Elegir la copa de vino perfecta. 6 consejos para no equivocarse.

Elegir la copa de vino perfecta puede ser todo un rompecabezas si no tienes una gran afición por el vino y no sabes en lo que te tienes que fijar.

Estos consejos sobre cómo elegir la copa de vino perfecta seguro que te van a venir genial.



Siempre viene bien tener en la alacena alguna copa de vino.

Sobre todo en la proximidad de fiestas importantes. Celebrar nuestro aniversario o simplemente organizar una cena un poco más especial, bien se merecen un brindis.

Muchas empresas, en fiestas navideñas regalan a sus empleados una cesta o una caja con alguna botella de vino. Otras veces, te las regalan a lo largo del año. Un cliente, algún conocido que quiere hacerte algún regalo… A lo largo del año, pueden ser varios los motivos que pueden hacer llegar a tus manos alguna botella de buen vino.

Si en casa sois de tomar poco vino, seguro que más de una vez lo has usado para cocinar. Aún así, cuando la botella es de vino especialmente bueno (y caro), guardarla para celebrar en alguna comida especial puede ser buena idea. Y… ¿dónde os lo vais a tomar? Pues en unas buenas copas…. que como no usas porque no eres de beber, lo más probable es que ni siquiera tengas.

Sientes que ha llegado el momento de beberte ese vino con la elegancia que merece. Necesitas comprar unas copas, pero no sabes ni por dónde empezar a mirar, estos consejos que te explican cómo elegir la copa de vino perfecta, seguro que te van a venir genial.



¿Cómo es la copa de vino perfecta?

Si buscas en Google, te encontrarás con decenas consejos sobre la copa más adecuada a cada tipo de vino. Lo que parecía sencillo se complica, porque resulta que existe un tipo de copa especial para cada tipo de vino…

Tu idea inicial era sencilla: querías comprar dos copas. Tal vez, media docena para cuando vienen invitados. Tienes claro que únicamente las vas a usar en ocasiones puntuales, pero… te dicen que es necesario una cristalería de ¡30 piezas diferentes!

Cuando el conocimiento de vinos se limita a distinguir entre vino tinto, vino blanco y espumosos, te prometo que no necesitas una cristalería completa. (Y si entiendes de vinos, estoy segura de que ya lo sabes)

Lo más lógico es ir a lo sencillo. En el mundo de la enología se traduce en que con UN solo modelo de copa (la adecuada), es suficiente para tomar con elegancia cualquier tipo de vino.

Características imprescindibles a tener en cuenta al elegir la copa de vino perfecta.

  1. Resulta muy importante la forma de la copa y el tipo de cristal. La copa debe tener el tallo lo suficientemente largo como poder cogerla sin tocar la parte del cáliz (en la que está el vino). Esto evita que el vino se caliente al contacto con la mano.
  2. El cristal tiene que ser muy fino y el cáliz, debe ser voluminoso. El diámetro tiene que ser ancho, para que el vino tenga mucha superficie en contacto con el aire cuando está en la copa.
  3. La boca de la copa debe ser  un poco más estrecha que la parte más ancha, pero no mucho. La base, como mínimo será tan ancha como la boca, para que tenga buena estabilidad al ponerla sobre la mesa.
  4. El filo (por donde se bebe) debe de ser recto. Nada de los bordes redondeados típicos de los vasos de agua.
  5. Para poder apreciar el color y la transparencia del vino, recomiendan que sean de cristal transparente y liso, sin tallados, grabados o decoraciones de ningún tipo…

 

Aquí viene mi consejo personal respecto al color y los tallados:

Elegir la copa de vino perfecta para tu hogar, es mucho más sencillo que todo esto.

Esto que te he explicado, es la teoría que se debe saber, para ir a comprar con conocimiento de causa, con conocimiento de lo que resulta más adecuado. Pero !ojo!, si las que te gustan son de cristal de colores o tienen algún grabado… adelante con ellas. Las vas a comprar para usarlas en tu casa, no para presentarte a ningún concurso de cata, así que compra las que verdaderamente más te gusten.

 

Ya sabemos cómo debe ser la copa de vino perfecta… Vamos a conocerla un poco más antes de ir a comprarla.

 

 

Las copas que más utilizadas son las llamadas de “copa de burdeos” o “copa de borgoña”. La diferencia entre ellas es que la de burdeos es más alta y recta. La de borgoña es una copa más ancha y redondeada, más parecida a una esfera cortada. Cualquiera de las dos son perfectas para cualquier tipo de víno.

