Preparar la maleta para el campamento

Preparar la maleta para el campamento es lo siguiente tras terminar el colegio. Ya sea para pasar un fin de semana con amigos o todo un mes de acampada. Os explico en esta entrada cómo organizo la maleta de mis hijos. De este modo casi nunca pierden ropa. Es un método que ayuda a tenerlo todo muy organizado durante los días que pasan fuera de casa.

 

Preparar la maleta para el campamento

 

Si os vais todos de vacaciones seguro que te interesará leer la entrada donde te explico el mejor modo de organizar las vacaciones: Consejos para organizar y planificar un viaje de vacaciones

Sigue la lista de los organizadores

Al formalizar la inscripcion del campamento, te darán una lista con prendas y útiles que va a necesitar durante los días que dure el campamento. Seguirla es la mejor forma de asegurarte de que no le va a faltar nada importante. Si piden una brújula, unos prismáticos o unas gafas de buceo, es importante que lo que lleven sea de calidad como para que resulte útil, pero ajustando el precio de modo que no nos vaya a suponer un drama en caso de que se extravíe. Recuerda que los niños pierden cosas. No les pongas nada en la maleta que no puedan perder.




El tema de al ropa suele ser donde más nos preocupamos, siempre pensando si será suficiente lo que les mandamos, y normalmente siempre enviamos mucha más de la si realmente luego utilizan. Evita los “por si acaso”, porque no lo van a necesitar y sólo sirven para ocupar espacio.

Evita los “por si acaso”

Los niños estando de campamento no suelen cambiarse de ropa tan a menudo como cuando están en casa, y las manchas rara vez les suelen molestar. Es muy habitual que lleven la misma camiseta puesta durante todo el día, aunque se les haya manchado de colacao en el desayuno, por lo que no es necesario enviarles para que tengan tres diarias. Con las calzonas de deporte ocurre igual, los pantalones les aguantan perfectamente dos o tres dias antes de que se planteen cambiarlos por unos limpios.

Si tienes cualquier duda respecto a la cantidad de ropa que necesitarán, guíate por las indicaciones que te van a dar para preparar la maleta del campamento. Si aún así te parece poco, consulta si tienen servicio de lavandería. De este modo puedes reducir las prendas a al mitad. Todo marcado, por supuesto, de modo que sea fácil de localizar al dueño si se extravía alguna prenda. Evita en lo posible que lleven ropa nueva o de marca. De este modo que si la pierden, no os llevaréis un disgusto.

Las únicas prendas que es necesario que lleven para cambio diario y añadirle un par más de reserva, son los calcetines y la ropa interior.

 

Etiquétalo todo

En mi caso, yo etiqueto la ropa de mis hijos con cinta de pegar con la plancha y les pongo los dos apellidos y él numero de teléfono. De este modo, con un solo rollo de cinta, marco la ropa de los tres niños.



Las etiquetas, las puedes encargar en la mercería o por internet (las de la mercería suelen ser más básicas, y mucho más económicas). También hay sellos de tinta especial resistente a los lavados, que estampa el nombre y teléfono directamente en la ropa y rotuladores especiales con los que tú mismo escribes los datos en la misma prenda o en una cinta de tela que luego hay que coser.

En mi caso, utilizo una máquina etiquetadora de cartuchos. Me resulta muy versátil, porque tiene cartuchos de muchos tipos para poner etiquetas en casi todo lo que se te ocurra:  cinta adhesiva metalizada, plástico, papel… de diversos colores. También tiene uno de cinta blanca especial para pegar con la plancha en la ropa. Hace años que lo uso y aguanta muy bien los lavados.

 

 

 

Mis trucos para preparar la maleta para el campamento

Ya tienes la lista, la ropa preparada y todo lo que van a necesitar comprado. Llegó el momento clave de preparar la maleta para el  campamento.

En el vídeo puedes ver cómo lo hago yo. Prepararla de éste modo es la clave para que ellos sepan qué llevan y dónde está en todo momento.

Como verás, lo llevan todo perfectamente empaquetado. Hacerlo de este modo les evita revolver para buscar lo que necesiten y que se les arrugue la ropa limpia.

