Cómo cuidar las sartenes antiadherentes

Cuidar las sartenes antiadherentes es muy sencillo. Siguiendo unas pocas pautas básicas sin salirse de ellas nos durarán mucho tiempo en buenas condiciones.

cómo cuidar las sartenes antiadherentes

Pautas básicas

  • lo primero y más básico, es leer las instrucciones del fabricante. Poca gente lo hace, pero el que mejor conoce su producto es el que lo fabrica, y a él es al que en un momento dado podemos reclamar la garantía si se estropean antes de tiempo, pero claro, primero tenemos que leer sus instrucciones de uso para saber cómo cuidar las sartenes que fabrican.



  • Hay que seguir las instrucciones de lavado. Hay sartenes que prohíben el uso del lavaplatos y obligan a ser lavadas siempre a mano. Otras marcas, en cambio, en la etiqueta avisan de que se pueden lavar a máquina. Yo por ejemplo nunca compro sartenes que no se puedan meter en el lavavajillas… y muy pocas veces las lavo a mano. Habiendo máquinas que nos hagan el trabajo, prefiero dedicar mi tiempo a otra cosa que a fregar sartenes sucias.

Antes del primer uso. Curar la sartén.

Lo primero que hay que saber, es que este tipo de sartenes no hace falta curarlas antes del primer uso como las de hierro. El recubrimiento es ya de por sí antiadherente. Por ello, cualquier curado clásico que podamos hacer, no protegerá ni aumentará estas propiedades y la sal, lejos de ayudar, lo más probable es que lo arañe y la estropee.

Sin embargo antes del primer uso, si conviene seguir los siguientes pasos:

  • Hay que lavar la sartén con agua caliente y jabón, con una esponja suave.
  • Se seca bien con un paño suave o una servilleta de papel
  • Calentar la sartén durante unos segundos
  •  Una vez templada, se aplica una capa fina de aceite de cocina por todo el interior de la sartén y se retira con un paño o un papel de cocina.
  • Este último paso hay que hacerlo de forma periódica para mantener el antiadherente en perfectas condiciones

 

Cómo cuidar las sartenes antiadherentes

  • Nunca poner a calentar la sartén estando vacía y evitar los excesos de temperatura que podría alcanzar si se pone a fuego fuerte.
  • Usar siempre las temperaturas mínimas según la receta. Preferentemente los fuego flojo, medio y medio-fuerte y dejar el más potente sólo para reducir líquidos.
  • No dejar una sartén vacía sobre una placa caliente, aunque esté apagada.
  • Hay que dejar que se enfríe sola, sin ponerla en agua para que se enfríe más rápido. Provocar estas diferencias bruscas de temperatura deforma el fondo difusor y estropea el antiadherente. El “truco” de pasar un hielo por la sartén caliente recién apartada del fuego, para lo único que sirve, es para arriesgarse a estropearla.
  • Por supuesto, NUNCA emplear utensilios metálicos para remover los alimentos que se están cocinando. NUNCA usar tenedores o cuchillos para cortar directamente nada en la sartén.
  • Emplear utensilios de madera, de fibra o de silicona que no arañen la superficie.

Qué hacer cuando empiecen a pegarse o se estropee el antiadherente

Si a pesar de todos nuestros esfuerzos por cuidar las sartenes antiadherentes éstas empiezan a pegarse, eso ya tiene mala solución.

Si es por desgaste del recubrimiento hay que aplicar una capa fina de aceite antes de ponerla a calentar. Hay que esperar a que esté caliente antes de poner la comida para que no se pegue.

Si es el antiadherente arañado o saltado habrá que descartar la sartén directamente.

El truco de recuperar la adherencia cubriendo la sartén con sal y recalentando, como dije un poco más arriba, en estos materiales no funciona. No es aconsejable en sartenes antiadherentes porque la misma sal puede arañar el recubrimiento y el calentamiento excesivo en seco, acabará de estropearlo.
Y eso es todo. Siguiendo estos consejos básicos estoy segura de que cuidar las sartenes antiadherentes te resultará mucho más sencillo.