 

La copa de tipo Burdeos

 

Copa de tipo Borgoña

 

 

Y terminamos con la copa de vino espumoso

 

Como ves, las tendencias de diseño de las copas de vińo espumoso han cambiado. Vinos como el cava, el champagne, el lambrusco o cualquier otro vino gasificado, se olvidaron hace tiempo de las copas tipo flauta, tan estrechas y alargadas. Los entendidos en este tipo de vino ahora recomiendan copas con cáliz ancho. Si no quieres comprar estas copas más específicas, no lo hagas. Pueden servirte perfectamente cualquiera de los dos modelos anteriores.

Las copas especiales para vino blanco, son iguales que las de tinto. La única diferencia es que son un poco más pequeñas. Así que cuando sirvas vino blanco, pon un poco menos cantidad, y evitarás que se caliente demasiado rápido. De todas formas, ya sabes que nunca hay que llenar las copas, y mucho menos, estas, que son de una capacidad bastante desahogada. Sea el vino que sea, nunca las llenes a más de 1/3 de su capacidad.

 

Y cómo estamos ya casi de fiesta navideña, te dejo este vídeo; para que puedas organizar estos días con los mínimos gastos. Espero que te sirva.

¿Tienes tendencia al caos?

Si ese es tu caso, no te preocupes porque es cuestión de aprendizaje. Y yo te puedo enseñar.

A nadie le gusta vivir en un sitio desaseado, lo que sucede muchas veces, lo explico en este artículo que te dejo para que lo leas. La teoría de las ventanas rotas.

Estoy segura de que vas a estar de acuerdo conmigo en lo que expongo y sobre todo, que vas a vivirlo en tu casa en cuanto comiencen a verse los resultados.

Consigue gratis el cuadernillo con todas plantillas suscribiéndote aquí a mi blog y no te pierdas mis vídeos en mi Canal de YouTube .

Las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza las tienes en el Manual de la Casa Limpia y Ordenada. Si prefieres ayuda personalizada, con mi servicio personalizado de Homecoaching ¡LLÉVATELO GRATIS!

Escríbeme en los comentarios de este artículo  cualquier cuestión que te surja o duda que tengas. Estaré encantada de responderte. Sígueme las RRSS como @PepaTabero.

Saludos.

Pepa Tabero.

Cómo lavar las frutas y verduras. Come más sano y sin pesticidas.

Lavar las frutas y verduras del modo correcto se ha convertido en una cuestión de primer orden por culpa del uso indiscriminado de los productos químicos en los cultivos intensivos.

Hoy en día, no podemos lavar las frutas y verduras del mismo modo que lo hacíamos hace años. Los productos químicos han cambiado y son mucho más potentes. Los empleados actualmente, aumentan mucho el volumen de producción. Bien utilizados, son (supuestamente) seguros dentro de los rangos de toxicidad que establecen los departamentos de sanidad encargados de controlarlos. Aún así, una vez que llega ese vegetal a nuestra cocina, tenemos que saber cómo lavarlo para eliminar el máximo posible esos productos químicos, sabiendo que no podremos eliminarlos por completo.



La mejor forma de evitarlos es comprando productos ecológicos, pero ni todas las familias pueden permitirse comer todo ecologico por ser más caro, ni tampoco los productos ecológicos son “tan ecológicos” como nos los quieren vender.

En cualquier caso, todos tenemos claro que cualquier vegetal que vayamos a consumir, hay que lavarlo. Aquí te voy a explicar cómo lavar las frutas y verduras del modo más eficaz, ya sean ecológicas o compradas en bandejas envasadas en el supermercado.

Cómo lavar las frutas y verduras ecológicas

Aunque sean de tu propia huerta y tengas totalmente controlados los productos químicos, siempre tienes que lavar las frutas y verduras con agua limpia, para quitarles el polvo y cualquier organismo patógeno que haya llegado arrastrado por el aire. No basta con sacudirlos o limpiarlos con un paño. Deben pasar siempre por agua de este modo:

  • Pon los vegetales a remojo con agua y vinagre (del que se usa para aliñar la ensalada) da igual que sea de vino o de manzana. El que uses normalmente en casa.

 

  • Si son vegetales que vienen de una huerta doméstica, lo necesitarán para eliminar los pulgones, los caracolillos y los restos de tierra que traen de la huerta. Si no tienen tierra o polvo, ni pulgones o algún otro tipo de bichito, y no te han avisado de que los tienes que consumir rápido, porque te los han lavado, desconfía totalmente de la ecología.

 

  • Las zanahorias, las cebollas, los ajos, las patatas… se crían bajo tierra. Lo normal es que traigan un poco pegada. Las lechugas son el alimento preferido de los pulgones y es raro que no traigan alguno, y las frutas, de estar en el árbol, cogen polvo.