 

 

¿Tú como lo haces? Cuéntame cómo os organizáis en casa para preparar la maleta para el campamento.
Recuerda que que puedes suscribirte al blog y no perderte ninguna novedad. También puedes suscribirte a mi canal de YouTube

¿Has visto ya mis consejos para ir a la playa con niños? Los puedes leer en estos enlaces: Ir a la playa con los niños Precauciones con los niños en la playa

Abrazos.

Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en puntuar esta entrada.)
Cargando…

Cómo arreglar las juntas de las baldosas del patio – rejuntar un suelo

Hoy te voy a explicar cómo arreglar las juntas de las baldosas de la terraza, el patio o incluso de dentro de casa. Puede parecer complicado, pero rejuntar un suelo, cuando se trata de pocas baldosas, es muy sencillo de hacer y no es necesario llamar a un albañil. Con este tutorial te enseño cómo hacerlo.

Cómo arreglar las juntas de las baldosas

Para rejuntar el suelo vamos a necesitar:

  • pasta de juntas para baldosas o mortero de rejuntado
  • agua para hacer la mezcla
  • un cubo
  • un palo para remover
  • una llana de goma o un haragán (pulsa encima del nombre para verlos)
  • una esponja suave (sirve un estropajo viejo)
  • Una espátula o un destornillador
  • una brocha o un cepillo suave
  • líquido quitacemento, limpiajuntas o aguafuerte




Cómo se hace:

A continuación te lo explico todo, pero si te quedan dudas, al final de la entrada te dejo un video explicativo hecho por mi con todo el proceso. ¡ Verás qué sencillo y qué pocos medios necesitas !

Lo primero para reparar las juntas de las baldosas, es limpiar bien el suelo, y con la ayuda de la espátula o el destornillador, quitar toda la pasta vieja y la suciedad, que haya entre las baldosas.

Si las baldosas están muy juntas y el espacio entre ellas es muy fino, nos podemos ayudar con el líquido quitacemento o aguafuerte.

Hay que echar el líquido sobre la junta vieja y dejarlo reposar según las instrucciones. De este modo la deshace y luego sólo hay que fregar el suelo para aclararlo y dejar secar. Es muy práctico. El líquido limpiajuntas hace la misma función, sólo que hay que dejarlo actuar un poco más de tiempo, al estar más diluido.

Hay que tener en cuenta el tipo de baldosa. Si es delicada, como las piedras naturales o el barro cocido, este tipo de desincrustantes las estropean. Para gres o azulejos no debería haber problemas (Antes de lanzarte, haz siempre una prueba en un sitio no visible. Así nos ahorrarmos disgustos)

Una vez bien limpia la junta entre las baldosas que queremos reparar, es el momento de hacer la pasta de rejuntado si no la compramos ya hecha.

Cómo y dónde comprar las cosas

La pasta o el mortero lo venden en cualquier almacén de bricolaje y suelen ser productos baratos. A la hora de optar por pasta ya hecha o mortero para preparar con agua, necesitas únicamente fijarte en dos cosas importantes:

  1. El color, que sea el mismo que lleva el resto del suelo.

  2. El grosor de las juntas para la que está fabricada. Para eso, mide la distancia entre tus baldosas. Así ya sabes cuál es el rango de anchura que debes buscar.

    Si las baldosas están muy juntas, es muy cómoda la pasta que ya viene hecha. En cambio, si están separadas, es más práctico el mortero.

    En caso de duda de qué llevar, pregúntale al dependiente (parece algo obvio pero muchas veces no lo hacemos 😉 )

Haz la mezcla en un cubo siguiendo las instrucciones del envase de la pasta de rejuntado y rellena entre las baldosas.



Para extender la pasta ya hecha, verás que en lugar de una llana de goma cuadrada yo uso un haragán de los de secar el suelo. Da igual usar uno que otro. Lo importante es que te resulte cómodo para extender la pasta y quede la junta bien rellena.

 

A partir de aquí, lo mejor es que visualices el vídeo que he preparado. Está totalmente subtitulado y tiene carteles explicativos, para que no haya dudas de ningún tipo.

Se ve muy claro cómo lo hago y el resultado final verás que es totalmente profesional.

 

Cómo arreglar las juntas de las baldosas – vídeo

 

 

Y hasta aquí el tutorial de hoy en el que te enseño cómo arreglar las juntas de las baldosas del suelo del patio. Espero que te sirva mi explicación de cómo reparar el suelo, y de paso te ayude a ahorrar, al aprender a hacer nosotros mismos estas pequeñas reparaciones de mantenimiento.

