Y menudo olor que dejan ¿verdad? Es tremendo, picas un par de dientes de ajo para un guiso, y te están oliendo las manos todo el día, y no hay forma, por mucho que te las laves, de hacer desaparecer el olor a ajo. Pero sí que existen fórmulas para quitar el olor a ajo de las manos.


El motivo del fuerte olor es porque el ajo es un alimento que tiene en su composición muchos compuestos sulfurados que huelen muy fuerte, y el olor a ajo se nos mete dentro de los poros de la piel.



Tiene muchas propiedades beneficiosas para la salud, y es un producto básico de la dieta mediterránea pero cada vez se utiliza menos por culpa de su fuerte olor.

 

¿Podemos evitar el olor a ajo de las manos cuando cocinamos con ellos?

Para evitar que nuestras manos cojan ese olor a ajo tan persistente, últimamente se han puesto de moda distintas formas de pelarlos que nos evitan el contacto. Desde los cilindros pelaajos de goma flexible, al bote de conserva que hay que agitar con fuerza para que con el movimiento la piel se desprenda del diente y no haya que tocarla con las manos.

Cualquiera de estas dos formas es efectiva, pero si somos más tradicionales y los pelamos a mano (como yo), el modo de quitar el olor a ajo de las manos y los dedos es muy simple también:

Mientras se pelan, hay que procurar no frotar los dedos contra el diente de ajo.Se sujeta bien para que no resbale, se pela y se corta como sea necesario, pero sin frotarlo y sin frotarnos las manos una contra otra o secarnos las manos con un paño mientras lo hacemos. Una vez todos los ajos preparados, hay que abrir el grifo del agua fría (preferible con la salida del agua en forma de ducha) y sin tocar nada más, meter las manos de modo que el agua resbale por los dedos. No hay que frotarse las manos. Simplemente se deja deslizar el agua a presión.

Como no hemos frotado, los vapores y el zumo del ajo no han llegado a penetrar en nuestra piel, y el agua los arrastra fácilmente hacia el desagüe. Es así de simple.

Después de comprobar que efectivamente hemos conseguido quitar el olor a ajo de las manos, te las puedes lavar con un poco de jabón y secarlas normalmente con una toalla.
Y ya está. Eso es todo. Simple ¿verdad? Pruébalo y me cuentas.

Y ¡suscríbete al blog para no perderte las novedades!

Un abrazo de Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Consigue tu regalo suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada.

¡ Tu suscripción se ha completado !