¿Tienes alguna duda? Déjamela en un comentario.

Si te ha gustado la entrada, puedes suscribirte al blog y te avisaré de las próximas entradas.

Abrazos de Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, media: 4,67 sobre 5)
Cargando…

Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint

Pintar un mueble con pintura de tiza o chalk paint es una forma de renovar el aspecto de nuestros muebles de una forma muy sencilla y resultona. Y es que los muebles pintados con chalk paint tienen un estilo propio.




Este tipo de pintura es adecuada para cualquier estancia. Sólo necesitamos un poco de imaginación para lograr un resultado precioso con el acabado rústico o desgastado tan de moda en los últimos tiempos.

pintar mueble con pintura de tiza o chalk paint

Características de la pintura de tiza o Chalk Paint

La pintura de tiza o Chalk Paint es una pintura de interior casi sin olor y que se limpia fácilmente con agua. Tiene una alta cantidad de polvo de yeso en su composición. Esto hace que sea muy cubriente y necesitemos dar pocas capas.

Dependiendo del modo de aplicación, del material base y del aspecto que queramos conseguir necesitaremos más o menos capas, pero normalmente con dos es más que suficiente. La podemos encontrar en lata o en spray. Las texturas finales son diferentes según el formato que elijamos.

En spray el acabado es muy liso, típico de este tipo de aplicación. Con la pintura en lata aplicada con una brocha el acabado es más rústico porque se aprecian los brochazos.

Lijando con un taco de lija fino eliminamos las posibles marcas o defectos. En este caso tendremos que aplicar varias capas de pintura porque es fácil desgastarla toda por algunas zonas y llegar a sacar el color inicial del mueble.

Si te gusta ese efecto desgastado, verás que es muy fácil de conseguir.

La parte más interesante de pintar un mueble con pintura de tiza o chalk paint, es que no es necesaria la imprimación previa ni el lijado entre capas. Simplemente hay que limpiar bien la superficie que queremos pintar. Frotamos con un trapo mojado en amoniaco disuelto con un poco de agua y esperamos a que se seque.

Se puede pintar prácticamente sobre cualquier material sin necesidad de tratamiento o preparación previa. Esto nos ahorra muchísimo trabajo.

Al secarse, el color queda muy mate, como empolvado y el acabado resulta muy poroso, de modo que cualquier roce podría dejar una mancha que quitaremos con una goma de borrar o lijando un poco y pintando de nuevo en caso de que no salga con la goma.

Para evitar este inconveniente necesitamos aplicar al mueble un producto de acabado. Se le puede poner barniz, pero a mí me encanta como queda con la cera especial para pintura de tiza, que una vez aplicada, protege el mueble de golpes y suciedad y deja un brillo satinado muy bonito.

Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint

La mejor forma de comenzar es desmontando las puertas, los tiradores y las demás parte metálicas (bisagras…)  y comenzar aplicando la pintura de tiza por las molduras con una paletina fina (una brocha plana)

Una vez listos los detalles y las zonas más complicadas, con una paletina más ancha pasamos a rellenar los paneles. Los tableros más extensos los hacemos con un rodillo para cubrir la superficie rápidamente. Como la textura que proporciona el rodillo es muy diferente de la de la brocha, la segunda capa de pintura conviene aplicarla a todo el mueble con la brocha, de modo que la textura de toda la superficie quede unificada.




Las irregularidades de la primera capa de pintura las quitamos lijando un poco cuando esté bien seca. Quita el polvo del lijado con un paño limpio y seco y ya está el mueble preparado para aplicar la segunda capa de pintura de tiza.

 

Terminación del mueble con cera

Para aplicar la cera hay que esperar a que la pintura está completamente seca. Lo mejor es seguir los tiempos que nos marca la lata, porque varía un poco entre las distintas marcas.