Lee también mi entrada (con vídeo de todo el proceso),  dónde te enseño de un modo muy fácil a hacer jabón casero: cómo hacer jabón casero.

Y esta otra donde aprenderás a fabricar tú mismo de forma muy sencilla un limpiador multiusos estupendo: cómo hacer y usos del TripleA

No dejes de suscribirte al blog y a mi canal de YouTube, para no perderte las novedades. ¡Cada día somos más!

Si tienes cualquier duda al respecto o te gustó y me lo quieres contar, déjame un comentario.

Saludos.

Pepa tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Cómo hacer jabón líquido casero en unos minutos

Hoy vamos a hacer jabón líquido casero partiendo de una pastilla o un taco de jabón de Castilla (el que se hace con aceite de oliva).

Cómo hacer jabón líquido casero


Receta para hacer jabón de Castilla en tacos (con vídeo)

Si no sabéis hacer el jabón de Castilla clásico, aquí tenéis la receta completa.


 

Una vez el jabón de Castilla está hecho y curado, llegó el momento de transformarlo de sólido a líquido, para poder usarlo con mayor comodidad.




Para hacer jabón líquido casero hay varias recetas. Hay quien lo hace con una receta en la que queda directamente líquido. Yo prefiero hacerlo en dos pasos por un motivo muy simple:  es muchísimo más práctico guardar en un armario varios tacos de jabón duro y seco, que un barril lleno de gel.

Pasar las pastillas duras a jabón líquido es un proceso muy sencillo. Como vais a comprobar, se hace en un momento. No merece la pena tener cubos y cubos de jabón líquido casero acumulados en casa.

Si la botella en la que lo vas a guardar es de gel de baño de un litro, sólo necesitas hacer ese litro de jabón líquido. Si reciclas una botella de detergente líquido de 2 litros, prepara sólo eso. Cuando se acabe, como tienes las pastillas guardadas, pues haces más. No hace falta acumular. Acostúmbrate a liberar espacio siempre que puedas.

También está la cuestión de que para terminar el proceso de saponificacion y neutralización de la soda cáustica necesitamos (como mínimo) un mes de reposo del jabón. Si lo hacemos directamente líquido no le estamos dando la oportunidad de que este proceso ocurra.

En fin, que yo veo que es mucho más práctico guardarlo en tacos y preparar el líquido según nos vaya haciéndo falta. Aquí os voy a explicar cómo lo hago.

 

Proceso para hacer jabón líquido casero

Lo primero que hay que hacer es lavar la pastilla del polvillo blanco que le pueda haber salido al estar guardada. Seca bien con un paño. Después, con un rallador del tipo de los de queso, ralla en función de la cantidad de jabón líquido que necesites preparar.

Para que quede con una buena textura de gel, Las proporciones son de 1 litro de agua y 100 gramos de jabón rallado.

Si quieres menos cantidad, por ejemplo para ponerlo en un dosificador en el lavabo y usarlo como jabón de manos, pon 20 gramos de jabón y 200 de agua.

Pon el agua a calentar en un cazo. Cuando comience a hervir añade el polvo de jabón. Baja un poco el fuego para que hierva suave y remueve con una paleta de madera hasta que se derrita y cambie a un color dorado nacarado. No agites con mucha energía para que no haga mucha espuma.

Unos minutos hirviendo son suficientes. Se hace muy rápido.

Cuando veas que ya tiene el agua un color dorado aparta y deja enfriar. Estará muy líquido, parece agua, pero al enfriarse se espesa.

Notarás que se ha vuelto completamente transparente. Esto es porque es un jabón que tiene mucha glicerina (por eso resulta ideal para la piel) .

Según se va enfriando se va espesando y poniendo translúcido, aunque ya sin perder el tono dorado.

Cuando esté completamente frío la textura debe tener un espesor muy parecido a los geles comerciales. Cuando eso ocurra, habrá llegado el momento de pasarlo a un dosificador si lo vas a usar para higiene corporal, o a una botella grande si lo vas a usar como detergente para la lavadora o el suelo.