 

  • Si se ven limpias y relucientes, es:
  1. Porque las han lavado, (muchas veces al agua se le añaden ceras especiales para evitar que la humedad las pudra. Aunque sean ceras naturales, llevan productos químicos)
  2. No son productos verdaderamente ecológicos.

Procedimiento de lavado ecológico

 

Llena el fregadero de agua y añade medio vaso de vinagre.

 

Añadir vinagre al agua mientras los lavas, ayudará a eliminar los posibles patógenos que no soporten la acidez del vinagre y eliminará el polvo y los bichitos.

 

Puedes sustituirlo por unas gotas de lejía o cloro (hipoclorito de sodio)

 

La proporción es de media cucharadita de café llena de lejía, para un fregadero de tamaño normal, lleno de agua.

Deja tus hortalizas en ese baño durante un par de minutos, para que el água llegue a todos los rincones y se limpien y desinfecten bien.

Despues, aclara bajo el chorro de agua fría, y ya están listas para ser consumidas sin riesgos.



Ten cuidado porque no se puede usar cualquier lejía/cloro.

Tiene que ser lejía especial, de la que pone en la etiqueta que es “apta para la desinfección del agua de bebida”. Suele venir en envases amarillos, pero no toda la lejía amarilla sirve. Tiene que poner en la etiqueta que sirve para desinfectar el agua. Hay que leer la etiqueta.

  • No sirve la lejía con detergente, ni ninguna otra que no ponga específicamente que sirve para desinfectar agua de beber.

 

Cómo lavar las frutas y verduras de supermercado (las “normales”).

Si los pones a remojo, los pesticidas y fungicidas con los que los rocían (sobre todo a las frutas y a las patatas) para que se vean brillantes y relucientes,  podrían llegar a entrar por los cortes, poros de la piel o de las hojas. Lo mejor en este caso, es lavarlos poniéndolos debajo el grifo abierto. Frótalos bien con las manos o preferiblemente con un cepillo especial para limpiar verduras (sirve un cepillo de uñas que se use sólo para la cocina).

Recuerda que después del lavado con vinagre o con lejía, tienes que aclararlos bien con agua limpia y secar con papel de cocina. Es mejor usar papel de cocina desechable para asegurarse de que se mantienen bien limpios..

Un último consejo, pero no por ello menos importante:

la fruta, hay que tomarla siempre pelada, porque los químicos que les rocían para evitar enfermedades en el árbol, o los que se les aplica mezclados con las ceras para hacerlas más brillantes, es imposible llegar a eliminarlos del todo.

Pelar la fruta, algo impensable hace unos años porque “en la piel es donde hay más vitaminas” (o eso nos decían), ahora se ha vuelto imprescindible.

Y esto es todo. Si te ha quedado alguna duda sobre cómo lavar las frutas y verduras antes de consumirlas, escríbeme un comentario y te lo explicaré encantada.

Te dejo este enlace a mi otro artículo donde te explico mi truco para conservar la fruta fresca pelada como recién cortada, sin que se oxide ni se ponga negra. Estoy segura de que te va a venir genial.

Suscríbete aquí a mi blog y al Canal de YouTube . Encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada.. Si prefieres ayuda personalizada, con mi servicio personalizado de Homecoaching ¡LLÉVATELO GRATIS!

Sígueme en las RRSS como @PepaTabero. Ya sabes que espero tus comentarios.

 

 

Curso de Manipulador de Alimentos en el hogar I : Las Bacterias

Esta es la primera entrega del Curso de Manipulador de Alimentos en el Hogar. Nos lo ofrece nuestra Colaboradora y Veterinaria de referencia, María Coronilla.

Yo soy de la opinión de que cualquier persona que cocine, debería hacer un Curso de Manipulación de Alimentos. Si de mi dependiera, lo pondría como tema de estudio obligatorio en los colegios.

 

La asignatura de Biología, en 3º y 4º de secundaria, debería incluirlo en el currículo de la asignatura.

 

Después de esta introducción, os dejo con Maria Coronilla y el Curso de Manipulador de Alimentos en el Hogar.



Curso de Manipulador de Alimentos en el hogar I

Las bacterias y sus Condiciones de Supervivencia.

Tengo mucha experiencia dando Curso de Manipulador de Alimentos para distintos sectores de la industria alimentaria, incluida la la restauración colectiva, y siempre los comienzo con la siguiente afirmación:

 

Las estadísticas demuestran que la mayoría de las intoxicaciones alimentarias tienen su origen en casa.