La cera se puede aplicar haciendo una muñequilla de tela o con una brocha. Yo prefiero la brocha porque me parece mucho más rápido. Se aplica una primera capa, se deja secar y se aplica una segunda capa que una vez seca se pule con un paño de algodón para lograr un poco de brillo. Cuanto más se pule, más brillo sale, pero es mejor no pasarse porque podríamos acabar retirando toda la capa de cera y la pintura quedaría desprotegida. Con pulir un poco es suficiente.

Pintar mueble con pintura de tiza o chalk paint

 

Y para terminar, aquí os dejo el video que he hecho en el que renuevo un aparador de aspecto provenzal pintándolo con pintura de tiza o chalk paint de color blanco. ¡Ya veréis qué cambio más impresionante!

 

Si os ha gustado la entrada Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint, os invito a suscribiros al blog para no perderos las novedades. Espero vuestros comentarios y sugerencias. Si os gustan mis videos, también podéis suscribiros a mi canal de YouTube y dejarme vuestros comentarios.

Besos, Pepa Tabero.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, media: 4,78 sobre 5)
Cargando…

10 Consejos para ahorrar en la vuelta al cole

Estamos ya a las puertas del nuevo curso. La vuelta al cole se convierte en la mayoría de las casas en una carrera contrarreloj. Con estos sencillos consejos para la vuelta al cole seguro que resultará todo más fácil.

Consejos para la vuelta al cole

1- Lo más cómodo: el cole se puede encargar de los libros y el material

Hay muchos colegios que ofrecen encargarse de la compra de los libros y los materiales. Al hacerlo al por mayor los llevan directamente a la clase. En el colegio de mis hijos lo hacen, y después de años de experiencia y de comparativas, apenas hay diferencias de precio, y es infinitamente más cómodo. De todos modos, no está de más comparar precios, ya que no todos los colegios ajustan los precios del mismo modo.



2- Planifica las compras con tiempo.

Si decides encargarte tú de la compra de los libros y del material, no dejes todo para el último momento. Pide las listas de libros y materiales en junio.

De este modo tendrás todo el verano para ir comprando cosas (este consejo llega tarde para la vuelta al cole de este curso, pero apúntalo en tu agenda en el mes de junio. Así no se te olvidará preguntar cuando acaben las clases)

3- Aprovecha la reunión del primer día.

Si tu colegio no te facilita la lista de materiales con antelación o no has podido planificarte con tiempo, aprovecha la reunión del primer día para proponer a las otras familias hacer una compra conjunta. De este modo la compra os saldrá más barata al ser grandes cantidades. Muchas veces se puede hacer a través del asociación de padres del colegio o formando al nivel de la clase (o curso) lo que se suele llamar  “cooperativa”. En ella se propone el dinero necesario para los materiales y las madres delegadas se encargan de hacer las compras para todos los niños y entregarlo en el colegio.

4- Pregunta en la papelería más cercana al colegio

En tu búsqueda de precios, no debes olvidar las papelerías cercanas al colegio. Pregunta por los precios de los libros y materiales que te van a pedir y la posibilidad de que te hagan algún descuento, especialmente si son varios hermanos. La mayoría tienen los packs hechos con antelación. Compara esos precios con los del colegio y decide en base a ello tu mejor opción de compra.

5- Grandes comercios

Una opción muy extendida es comprar los libros y materiales en grandes almacenes que ofrecen descuentos desde varios meses antes del inicio del curso. Los descuentos en libros están regulados en España, con un máximo del 5%, por lo cual tampoco vas a encontrar grandes diferencias en lo referente a libros de texto. Sin embargo, muchos de estos comercios ofrecen descuentos asociados en forma de bonos para futuras compras. A mí, salvo que ofrezcan una financiación de la compra sin intereses, no me convence esta opción porque no suelo encontrar grandes diferencias de precio y es mucho más rápida y ágil la opción de la compra en el propio colegio o en la papelería de barrio, donde te ofrecen un trato cercano y personalizado.