 

Al enfriarse pueden pasar tres cosas:

  • Que haya quedado ideal para tu gusto, de modo que ya lo pasamos a su recipiente definitivo para empezar a usarlo.

 

  • Que la textura haya quedado cuajada y sea parecida a una gelatina en lugar de quedar fluida y espesa. Esto es porque ha hervido con el fuego muy alto y se ha evaporado demasiada agua o porque echaste demasiado jabón rallado. Se soluciona muy fácil, volviendo a calentar y añadiendo un poco (muy poco) más de agua, removiendo para que quede bien integrada.

 

  • Que haya quedado demasiado líquido y no acabe de espesar: esto es porque o bien ha hervido poco, o porque tenía menos jabón del necesario. Se arregla volviendo a calentar y dejando hervir un rato, o añadiendo un poco (muy poco) más de jabón. Yo te aconsejo dejar hervir un ratito más y que se evapore el agua.

 

En caso de que parezca que ha quedado muy líquido, conviene esperar a  que se enfríe por completo antes de solucionarlo, para asegurarnos de que realmente está muy líquido y no va a espesar más. Lo ideal es dejarlo tapado y esperar de un día para otro.

 

Usos del jabón líquido casero

No lleva ningún tipo de aditivo y al ser un jabón líquido natural,  no huele apenas. El aroma, muy suave, es simplemente “a jabón”. Otra cosa que también notarás es que hace muy poca espuma.

 

Para la higiene diaria

Como estamos acostumbrados a que los jabones y geles comerciales que usamos para la higiene diaria huelan mucho y hagan mucha espuma, podría dar la sensación de que limpia menos, pero no es así. De hecho  si lo usas para lavarte las manos, notarás que a pesar de su poca espuma, las manos quedan muy limpias y sobre todo muy suaves. Esto es por la glicerina natural que tiene.

De cualquier modo la cantidad de espuma también está directamente influida por la dureza de la agua que usemos para hacer el jabón o lavarnos las manos. A más dureza, menos espuma.

 

Para la lavadora o los suelos.

El que sea un jabón que no tenga apenas espuma en este caso es una ventaja.

  • En la colada lo ponemos directamente en las manchas antes de lavar. Con  la mano o una cuchara, frota un poco para que se impregne bien en el tejido que tiene la mancha. Para la colada normal se pone directamente en el tambor con un dosificador cualquiera de detergente o en un vasito de plástico resistente.

 

  •  El suelo y demás superficies lavables se limpian disolviendo una cucharada de nuestro jabón líquido casero en un cubo de agua caliente. Lo que sería el equivalente a un tapón de botella, tal como hacemos con cualquier otro limpiador comprado. De este modo no hace falta aclarar después y usándolo como único limpiador, saca un brillo muy bonito a los suelos de piedra natural como el mármol.

 

Y eso es todo. Y así de sencillo es hacer jabón líquido casero a partir de un taco de jabón que tengamos en casa. Ya sea hecho por nosotros o regalado, seguro que en formato líquido te resulta mucho más sencillo de utilizar. Aquí os dejo un video que he hecho explicando todo el proceso. Es muy cortito y rápido de ver. Espero que os guste.


 

Si te ha gustado la entrada, suscríbete al boletín y al canal de YouTube para recibir las novedades antes que nadie y ya sabes que espero tus comentarios contándome tu experiencia o si te quedó alguna duda o sugerencia.

Abrazos.

Pepa Tabero.

 
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…
 

 

Cómo decorar velas con servilletas

Estamos ya vísperas de las Fiestas Navideñas, y ya nos toca preparar las casas y adaptar la decoración para estas fechas. Os voy a enseñar dos formas de cómo decorar velas con servilletas de forma muy sencilla.

Con los diseños que más nos gusten, podremos decorar velas para navidad, Halloween o todo tipo de celebración, en cualquier época del año.

cómo decorar velas con servilletas

Para decorar velas con servilletas necesitamos

  • Velas lisas, mejor de color blanco o crema clarito
  • Servilletas de papel decoradas con los motivos que queramos transferir a la vela
  • Una velita de te
  • Una cuchara metálica, de mango largo

 

Preparación

Recortamos de la servilleta el motivo que queramos pasar a nuestra vela y separamos las capas de papel. Como mejor resultado da, es cortando con los dedos alrededor del motivo elegido. Reservamos únicamente la capa superior, decorada.





