemente cosas muy genéricas del estilo “ser feliz”, “cuidarme más”, “adelgazar”, “conseguir un trabajo mejor” y “viajar más” (suelen ser los puntos genéricos que más se suelen repetir en las listas de propósitos de año nuevo)

No importa. Ordénalos según la importancia que tengan para ti. De esta forma:

  1. Ser feliz
  2. Adelgazar
  3. Cuidarme más
  4. Un trabajo mejor
  5. Viajar

Y repite los apartados en ese mismo orden, hasta completar los 12 meses. Algo así:

  1. Ser feliz
  2. Cuidarme más
  3. Adelgazar
  4. Un trabajo mejor
  5. Viajar
  6. Ser feliz
  7. Cuidarme más
  8. Adelgazar
  9. Un trabajo mejor
  10. Viajar
  11. Ser feliz
  12. Cuidarme más

Plantea metas a corto plazo…

Como dice el refrán, divide y vencerás. Ya tienes hecha tu lista con las cosas que quieres mejorar durante el año. Un año es mucho tiempo y es fácil despistarse, de modo que vamos a ir paso a paso, dando pasitos cortos. El año tiene doce meses, y cada mes tiene 4 semanas. Es más sencillo mantener el interés durante una semana cada vez, que tratar de abarcar todo un año de golpe.

Siguiendo este método, vamos a dedicar a cada objetivo un mes, y para ello lo dividiremos en 4 acciones concretas a las que dedicaremos una semana.

sueños —> deseos —> propósitos—> objetivos —> metas


Una vez tengas por escrito la lista con tus objetivos, anota al lado de cada uno las cuatro acciones concretas que tú puedes hacer para acercarte a él. Cada una de esas acciones, es una meta que al cumplirla, te acerca un poco más a tu objetivo. Céntrate en cumplir una de esas metas cada semana.

Al final de semana y antes de cambiar a una nueva meta, evalúa la situación en relación al objetivo y tus progresos. Reajusta lo que veas necesario para ir avanzando a un ritmo ágil. No te estanques ni aceleres demasiado. Procura tener un ritmo en el que lleves el control de forma cómoda.

Y cúmplelas.

A mí me gusta comenzar los retos siempre dando las gracias. Agradece las cosas buenas que tienes relacionadas con el propósito en el que vayas a trabajar. Concéntrate en lo positivo. Cada día al despertarte, piensa en todas las oportunidades de cosas buenas que se te abren y céntrate en ellas. Echa un vistazo a tu lista para saber en qué te toca centrar la meta cada día, para lograr llegar a diciembre con tu lista de propósitos de año nuevo cumplida.
Al principio (sobre todo si no tienes costumbre) tal vez notes que avanzas un poco a trompicones. No lo dejes. Ajusta lo que sea necesario, pero date tiempo y sé constante. Ya verás como poco a poco va fluye hasta que te sale solo.

Usa un calendario para anotarlo todo.

Si temes perderte por el camino, usa calendarios. Busca uno que te motive y cuélgalo en un sitio en el que lo veas todos los días. Escoge un modelo que te guste y tenga espacio para escribir. De este modo, podrás anotar tu meta semanal para no olvidarla.

Pincha aquí para ver el calendario que yo usoPropósitos de año nuevo. Calendario Pepa Tabero., para que veas el formato que a mí más me gusta. Yo lo tengo colgado en la cocina porque es donde mejor me viene. Busca un calendario que te guste, cuélgalo en el lugar donde más útil te resulte, y úsalo. Escribe tus proyectos, tus metas… en él. Según vayas cumpliendo metas y acercándote a los objetivos, verás cómo Los propósitos que te planteaste conseguir cada vez los tienes más cercanos. Simplemente por anotarlos y verlos escritos,  al no olvidarlos, te resultará más fácil trabajar en ellos y pronto comprobarás los resultados.

Un abrazo de Pepa.