 

 

Por ello, creo que es muy necesario este Curso de Manipulador de Alimentos en el Hogar. Os voy a explicar todo lo importante separado por capítulos. Mi esperanza es que la estadística vire (se nota que soy de costa) y la cocina de casa deje de ser el primer foco de intoxicaciones alimentarias. Sobre todo por el desconocimiento de las cosas que os voy a explicar en este práctico Curso de Manipulador de Alimentos.

Las bacterias, principales causantes de las intoxicaciones, y  las condiciones que necesitan para sobrevivir.

En este primer capítulo, os voy a hablar de células y bacterias, pero no os preocupéis, que ya vais a ver lo fácil y comprensible que os va a resultar.

Una bacteria es un ser vivo microscópico, que se compone de una única célula. Es decir, es un bichito muy, muy pequeño.

¿Y qué es una célula? Pues aquí viene una sorpresa: casi a diario podéis ver una célula. Simplemente hay que cascar un huevo en un plato y voilà, ahí tenéis una célula gigantesca (porque para ver las células “normales”, hace falta un microscopio) .

La “célula huevo”, salvo su enorme tamaño, sus partes son las mismas que las de cualquier otra célula microscópica: A la yema se le llama núcleo y a la clara se le llama citoplasma. El huevo es el ejemplo de una célula inmóvil (que no se mueve ella sola).

Igual que la “célula huevo”, también hay muchas bacterias (microscopicas) que necesitan que alguien o algo las transporte. Un “vehículo” para moverse y llegar a un nuevo lugar. En el caso de las bacterias, se le llama  “hospedador”. A ese traslado “en vehículo”, se le da el nombre de contaminación cruzada.

Hay otro tipo de contaminación, llamada “contaminación directa“, de los distintos tipos de contaminación que se pueden producir en la cocina de nuestra casa, hablaremos un poco más adelante.



 

Las bacterias son seres vivos y necesitan lo mismo que nosotros para sobrevivir: agua, nutrientes y una temperatura adecuada

 

Y es lo que tenemos que marcarnos a fuego en la mente. Estas tres condiciones, porque jugando con ellas evitaremos muchas intoxicaciones.

Me diréis… Pero María, ¿Para qué tanto cuidado, si algunos alimentos vienen en envases estériles?, ¿para qué tantas precauciones, si el calor lo mata todo…?.  Pues respuesta fácil, porque no hay nada estéril en el momento que abrimos la bolsa, o destapamos la olla. Las bacterias están en el aire, en los cubiertos con los que comemos, en los platos…

Para explicarlo de un modo más claro, voy a dividir las bacterias en los cuatro grupos que nos interesan en este Curso de Manipulador de Alimentos en el hogar:

  1.  Neutras
  2.  Simbióticas
  3.  Alterantes
  4.  Patógenas

 

Las bacterias: Pequeñitas pero importantes

Bacterias Neutras

Estas bacterias neutras, desde el punto de vista que nos interesa (intoxicaciones alimentarias) ni fu ni fa, ahí están y no nos afectan en absoluto. No son ni buenas ni malas..

Bacterias Simbióticas

La palabra “simbiótica”, significa que estas bacterias trabajan en colaboración con los organismos en los que viven: yo te ayudo y tú me ayudas.

Por ejemplo son bacterias simbióticas las bacterias buenas que conforman la flora bacteriana. Yo las cobijo, les doy nutrientes y ellas me aportan vitaminas, me ayudan a digerir alimentos… Como anécdota tenemos hasta 9 billones de bacterias en el intestino. Sin ellas no podríamos digerir algunos alimentos y tendríamos carencias de algunas vitaminas… Pasan de la madre al bebé cuando nace, en el canal del parto y a través del calostro y la leche materna. La leche artificial no tiene este tipo de bacterias buenas.

Bacterias Alterantes

Alterantes: su propio nombre lo indica, alteran (es decir, “cambian”) las características del alimento, por lo que son las más fáciles de detectar. Son las que provocan la acidez, fermentación del alimento..

Fácilmente detectables al cambiar el sabor, el olor, el color o la textura del  alimento (las denominadas características organolépticas). Ya de por sí no lo comeríamos, por lo que no nos perjudicaría.

Pues mirar, algunas de estas bacterias, hasta podrían pasar al grupo de simbióticas, porque ¿qué es el yogur si no un alimento alterado?:

Exacto, la leche por acción de unas bacterias alterantes: yogur, o queso.

Y el vinagre, y el vino, y el queso, y…  (Sí… vale, en algunos casos, los causantes de estas alteraciones en los alimentos, son las levaduras, pero permitidme la licencia.)

