Un decantador, una botella o un jarrón de boca estrecha de vidrio o cristal, pueden ser objetos muy complicados de limpiar, sobre todo cuando los posos se secan y no hay forma de acceder para frotarlos.

Una cosa importante a hora de limpiar cualquier artículo de vidrio, es no olvidar que el vidrio, no es un material poroso, por lo que cualquier mancha de uso que tenga, saldrá frotando y con el limpiador adecuado.

Si es un jarrón que contuvo flores o plantas naturales, podremos sacar fácilmente las incrustaciones pegadas dejando en remojo mitad de agua y mitad de vinagre toda la noche. Por la mañana vaciamos, ponemos un puñado generoso de sal gorda, un poco de vinagre puro y agitamos de modo que la sal sea la que haga “efecto estropajo” y frote por dentro el recipiente hasta dejarlo impecable a la vez que el vinagre termina de disolver la cal pegada.



 Cuando esté limpio, se enjuaga bien con agua y lo dejamos secar bocaabajo en un escurridor preferentemente de rejilla, para dejar la boca del jarrón libre y evitar la condensación interna, que al secarse puede dejar la marca de las gotitas.
En el caso de un decantador de vino o una botella, la mancha no es cal, sino de los mismos tintes de la bebida que al secarse quedan marcados en el vidrio.
Para que no ocurra, la solución es tan simple como enjuagar el decantador en cuanto se vacíe, sin darle opción a que se seque, pero como hay ocasiones en que no lo hacemos, voy a explicar una forma muy sencilla de que quede limpio de nuevo.
Primero, probamos a enjuagar bien con agua y un detergente lavaplatos, y si así no sale, lo dejamos remojando toda la noche.
Si por la mañana al enjuagar vemos que siguen las marcas, vaciamos y ponemos un chorro de lejía, preferentemente de la espesa con detergente y dejamos ablandar un poco (o toda la noche) y a la hora de limpiarlo, ponemos un puñado generoso de sal gorda y agitamos con alegría, para que la sal frote por dentro el vidrio.
 
Aclaramos muy muy bien y listo. Sólo hay ya que ponerlo a secar bocaabajo en una rejilla, para evitar la condensación que podría empañar por dentro.
Y eso es todo por hoy. Espero que te sirva el truquito y recuerda que espero tus comentarios contándome qué tal te fue y que te puedes suscribir para mantenerte al día de las nuevas entradillas.
 
Un abrazo de Pepa Tabero.
 
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Consigue tu regalo suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada.

¡ Tu suscripción se ha completado !