Encendemos la velita de te y la utilizamos para calentar la cuchara por la parte de dentro.

Mientras se calienta la cuchara, colocamos el motivo sobre la superficie de la vela que vamos a decorar. Lo ajustamos del modo que más nos guste.

Una vez la cuchara caliente, pasamos el dorso (la parte de fuera) por la superficie del papel, de modo que la cera de la vela se funda ligeramente y traspase el papel. Calentamos la cuchara todas las veces que sean necesarias, y frotamos con suavidad el papel de la servilleta para que quede bien integrado en la vela. Habremos terminado cuando toda la superficie del dibujo veamos que está cubierta de cera. Se nota porque el tacto cambia y adquiere un ligero brillo.
Aquí os dejo un vídeo con el proceso completo. Como veis, el proceso para decorar velas con servilletas es muy sencillo y el resultado queda impecable.

 

Espero que os guste. Suscribíos al canal de YouTube para no perderte ninguno de mis vídeos.

También puedes suscribirte al blog y te avisaré de las próximas entradas, además de poder participar cuando hagamos algún sorteo.

Si te quedó alguna duda, o si lo pones en práctica y quieres contarme el resultado, escríbemelo en un comentario, aquí o en el vídeo.

Abrazos de Pepa Tabero.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en puntuar esta entrada.)
Cargando…
 

Receta de Halloween: Ojos de Fruta

Aquí os dejo mi receta de Halloween, ojos de fruta. Estamos a las puertas de la Víspera de todos Los Santos y con esta receta sorprenderéis a todo el mundo en vuestra fiesta de temática ? Halloween ?.

Receta de Halloween

Esta receta de Halloween es muy fácil de hacer y queda muy resultona. Yo la he hecho en una versión para niños que cumple perfectamente con el efecto Halloween y queda una merienda rica y simpática. Pero con los ojos metidos en una copa de cóctel de adultos, sobre todo si lleva granadina o algún licor rojizo, el aspecto es verdaderamente impresionante.

Receta de Halloween: Ojos de fruta

Ingredientes

  • Lichis en almíbar o en su jugo (en lata)
  • Frambuesas frescas (una tarrina)
  • Moras frescas (una tarrina)
  • Arándanos frescos (una tarrina)
  • Frutas del bosque desecadas (una tarrina)

Preparación

Es muy sencillo hacer nuestros ojos de fruta. Simplemente hay que escurrir el caldo de la lata en un cuenco y reservarlo (nos hará falta más tarde). Por último sólo tendremos que rellenar los lichis con las distintas frutas.




Las frutas de la bosque las hidratamos antes durante un par de horas en un cuenco con agua. Si es para adultos podemos sustituir el agua por el licor que más nos guste.

El efecto más llamativo lo logramos cortando las moras por la mitad. Utilizaremos un cuchillo bien afilado y rellenamos los lichis de modo que el corte quede hacía fuera. Si hacemos el postre para los niños, tal vez sea mejor no hacerlo con moras. El efecto que logran es muy realista y si son aprensivos les podría dar repelús.

Cuando están ya todos los lichis rellenos, podemos ponerlos en vasitos o tacitas individuales o bien en una fuente honda. Completamos con el almíbar que habíamos reservado.

Para darle un color ligeramente rojizo al almíbar machacamos algunas frambuesas para sacarles el jugo. Añadimos el puré de frambuesa a la fuente donde pusimos los ojos de fruta. También podemos añadir simplemente un poco de granadina.

Vídeo preparación

Aquí te dejo el vídeo de la preparación de la receta de Halloween, ojos de fruta ?. Ya verás que es muy sencillo de hacer y queda genial el resultado.

Si te gustó la idea y la receta de Halloween, te invito a suscríbirte al blog y al canal de YouTube para ser de las primeras en enterarte de las novedades y no perderte ninguna!

Besos de Pepa Tabero.

Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint

Pintar un mueble con pintura de tiza o chalk paint es una forma de renovar el aspecto de nuestros muebles de una forma muy sencilla y resultona. Y es que los muebles pintados con chalk paint tienen un estilo propio.