Las bacterias patógenas

: uyyyyyyyyyyyyyy

Sí. Patógeno viene de Pathos: enfermedad, génesis: origen. En fin, que son las que provocan las enfermedades. Y lo harán por su acción directa (ellas por sí mismas), o porque  al dividirse liberan toxinas, y las  toxinas provocan la intoxicación. Y no son alterantes, por lo que nos pasan desapercibidos los alimentos que las contengan. (La Salmonella es un buen ejemplo de este tipo de bacteria)

Y para que respiremos tranquilos, una curiosidad: muchos antibióticos vienen de ahí. De esas las toxinas liberadas por las bacterias al multiplicarse para defenderse de otras. No sólo la Penicilina proveniente del hongo Penicillium chrysogenum descubierto por Alexander Fleming . Hay más casos.

Una vez diferenciadas, tened en cuenta lo que dijimos al principio:  agua, nutrientes y temperatura, para multiplicarse.

La reproducción es una función de lujo, o lo que es lo mismo, han de estar cubiertas todas las necesidades para que se permitan el “lujo” de multiplicarse.

Condiciones ideales para su multiplicacion

Temperatura ideal para multiplicarse: la nuestra, 36-37ºC.  La fiebre es un método de defensa, aumentando la temperatura del cuerpo.

Agua: la disponible para ellas. Ojo la disponible, una naranja puesta sobre una servilleta y un filete. ¿quién mancha la misma?. El filete, porque tiene mayor cantidad de agua disponible “al aire”. Aunque la naranja tenga más agua en proporción, por eso sobre el filete crecerán las bacterias y sobre la naranja no. Por eso las frutas se enmohecen, ya que los hongos crecen donde no hay bacterias: son enemigos acérrimos.

Así que nos lo podemos aplicar en nuestra higiene personal. Si abusamos  de las duchas y del uso del jabón, matamos a las bacterias protectoras que viven naturalmente en nuestra piel y mucosas, y crecerán los hongos.

Nutrientes: estarán nadando en el agua, de ahí que sea tan importante evitar que los alimentos manipulados estén a temperatura ambiente. La descongelación nunca debe hacerse fuera de la nevera.



 

¿A que es interesante? Pues en el próximo capitulo de este Curso de Manipulador de Alimentos en el Hogar, os explicaré los principales causantes de las intoxicaciones alimentarias.

Si te ha quedado alguna duda sobre esta primera introducción al Curso de Manipulador de Alimentos en el Hogar, escríbela en un comentario. Maria te lo explicará encantada.

Aprovecho para dejarte este interesantísimo artículo de Maria: El anisakis del pescado y cómo eliminarlo. https://pepatabero.com/anisakis-del-pescado-y-como-eliminarlo

Suscríbete aquí a mi blog y al Canal de YouTube . Encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada.. Si prefieres ayuda personalizada, con mi servicio personalizado de Homecoaching ¡LLÉVATELO GRATIS!

Sígueme en las RRSS como @PepaTabero. Ya sabes que espero tus comentarios.

 

 

 

Cómo hacer con vinagre un limpiador antical casero y ecológico

Te dejo la receta del mejor limpiador antical para cristales ecológico con vinagre que he probado. Un limpiador sin químicos tóxicos. Totalmente biodegradable sin ser dañino para el medio ambiente. Da unos resultados fantásticos.

Ya conoces mi limpiador multiusos, la estrella de mi armarío de la limpieza, al que llamo TRIPLE-A. Te dejo aquí el enlace, por si aún no lo conoces.



Hoy te traigo un nuevo limpiador antical para cristales ecológico con vinagre: AVA

Es muy fácil de preparar en casa. Totalmente ecológico y sin ningún producto químico tóxico. Ademas de todas estas estupendas cualidades, a efectos practico a de uso viene lo mejor de todo: No necesita aclarado.

Este producto limpiador antical para cristales, ecológico, con vinagre es totalmente casero. Es específico para la limpieza de sitios con cal: Grifos, mamparas, cristales, azulejos de la ducha… Resulta ideal para la limpieza diaria de superficies que necesiten un producto antical potente y efectivo.

Este limpiador antical para cristales ecológico con vinagre tiene nombre.  (Al igual que con el del TripleA) lleva incluidas las iniciales de los productos que lo componen: AVA. De esta forma es muy sencillo de recordar:

 AVA: Agua, Vinagre, Alcohol.

Con solo estos tres ingredientes se prepara la fórmula que causa furor en la limpieza de la cal a todo el que lo prueba.

¿Pero por qué hacer un limpiador casero en lugar de comprarlo?

