Con la llegada del verano y sus calores, aparecen las plagas de hormigas en la cocina y en otros lugares de la casa… Y cuánto más intentamos eliminar las hormigas más aparecen. En mi casa, están viviendo tan ricamente dentro de la instalación eléctrica y me salen por los enchufes y los interruptores, sobre todo los de la cocina y los cuartos de baño. En los meses fríos no las vemos, pero en cuanto suben un poco las temperaturas, salen de su hibernación y nos invaden la casa.

¿Pero cómo controlar las hormigas en la cocina o en otros lugares de la casa?

Normalmente para combatirlas, uso biokill, un insecticida líquido específico a base de permetrina que va estupendamente para hormigas, cucarachas y otros bichos rastreros, pero el otro día se me terminó el bote y no podía ir a comprar, así que como dijo Platón, la necesidad es la madre del ingenio y mi necesidad era grande. Tenía la mesa de la cocina plagada por una marabunta de hormigas diminutas que con todo lo pequeñitas que son, no me daba tiempo a pasar el paño húmedo cuando ya las tenía otra vez invadiendo mi espacio.




Salían directamente del interruptor de la luz que tengo justo encima.

Total, que asociando ideas, el biokill lleva permetrina diluida al 0,25%. La permetrina, es lo que llevan las lociones que se pone a los niños cuando tienen piojos… Yo tengo niños, y como soy una madre precavida, siempre suelo tener un bote de anti piojos, porque nunca sabes cuando puede hacer falta.

Resumiendo, que cogí el bote de loción marca ZZ, y en ingredientes lleva permetrina al 1%, alcohol isopropílico y perfume, así que para respetar las proporciones, sólo hay que rebajarlo.

Cómo lo he hecho

Para sacar la proporción adecuada, hay que poner  en un bote de flis 1 parte de ZZ y 3 de alcohol etílico. Yo usé del de farmacia, que era el que tenía en casa.

Con esta mezcla, fliseada por la pared, los interruptores, el alféizar y los marcos de las ventanas y las puertas, se hace una barrera repelente. Aunque no podamos eliminar las hormigas, no volverán a molestar en varios días.

Lo puedes encontrar en Amazon

En los sitios más cercanos a las zonas de preparación de alimentos (en mi caso, la pared de encima de la mesa), se flisea y luego se pasa un paño seco de algodón para retirar el posible exceso de producto y el efecto dura un par de días sin hormigas.

En los marcos o los quicios de las puertas o las ventanas no hace falta pasar el paño y por eso el efecto dura varios días más. Unos 10 a la intemperie y si no le da el sol, incluso llega fácilmente a las dos semanas de barrera contra hormigas, arañas y cucarachas.




Cuidado si tenemos gatos

La única precaución que tener, somos las que tenemos gatos, porque a ellos la permetrina inhalada  les puede resultar tóxica, pero tampoco me imagino yo a mi gato quieto durante horas, respirando justo el interruptor por donde salen las hormigas, así que es un riesgo que asumo sin remordimientos a cambio de mantener mi encimera despejada aunque haya quedado alguna miga de pan encima.

Espero que te haya gustado la idea para controlar las hormigas en la cocina, y recuerda que puedes suscribirte al blog para no perderte nada.

Un abrazo de Pepa Tabero.
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2 votos, media: 5,00 sobre 5)

Cargando…

Consigue tu regalo suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada.

¡ Tu suscripción se ha completado !