Organizar el armario de los tuppers tiene fama de ser una de las tareas más engorrosas y desagradecidas que podemos hacer en la cocina. Todos tenemos multitud de recipientes de todos los tamaños, formas y colores destinados a guardar de un modo higiénico los restos de comida en la nevera o en el congelador.

organizar los armarios de los tuppers

Son muy útiles

Resultan estupendos para preservar en un envase cerrado los alimentos una vez que abrimos el envase original.

Con ellos evitamos las mezclas de olores y con unas medidas mínimas de higiene, evitamos la contaminación cruzada y dificultamos que proliferen las bacterias.

En las casas con niños en edad escolar son muy útiles para meterles la merienda. Y si por nuestro horario nos vemos obligados a llevarnos el almuerzo al trabajo, resultan verdaderamente imprescindibles.



Organizar el armario de los tuppers y mantenerlos ordenados

Organizar el armario de los tuppers no es imposible si sólo tienes los que realmente necesitas. El problema surge porque acumulamos muchos más de los que realmente utilizamos. Entre los que compramos, los que nos regalan y los que reciclamos de los que nos llegan cuando pedimos comida a domicilio, nos encontramos con armarios llenos de recipientes sin control.

En realidad los tuppers deberian estar llenos de comida en el frigorífico y en en el congelador, o en el lavaplatos, preparándose para una nueva ronda de uso. El armario donde los guardamos debería estar prácticamente vacío, a excepción de los pocos que usamos en ocasiones especiales (por ejemplo, el portatartas o el recipiente grande en el que transportamos la ensalada o las tortillas los días que salimos al campo) . Es curioso pero resulta que esos suelen ser los que están siempre ordenados y sin estorbar.

Se trata del resto, de los de uso diario, los que nos cuesta organizar. Son comunes los armarios tan llenos y tan desordenados que al abrir la puerta siempre se caiga alguno, y además, al estar las tapaderas separadas de los recipientes, es complicado encontrar la pareja. ¿Cuantos tuppers y tapaderas tienes que sacar hasta encontrar lo que necesitas?  Seguro que varios.

 

Lo primero: deshazte de todos los que no tengan pareja.

Para ello haz lo siguiente:

  • Vacía el armario y coloca sobre la mesa de la cocina todas las piezas que tengas. Haz dos montones: uno de bases y uno de tapaderas.
  • Aparta a una bolsa todas las piezas rotas, agrietadas, con mal color, arañadas, viejas, opacas del uso… o que les tengas manía.
  • Forma con lo que queda todas las parejas que puedas de recipiente y su tapadera.
  • Todas las piezas desparejadas… apártalas a la bolsa de los estropeados.

Como excepción, los de la marca tupperware. Aunque cambien los colores, muchos tienen formas y tamaño estándar que no han variado con los años. Si tienes tuppers de su marca sin tapadera, aunque sean antiguos, pregunta a una vendedora porque es probable que las puedas comprar sueltas.



 

Ahora vamos a revisar todos los tuppers que tienes completos.

  • Revisa que sus cierres funcionen bien y sean estancos. Aparta a la bolsa sin remordimientos los que no cumplan.
  • Revisa los tamaños y no guardes los de capacidades que no usas. Céntrate en tamaños multiuso a partir de los 200ml. De menos, generalmente sólo sirven para caerse y estorbar.
  • Si hay alguno que sepas que usa poco por la simple razón de que no te gusta por el motivo que sea, ponlo en La Bolsa. No conserves nada que te produzca rechazo. De todos modos, no lo vas a usar…

 

Para terminar, los colocamos

Ya estamos terminando de organizar el armario de los tuppers, sólo nos queda volver a colocar los que nos quedan en su lugar.

Si hace mucho que no hacías está limpieza, seguro que has quitado muchos inservibles y te queda mucho espacio libregu

Guárdalos en el armario apilados con la tapa puesta y cerrada. 

De este modo, ya no volverás a perder las tapaderas. Si tienen válvula para salida del vapor y no estorba al apilar, déjala abierta. Si no tienen válvula o estorba al abrirla, da igual.

Para que no votan olor a cerrado, lo único que hay que hacer es cerrarlos una vez que estén bien secos.

Mi truco-consejo definitivo para organizar los tuppers.

Cuando veas que necesitas comprar, trata de hacerlo por lotes completos. En lugar de piezas sueltas desparejadas, aprovecha que las marcas sacan su línea con paquetes surtidos de varios tamaños, y coge un modelo que se pueda apilar y recoger fácilmente. Te dejo dos ejemplos de piezas que yo tengo y que me encantan por bonitos y prácticos:

En este enlace tienes un modelo de varios tamaños que se apilan abiertos uno dentro de otros y a la vez las tapas quedan perfectamente ordenadas. Es un diseño ideal porque quedan todos guardados dentro del de mayor tamaño. Además es que son preciosos. Me encantan.

Y un par de últimos apuntes:

Cuando los compres, vigila que en los plásticos aparezca la etiqueta de que están libres de BPA (BPA free)

No reutilices de modo indefinido los baratos que venden como semi-desechables. Tampoco los que llegan a casa procedentes de restaurantes de servicio a domicilio. Aunque tengan una apariencia impecable, sus plásticos son de poca calidad y a no ser que marquen ser libres de BPA, con unos pocos usos comienzan a migrar los compuestos tóxicos a la comida. Nunca los uses para congelar, calentar en el microondas o contener comidas grasas.




En caso de dudas, repón existencias. Mejor que sean nuevos y un poco más económicos que mantener en el armario plásticos antiguos fabricados con químicos dudosos.

 

Y esto es todo. Espero que te sea útil. Escríbeme  un comentario y suscríbete para estar a le día de las novedades.

 

Abrazos.

Pepa Tabero.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, media: 4,78 sobre 5)
Cargando…

Consigue tu regalo suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada.

¡ Tu suscripción se ha completado !