Hay muchos motivos para fabricar nuestros propios limpiadores caseros. Los que a mí me parecen más importantes son:

  • Economía: Los productos de limpieza comprados, son caros. Comparados con el gasto que supone adquirir por separado los ingredientes básicos. Al prepararlos en casa, la diferencia se nota. Los ingredientes básicos son muchísimo más económicos.
  • Ecología: Pocas cosas más ecológicas que utilizar productos que verdaderamente sabemos lo que contienen. Sin conservantes químicos, sin sustancias aromáticas nocivas, sin colorantes artificiales que no aportan nada a la limpieza… Y sin evases que muchas veces no es posible ni siquiera reutilizar ni reciclar. La mayoría de ellos hay que llevarlos a un punto limpio, por la toxicidad de lo que contenía.
  • Salud: Tanto ambiental, como personal. Además, puedes utilizar todas las propiedades que nos ofrecen los aceites esenciales y añadir tu aroma favorito al limpiador.

Necesitamos:

  1. Un bote pulverizador: reciclado bien limpio o nuevo.
  2. Agua: del grifo, o destilada si en tu zona tiene cal.
  3. Vinagre: de ensalada, de vino blanco, de manzana…
  4. Alcohol: etílico, etanol o isopropílico… de limpiar o de farmacia.

Preparacion:

Preparación del limpiador antical para cristales ecológico con vinagre.

En el bote pulverizador, ponemos una parte de Agua, una parte de Vinagre y una parte de Alcohol.

 

Utilidades principales:

La principal utilidad del limpiador antical para cristales con vinagre casero, es limpiar y desinfectar. Ideal para cualquier superficie en contacto con agua en la que hayan quedado restos de cal.

  • El Agua es es el disolvente más universal de la naturaleza.  Tan simple como la vemos, arrastra cualquier tipo de suciedad soluble en ella. Sólo con agua podemos dejarlo todo limpio, excepto las manchas grasas. En eso se basa la publicidad de las bayetas de microfibra. Se publicitan  como bayetas ecológicas, porque no necesitan ningún tipo de jabón o detergente. Limpian “sólo humedecidas con agua”


Lo que ninguno de esos anuncios menciona, es el nivel de desinfección. El agua por sí sola, no desinfecta. Las bacterias, mohos, microbios y otros gérmenes no los elimina. Al limpiar debemos añadir algún componente que le ayude a eliminarlos de la superficie que necesitemos limpiar.

  • El Vinagre es un ácido que por sí solo elimina algunos de los gérmenes con los que convivimos a diario. Además de eso, teme la enorme virtud de disolver  los depósitos de cal de un modo totalmente natural. Al estar rebajado con agua y alcohol, su efectividad es menor que usado puro. Esto resulta ideal para la limpieza y repaso diario de superficies como mamparas de baño, espejos o azulejos.

 

  • El Alcohol es un potente desinfectante y además tiene la cualidad de disolver las grasas. Con este ingrediente, conseguimos una limpieza potente y la higiene perfecta de la grasa. Sobre todo la que dejan los dedos en los espejos, cristales… Para lograr su mayor poder desinfectante, hay que dejar secar al aire lo que limpiemos. Implica indirectamente una cualidad que nos encanta: no sólo no hay que aclarar, sino que No debemos hacerlo.

 

Estos tres componentes tan sencillos, combinados en nuestro limpiador antical para cristales ecológico con vinagre, consiguen una limpieza y desinfección completa.

¿Se puede usar en cualquier superficie?

El lmpiador antical para cristales ecológico con vinagre, sirve para casi cualquier superficie con cal. EXCEPTO el mármol, el terrazo, granito o cualquier otra piedra natural.

El ácido del vinagre (y cualquier otro ácido antical) a la vez que eliminan la cal del agua, eliminan también el brillo pulido de estas superficies. Al no aclararse, el poder del ácido continúa actuando y puede llegar a dejarlas mate y estropearlas.

En cristales, espejos, griferías, sanitarios, bañeras, duchas… lo puedes utilizar son ningún tipo de riesgo y lograras unos resultados fantásticos simplemente aplicándolo con una bayeta humedecida que no suelte pelusa. También puedes pulverizar directamente y después secar con un paño limpio y seco.



Me encanta

Estupendo para las puertas de madera barnizada o lacada. Las puertas no acostumbran a tener cal, pero acumulan decenas de marcas de dedos. Puedes usarlo también en estas superficies sin riesgo de que se estropee el acabado.

En maderas enceradas es mejor no usarlo. En los muebles encerados usa simplemente un paño humedecido con agua, sin ningún otro añadido. Este acabado es muy delicado y tanto el alcohol como el vinagre pueden acabar eliminando las ceras protectoras.