Este tipo de pintura es adecuada para cualquier estancia. Sólo necesitamos un poco de imaginación para lograr un resultado precioso con el acabado rústico o desgastado tan de moda en los últimos tiempos.

pintar mueble con pintura de tiza o chalk paint

Características de la pintura de tiza o Chalk Paint

La pintura de tiza o Chalk Paint es una pintura de interior casi sin olor y que se limpia fácilmente con agua. Tiene una alta cantidad de polvo de yeso en su composición. Esto hace que sea muy cubriente y necesitemos dar pocas capas.

Dependiendo del modo de aplicación, del material base y del aspecto que queramos conseguir necesitaremos más o menos capas, pero normalmente con dos es más que suficiente. La podemos encontrar en lata o en spray. Las texturas finales son diferentes según el formato que elijamos.

En spray el acabado es muy liso, típico de este tipo de aplicación. Con la pintura en lata aplicada con una brocha el acabado es más rústico porque se aprecian los brochazos.

Lijando con un taco de lija fino eliminamos las posibles marcas o defectos. En este caso tendremos que aplicar varias capas de pintura porque es fácil desgastarla toda por algunas zonas y llegar a sacar el color inicial del mueble.

Si te gusta ese efecto desgastado, verás que es muy fácil de conseguir.

La parte más interesante de pintar un mueble con pintura de tiza o chalk paint, es que no es necesaria la imprimación previa ni el lijado entre capas. Simplemente hay que limpiar bien la superficie que queremos pintar. Frotamos con un trapo mojado en amoniaco disuelto con un poco de agua y esperamos a que se seque.

Se puede pintar prácticamente sobre cualquier material sin necesidad de tratamiento o preparación previa. Esto nos ahorra muchísimo trabajo.

Al secarse, el color queda muy mate, como empolvado y el acabado resulta muy poroso, de modo que cualquier roce podría dejar una mancha que quitaremos con una goma de borrar o lijando un poco y pintando de nuevo en caso de que no salga con la goma.

Para evitar este inconveniente necesitamos aplicar al mueble un producto de acabado. Se le puede poner barniz, pero a mí me encanta como queda con la cera especial para pintura de tiza, que una vez aplicada, protege el mueble de golpes y suciedad y deja un brillo satinado muy bonito.

Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint

La mejor forma de comenzar es desmontando las puertas, los tiradores y las demás parte metálicas (bisagras…)  y comenzar aplicando la pintura de tiza por las molduras con una paletina fina (una brocha plana)

Una vez listos los detalles y las zonas más complicadas, con una paletina más ancha pasamos a rellenar los paneles. Los tableros más extensos los hacemos con un rodillo para cubrir la superficie rápidamente. Como la textura que proporciona el rodillo es muy diferente de la de la brocha, la segunda capa de pintura conviene aplicarla a todo el mueble con la brocha, de modo que la textura de toda la superficie quede unificada.




Las irregularidades de la primera capa de pintura las quitamos lijando un poco cuando esté bien seca. Quita el polvo del lijado con un paño limpio y seco y ya está el mueble preparado para aplicar la segunda capa de pintura de tiza.

 

Terminación del mueble con cera

Para aplicar la cera hay que esperar a que la pintura está completamente seca. Lo mejor es seguir los tiempos que nos marca la lata, porque varía un poco entre las distintas marcas.

La cera se puede aplicar haciendo una muñequilla de tela o con una brocha. Yo prefiero la brocha porque me parece mucho más rápido. Se aplica una primera capa, se deja secar y se aplica una segunda capa que una vez seca se pule con un paño de algodón para lograr un poco de brillo. Cuanto más se pule, más brillo sale, pero es mejor no pasarse porque podríamos acabar retirando toda la capa de cera y la pintura quedaría desprotegida. Con pulir un poco es suficiente.

Pintar mueble con pintura de tiza o chalk paint

 

Y para terminar, aquí os dejo el video que he hecho en el que renuevo un aparador de aspecto provenzal pintándolo con pintura de tiza o chalk paint de color blanco. ¡Ya veréis qué cambio más impresionante!

 

Si os ha gustado la entrada Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint, os invito a suscribiros al blog para no perderos las novedades. Espero vuestros comentarios y sugerencias. Si os gustan mis videos, también podéis suscribiros a mi canal de YouTube y dejarme vuestros comentarios.

Besos, Pepa Tabero.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, media: 4,78 sobre 5)
Cargando…