6- Aprovecha las ofertas de “vuelta al cole” para comprarles la ropa

Septiembre entra siempre con buenísimas ofertas de ropa de la nueva temporada ideal para la vuelta al cole. Si no llevan uniforme, es un momento estupendo para equiparlos con las prendas básicas que utilizarán durante el curso. Si compras la ropa con idea de que echen el curso, procura coger tallas amplias. Recuerda que los niños también crecen en invierno. Si quieres escalonar los gastos puedes comprar ahora unos básicos y esperar a las rebajas de enero para completarles el vestuario.




Los zapatos merecen una mención aparte. No compres zapatos que les vengan demasiado grandes con la esperanza de alargar su vida útil. Los niños no estarán cómodos con ellos, y además se deformarán y para cuando les sirvan de talla estarán tan estropeados que habrá que cambiarlos.

7- Valora la relación calidad/precio de los uniformes

Ten presente que los hermanos más pequeños seguramente heredarán las prendas. Los uniformes son ropa de diario que recibe mucho trote y que tienen que aguantar muchos lavados. Por eso merece la pena invertir en uniformes de calidad para el hermano mayor. De este modo, salvo prendas puntuales, no habrá  que volver a comprar para los pequeños. La vuelta al cole es una de las ocasiones (otra, es cuando toca comprar los chaquetones y abrigos de invierno) en que invertir en buena ropa se amortiza. Esto es importante tenerlo en cuenta cuando hay varios hermanos.

8- Ten confianza con otras madres

Si tienes confianza con otras madres, pídeles los uniformes que le quedaron pequeños a sus hijos. Consulta también el ampa. Muchas veces tienen un ropero de uniformes usados que venden muy baratos. Si son tus niños los que dejan la ropa nueva, ofrécela a madres que conozcas de nenes más pequeños o al ampa del colegio.

9- Etiqueta toda la ropa y material

Pon su nombre y tu teléfono. De este modo cuando lo pierdan ( siempre se pierde algo) la persona que lo encuentre podrá avisarte. Si son varios hermanos encarga las etiquetas o el sello con los apellidos y el teléfono. De este modo con un solo diseño los marcas todos. Yo utilizo una etiquetadora domestica con cartuchos de varios materiales (papel, plástico, tela de pegar con la plancha…). Es muy cómoda y da un resultado estupendo.

10- Cose cintas en todas las prendas exteriores

Cose cintas de tela en el interior del cuello de las chaquetas, babies, jerséis… Así podrán colgarlas con facilidad en el perchero. Calcula que midan un palmo (de tu mano) de largo para que sirvan para cualquier medida de percha. Haciéndolo con cintas de colores llamativos no se confundirán al cogerla, aunque la chaqueta colgada al lado sea del mismo color.

 

En mi familia de tres niños éstas son las rutinas de vuelta al cole que seguimos. Espero que estos consejos para la vuelta al cole te sean tan útiles como a nosotros. Me encantaría haberte ayudado con ellas a que tengáis un final de vacaciones tranquilo y una vuelta al cole feliz.

Revisa también esta otra entrada donde hablo acerca de los rotuladores escolares (y explico cómo limpiar fácilmente las manchas de tinta de la ropa)

Espero que me cuentes tus trucos y tus comentarios de cómo lo hacéis vosotros <3

Abrazos.

Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

 

Cómo hacer un posavasos de silicona romántico

Hoy vengo con una entrada un poco diferente. En lugar de un nuevo truco de limpieza o una receta, se trata de una manualidad fácil y resultona de la que estoy segura de que os va a encantar el resultado. Cómo hacer un posavasos de silicona romántico que no requiere materiales especiales y que se hace en cinco minutos.

Posavasos de silicona

Un juego de estos posavasos pueden ser un detalle estupendo para regalar a una amiga especial sin necesidad de invertir mucho dinero y resultan casi imprescindibles en casa para decorar de modo original una velada especial a la que quedamos dar un toque elegante y sofisticado.




Necesitaremos muy pocos materiales, y fáciles de conseguir en cualquier comercio multiprecio a muy bajo precio:

  • Pistola de silicona caliente.
  • Recipiente plano de cristal.
  • Crema facial o corporal.
  • Sobra de ojos metalizada.
  • Esmalte para las uñas transparente.