El limpiador antical para cristales ecológico con vinagre, AVA, Resulta ideal para el baño, la mampara de la ducha y las zonas donde el agua tiene cal. Tambíen es un muy buen sustituto para las personas que no pueden o no quieren utilizar amoniaco, aunque pierde un poco del gran poder desengrasante. El vinagre no es tan efectivo para la grasa, aunque el alcohol ayuda a que se disuelvan.

Recuerda siempre la medida básica de segurida:

La primera vez que uses cualquier producto en alguna superficie, ya sea pulverizando directamente la superficie o haciéndolo en la bayeta, siempre hay que hacer una prueba en algún rincón no visible.

 

Estoy segura de que cuando lo pruebes, te va a encantar.

Suscríbete aquí a mi blog y al Canal de YouTube . Encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada.
Sígueme en mis RRSS. Ya sabes que espero tus comentarios.

Abrazos de Pepa Tabero.

Robot limpiacristales WinRobot 870. Opinión y análisis completo.

Después de varias semanas de uso, llegó el momento de contarte mis impresiones acerca del robot limpiacristales WinRobot 870.

El fabricante es Cecotec, una empresa española que diseña y fabrica productos para el hogar, entre ellos la conocida gama de ollas programables GM y el robot aspirador conga excelence 990. Lee aquí mi opinión sobre la conga.



Si estás suscrita a mi canal de YouTube o me sigues por mis redes sociales, ya habrás visto el vídeo del unboxing y mis primeras impresiones del Conga WinRobot 870. En él que te muestro todo lo que trae el robot limpiacristales de serie dentro de la caja y explico mis primeras impresiones

Por si acaso aún no lo has visto, aquí te dejo el vídeo:

 

Probando a fondo el robot limpiacristales WinRobot 870

En mi grupo de Facebook La Casa Limpia y Ordenada, suelen aparecer consultas acerca de este robot limpiacristales. Yo tenía muchas ganas de probarlo, porque aunque tiene una pinta estupenda. Quería comprobarlo porque a veces el resultado de los electrodomésticos nuevos no es exactamente el esperado.

Después de varias semanas de uso, estoy en disposición de dar una referencia completa sobre su funcionamiento. Y mi opinión personal sobre este robot limpiacristales.



Así funciona el robot limpiacristales WinRobot 870.

Es un robot limpiacristales, de modo que limpia los cristales de forma autónoma. Para hacerlo, se queda pegado a los cristales mediante una bomba de succión que actúa como una ventosa muy potente. Va recorriendo toda la ventana hasta dejarla limpia. Para poner en marcha la bomba de succión, hay que pulsar el botón del mango. El WinRobot se maneja por completo a través de un mando a distancia.

Además de limpiar los cristales, sirve para todo tipo de superficies lisas en las que pueda fijarse con su sistema de vacío, como los espejos o los azulejos.

Tiene 3 programas distintos del limpieza con los que cubre perfectamente toda la superficie a limpiar. Es muy sencillo escoger programa adecuado. Los botones del mando a distancia tienen dibujado el algoritmo de limpieza que utiliza cada uno.

 

El robot tiene tres programas de limpieza automática… y más

 

  • El primer programa:

Se coloca el robot pegado en cualquier parte de la cristalera, y él sube de modo automático hacia arriba, localiza la esquina superior izquierda y comienza a limpiar a partir de ella, hasta llegar a la esquina inferior derecha.

  • Segundo programa:

Este programa no sube a buscar la parte superior.

El WinRobot 870, desde la altura a la que lo colocaste, se dirige en horizontal hacia la izquierda hasta llegar al extremo de la ventana. Una vez allí, comienza a limpiar siguiendo el esquema habitual, hasta llegar a la esquina inferior derecha

  • Tercer programa:

Este programa es igual que el anterior, con la diferencia de que se dirige horizontalmente hacia el extremo situado más a la derecha, limpiando a partir de ahí y bajando hasta pararse al llegar a la esquina inferior izquierda.



  • Función Twice:

La función twice se activa pulsando el botón del mismo nombre una vez escogido el programa que se vaya a utilizar.

A mi particularmente es una idea que me ha encantado. Se trata de que una vez finalizado el programa de limpieza, el robot limpiacristales WinRobot 870 vuelve de nuevo sobre sus pasos y da una segunda pasada completa, de modo que deja los cristales perfectos. En caso de tener los cristales especialmente sucios porque haya llovido barro, o porque hace mucho que no se limpian, es una opción estupenda.

¿Y el robot limpiacristales WinRobot 870… sólo sirve para los cristales?

