Todo el día nos pasamos intentando controlar los gastos, sobre todo cuando andamos como la mayoría de familias hoy en día, cobrando poco, y pagando mucho, en todas partes, porque madre mía cómo están los precios de cualquier cosa.
Sobre todo a mí me pasa que llega fin de mes, y todavía no cobramos, y ahí andamos calculando si con lo que nos queda en el banco nos llegará para pasar los días que faltan para ingresar la nómina y que nos nos llegue alguna factura de última hora que el banco a lo mejor devuelve, o (no sé qué es peor) la paga, te deja la cuenta en descubierto y ¡ale!, ya te cobran la comisión por números rojos que jolines qué coraje me da cuando eso pasa…  La sensación que me queda siempre que me ocurre, es que es como pagar por ser pobre.




                                   
Después de muchas vueltas y muchos números, yo he llegado a la conclusión de que efectivamente ganamos poco. Y digo “ganamos” porque aunque ahora mismo llevamos unos años que en mi casa el sueldo que entra, es únicamente el de mi marido, pero yo contribuyo también a sanear la economía familiar administrando y no malgastando esa única nómina que entra en casa. Como cualquier familia con varios niños (en mi caso, tres), tenemos muchos gastos imposibles de rebajar (hipoteca, coche, colegios, facturas básicas, gasolina… Y además, ¡comemos y nos vestimos todos los días! pero sobre todo, los sustos y los disgustos de final de mes en mi casa, son por culpa de una organización con el dinero, no diré que sea demasiado mala (tampoco me voy a echar tierra encima), pero sí bastante mejorable.
Los que trabajamos por un sueldo sin ingresos extras añadidos, el principal problema que tenemos con el dinero es “en qué” se nos va el dinero. Al menos a mí me pasa, que hay veces que termino el mes con la sensación de que no sé qué ha pasado, porque no he comprado nada extra, pero ahí tengo, el monedero temblando y la cuenta a dos velas.
Llevo tiempo intentando controlar los gastos con archivos Excel, con libreta y boli, con cuadernos, con aplicaciones para el móvil…  Algunas resultan un poco cutres y otras la verdad es que son bastante buenas, pero todas las que probado hasta el momento llevan el inconveniente de que para llevar el control efectivo, hay que anotar los ingresos y los gastos a mano, uno a uno… Y yo confieso que soy un desastre para hacer eso. Llevo el ritmo genial al principio, durante dos o hasta tres semanas. Cuando empieza el segundo mes ya entro en la cuesta arriba, se me empieza a olvidar anotar… Y cuando llega el tercero ya es que directamente abandono porque llevar un sistema de control de gastos, donde no anotas los gastos, pues es tontería ¿verdad?
Pues aquí vengo a contarte que he encontrado una APP gratuita por supuesto, porque si hablamos control del dinero y de ahorrar, gastar dinero en nada me parece una incongruencia tremenda, que yo creo que va a ser ¡al fin! La solución a todo esto. Como digo es gratis (primordial), no hay que anotar nada y manda un mensaje al movil cada vez que hay un movimiento en la cuenta del banco. Si te ingresan, si pasan una factura, si pagas algo con la tarjeta… Todo queda ahí registrado, y de todo te avisan. Yo la encuentro estupenda. Incluso hace medias de gasto y te tira de las orejas si ve que te pasas.
Te la descargas en el movil, te registras y te olvidas de tener que anotar las cosas. Además a mi me encanta que puedes asociar todas las cuentas que tengas, incluso aunque sean bancos distintos, de modo que cualquier movimiento que tengan esas cuentas lo controlas desde el móvil.




Puede parecer tontería, pero a mi ya me ha pasado varias de veces, que el banco me ha cobrado por tener una tarjeta que en su día me dijeron que era gratuita. Cuando me he dado cuenta, he ido a reclamar y siempre me devuelven el cargo sin problema, alegando que habrá sido un error, pero si se me pasa, ale, ahí se queda la tarjeta cobrada y yo sin saberlo… Y jolines que la última vez fue hace un par de meses y me volaron 35€ por la tarjeta dichosa… Lo que me cuestan unos zapatos para el niño.
Bueno, pues aquí te dejo el enlace de descarga de esta maravilla. Se llama FINTONIC (a mi me hace gracia el nombre. Me suena un poco como a fitness y me imagino mi dinero en el gimnasio, ahí, tonificando mis cuentas… Seguro que en unos meses me ayuda a marcarles la musculatura.
Pincha aquí: http://bit.ly/1BydIjs te la descargas y me comentas que te parece, pero estoy segura de que te va a encantar. 
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Consigue tu regalo suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada.

¡ Tu suscripción se ha completado !