Abajo os pongo el video tutorial que he realizado para enseñaros cómo hacer estos posavasos tan ideales. Y con este video estrenamos un nuevo canal en YouTube. Espero que os guste.

Déjame un comentario con tu opinión y suscríbete al canal de Youtube para no perderte los próximos vídeos. Puedes hacerlo en el botón de aquí abajo.

Muchos besos,

Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

 

Precauciones con los niños en la playa

El otro día os comentaba mis truquillos para ir a la playa con los niños en plan dominguero sin desfallecer por el camino, hoy vengo a contaros las precauciones con los niños en la playa que considero imprescindibles:

image

Seguro que las habrás escuchado antes,  pero nunca está demás darles un repaso rápido:

Precauciones:

    • No exponer al sol a los bebés ni a niños menores de 3 años. Procurar mantenerlos siempre debajo de la sombrilla, con camiseta, gorra y consultar con el pediatra la conveniencia de ponerles gafas de sol y el tipo de crema protectora (cuanto mayor sea el factor de protección y filtros físicos tenga, mejor)




  • Ofrecerles agua cada poco rato y refrescarles mojándoles la cabeza y el cuerpo a menudo con la ayuda del cubito lleno de agua o una botella si les da miedo o no quiere bañarse.
  • La fruta fresca cortadita es ideal para picotear y tenerlos bien hidratarlos cuando no quieren beber agua. Pincha aquí para ver el modo de mantenerla como recién cortada durante casi todo el día.
  • Evita los refrescos con gas y las bebidas demasiado azucaradas, pero recuerda que un buen helado sienta estupendamente cuando hace calor.
  • No los metas en el agua si no quieren bañarse, y si se bañan, mejor con un adulto y siempre con algún artilugio de flotación. A mí para los muy peques, me gustan los manguitos y los cinturones de corcho que se abrochan.

image

  • Aunque estén tranquilos jugando en la orilla no hay que perderlos de vista ni un segundo, porque por un lado, aunque el mar esté tranquilo en cualquier momento puede venir una ola, pillarlos despistados y darles un susto y por otro, se podrían extraviar, y se supone que a la playa hemos venido a disfrutar todos, no a pasar un mal rato.
  • Por si se despistan, conviene que lleven anotado su nombre y un número de teléfono. En una pulsera o simplemente escrito a bolígrafo en el brazo. De este modo quien los encuentre puede tranquilizarlos al llamarlos por su nombre y avisarnos rápidamente para ir a recogerlos.




Por último… Es importante es estar atentos a cualquier signo de insolación o golpe de calor (incluso bajo la sombrilla) Si eso ocurre, refrescar al niño con agua y solicitar asistencia en el puesto de socorro.

Para ello conviene evitar en lo posible las horas centrales del día (entre las 12 y las 16) porque son las que más fuerte pega el sol. Si vas poco a la playa porque la tienes lejos de casa y quieres aprovechar el día de la mañana al atardecer, ten especial cuidado en que los niños estén bien protegidos con abundante crema, camiseta y gorra y que (dentro de lo posible) no salgan de debajo de la sombrilla en esa franja horaria. Si cuesta mantenerlos tranquilos en un círculo tan pequeño de sombra, seguro que se apuntan encantados a hacer una excursión hasta el chiringuito a tomar un helado.

Y hasta aquí llego hoy, espero que se sea útil y me cuentes lo mucho que estáis disfrutando de unos días de playa fantásticos (no olvides hacer fotos)

Un abrazo de Pepa Tabero.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Ir a la playa con niños

… y no morir en el intento ¿te suena?, porque ir a la playa con niños es más un acto de voluntad que hacemos para que ellos disfruten del agua y de la arena, que la ilusión de pasar un día de relax idílico a la orilla del mar.

Pepa Tabero

Mis hijos se llevan poco y aunque ya salieron de esa etapa, hemos pasado muchos años cargando sus chismes por la arena camino del mar para disfrutar de un día estupendo en familia. Esa experiencia nos hizo ir probando prácticamente todas las combinaciones posibles de transporte de niños y accesorios de la forma que resultase más cómoda posible… Y a tener en cuenta las precauciones básicas que te explico en este otro artículo.




