Hoy os traigo una receta de salmorejo cordobés clásico para hacer con la Thermomix o sin ella (con video incluido). En verano, cuando empieza el buen tiempo y aprieta el calor, pocas cosas resultan más apetecibles para comer que una crema fresquita como el salmorejo cordobés.





Se trata de una crema espesa de tomate que se toma bien fresquita.

 

 

Receta de salmorejo cordobés clásico (con Thermomix y sin ella)

Ingredientes:

  • Un kilo (aproximado) de tomates, bien rojos y maduros, mejor recién sacados del frigorífico para que no se recalienten al batir.
  • Medio vaso de aceite de oliva virgen extra.
  • Vinagre de jerez al gusto.
  • Un trozo de pan de unos cuatro dedos (puede ser tierno, aunque se suele aprovechar el del día anterior o un trozo duro que tengamos en la panera).
  • Un diente de ajo.
  • Una cucharadita de sal.

Realización:

Si tu batidora no es especialmente potente y los tomates están muy maduros, lo mejor es pelarlos y pasarlos por un colador tipo chino, para que la textura final sea muy fina. Si tienes Thermomix o una buena batidora tipo americana, este paso te lo puedes saltar.

Coloca en el fondo del vaso de la batidora (si tu batidora es de brazo tipo minipimer, en lugar del vaso de batir utiliza una olla) el diente de ajo pelado y quitado el germen, para que no repita, y cubre con los tomates en trozos o en puré.

Encima del tomate pon el pan empapado en el vinagre, la sal y comienza a batir a máxima potencia. Si no tienes ni idea de cuánto vinagre echar, prueba con un par de cucharadas.

Cuanto veas que todo va quedando triturado, ve añadiendo el aceite poco a poco, como cuando se hace mayonesa. Verás cómo va cambiando la textura y espesando.




Bate a velocidad máxima hasta que haya emulsionado un par de minutos, hasta que no queden grumos. Prueba de vinagre y de sal por si fuese necesario rectificar. Aprovecha para comprobar también la textura por si necesitara batirse un poco más.

De éste modo tan sencillo hemos realizado un salmorejo cordobés clásico ideal para ofrecer como primer plato.

Se sirve en en cuencos individuales adornando con un hilo de aceite de oliva virgen extra y una guarnición de jamón y huevo duro picados, bien ya servidos por encima o en un cuenco aparte, para que cada cual se sirva lo que le apetezca.

Pues hasta aquí ha llegado esta sencilla receta de salmorejo cordobés, para hacer con la Thermomix o sin ella.

Si os ha gustado la entrada, os invito a suscribiros al blog para no perderos las novedades. Espero vuestros comentarios y sugerencias. Si os gustan mis videos, también podéis suscribiros a mi canal de YouTube y dejarme vuestros comentarios.

Besos, Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (3 votos, media: 5,00 sobre 5)
Cargando…

Consigue tu regalo suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada.

¡ Tu suscripción se ha completado !