Al principio ir a la playa con los niños era una odisea, pero ¿cómo no ir, con lo bien que se lo pasaban? Tampoco los podía tener todo el verano debajo del aire acondicionado.

Dos sombrillas (somos 5, en una sóla no cabemos), las hamacas, las toallas, las cremas protectoras y el neceser con un sinfín de cosas para el bebé y los más pequeñitos (pañales, crema del culete, toallas húmedas, el agua, la comida, …), además había que llevar previsión de gorras, camisetas y bañadores de repuesto y una toalla limpia para cada uno de los nenes… acababa llenando dos cestas…. Y por supuesto no podía faltar una mochila con los juguetes (multiplicad en mi caso por tres): cubos, palitas, rastrillos, moldes para la arena, los manguitos y el cinturón flotante para el agua…

En fin, una aventura que hacía que nos planteáramos si realmente merecía la pena. Si tus circunstancias son parecidas, aquí te dejo una serie de consejos de lo que a mi mejor me ha funcionado.

Recomendaciones:

  • Lleva SÓLO lo verdaderamente imprescindible. No cargues “porsiacasos” porque pesan y ocupan sitio, pero sobre todo, porque no los vas a necesitar. Acostúmbrate a llevar lo mínimo y piensa que vas a pasar sólo unas horas y en un rato volveréis a casa.
  • Procura organizar los chismes de modo que el único peso que cargues, sea el del nene cuando se canse.
  • Cambia la bolsa clásica por un carro con ruedas, tipo los de la compra. Los fabricantes de carros llevan ya algunos años haciendo unos modelos monísimos que no se parecen nada a los clásicos de cuadros que todavía llevan muchas abuelas al súper. Los hay ultramodernos y resultan ideales para llevar las cosas sin tener que cargarlas al hombro. Los mejores son los más sencillos que sólo tienen dos ruedas grandes para rodar cómodamente por la arena.

Playa con niños - Carro de compraCarro típico de compra, fácil de encontrar en cualquier tienda a buen precio.

Playa con niños - Carro de mimbreEste carro de mimbre lo venden para transportar leña, pero al ser de mimbre y tan amplio me encanta para ir a la playa. También los he visto con tapa.
  • Deja la sillita del nene en casa. Si no camina, o se cansa rápido porque es muy pequeñín, hazte con un portabebé ergonómico tipo mochila o usa una bandolera que te ayude a cargarlo a la cadera sin demasiado esfuerzo. Una vez en la arena, estará mucho más fresquito en la hamaca o sobre una toalla que en el carro tan acolchado. Pocas cosas son peores que arrastrar una sillita por la playa, poniéndola a dos ruedas para que no se hunda en la arena, y que acaba cargada de bolsas y neveras. El nene acaba yendo en brazos y las bolsas en el carro. En serio, mejor deja la sillita en casa.



  • Si ya caminan, los set de playa en los que el cubito y la pala van metidos en una mochilita son muy prácticos para que los lleven los propios niños a la espalda. Les hace sentirse responsables de sus juguetes y nos evita a los mayores cargar con un paquete que, aunque apenas pese, resulta voluminoso.

Pepa Tabero

  • Busca una buena sombrilla con la estructura de aluminio y mucho mejor si es de las que son metalizadas por dentro. Son de las que mejor filtran los rayos del sol y muy cómodas de llevar porque no apenas pesan. Obviamente cuanto más grande mejor, para que de mucha sómbra.
  • Si prefieres puedes usar para el nene un paravientos tipo tienda de campaña, que le protege del sol y a la vez le evita rachas de aire y arena. Pero debes estar pendiente por si se concentra demasiado el calor en el interior. Son muy prácticos, pero no los pierdas de vista.

 

Y hasta aquí mis primeros consejos del verano. Espero que te resulten prácticos y os ayuden a pasar un día estupendo (no te cortes y cuéntame tu opinión en los comentarios).

Besos veraniegos de Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…