La respuesta es NO. El WinRobot 870 sirve para limpiar cualquiera tipo de superficie a la que pueda sujetarse con su bomba de succión.

Esto significa que se puede utilizar en cualquier superficie lisa, como azulejos, espejos, mamparas de baño… es un aparato muy útil.

En el manual de instrucciones indica claramente dónde se puede y dónde no se puede usar. Iba a hacer una lista de dónde sí, y dónde no,, pero termino  antes diciendo que se puede utilizar en todo tipo de superficies.

Excepciones. Aquí no se puede usar:

  • En cristales curvos. Deben ser rectos.
  • Cristales con grosor menor de 3mm
  • Las ventanas sin marco
  • El ángulo de la junta con el marco, debe tener un ángulo mayor a 45º

Y ya está. En todo el resto de ventanales lo podremos usar sin ningún problema.

Añado por mi cuenta otro sitio en el que no se puede usar: nada de pensar en utilizar el WinRobot para limpiar la pantalla plana de la televisión. Esto no viene en el manual de instrucciones  pero yo lo añado, por si acaso a alguien se le pasa la idea por la cabeza. Si quieres limpiar la pantalla de la tele plana, hazlo como te indico en mi artículo Cómo limpiar las pantallas LED, LCD o Plasma.

 

¿Qué accesorios trae el WinRobot 870?

El robot limpiacristales WinRobot 870 trae algunos accesorios, necesarios para su funcionamiento.

  • El manual de instrucciones en varios idiomas
  • Dos folletos ilustrados recalcando las instrucciones básicas
  • El mando a distancia
  • Las pilas para el mando
  • El adaptador de corriente
  • 4 metros de cables y alargadores
  • El sistema de seguridad anti caída al vacío
  • 6 parejas de bayetas limpiadoras (además de la pareja que ya trae colocada)

Si necesitas más bayetas o un repuesto de cualquier otro accesorio, lo puedes comprar en la tienda oficial de Cecotec o en otros comercios Online. Te aconsejo que sean siempre los originales de la marca, para que el resultado sea siempre perfecto.

 

 

 El WinRobot 870 trabaja conectado a la corriente eléctrica. Con los alargadores y los 4 metros de cable que trae, es más que suficiente 

 

Medidas de seguridad

  1. En caso de corte eléctrico y como medida de seguridad, Tiene una batería interna de ion-litio de 500 miliamperios que lo mantiene pegado al cristal durante 20 minutos, para que no se caiga. Durante ese tiempo no limpia. Simplemente se queda sujeto a la superficie.
  2. Como medida adicional de seguridad también trae un cordel de seguridad. Con el mosquetón del extremo lo sujetaremos para evitar que caiga al vacío de modo accidental.

Esta bomba tiene una potencia de succión de 80 watios y el winrobot tiene una velocidad de limpieza de 4 minutos para limpiar 1 metro cuadrado. Es una buena velocidad. Si no te parece lo suficientemente rápido, piensa que no eres tú quien está limpiando 😉



El ruido no es molesto. Como un secador del pelo normalito.

Al no tener pantalla, toda la información sobre el funcionamiento del robot y el estado de la batería nos la dan unos leds,  según un código de colores. Lo verás claramente en el vídeo que te pongo más abajo, donde te muestro el robot limpiacristales WinRobot 870 en pleno funcionamiento.

¿Necesito productos limpiacristales especiales?

Al ser bayetas de microfibra de pelo largo, no es necesario utilizar ningún tipo de limpiador limpiacristales. Sólo con pulverizar un poco de agua en la bayeta inferior es suficientes. No obstante, si quieres, puedes utilizar tu producto limpiacristales habitual. Yo, por ejemplo, utilizo un poco de mi limpiahogar multiusos casero TripleA

Si dejas seca la bayeta superior, irá secando el cristal según se vaya humedeciendo. El sistema que utiliza este robot limpiacristales es muy similar a limpiar los cristales a mano.

Pulveriza un poco de limpiador en la mopa de abajo. Puedes usar tu producto habitual limpiacristales, o simplemente un poco de agua. La mopa de arriba irá secando el cristal. El alcohol isopropílico puro resulta ideal para humedecer las mopas y limpiar los cristales sin dejar marcas.

Lo puedes encontrar en Amazon

Conclusiones finales:

Después de varias semanas utilizandolo, Puedo decir que me ha encantado, me parece un aparato súper práctico para no tener que volver a esforzarme limpiando los cristales, los espejos y los azulejos.

Es una compra muy aconsejable especialmente para las ventanas de difícil acceso, para el exterior de las ventanas de los pisos altos y para las grandes cristaleras.

Me atrevo a decir que resulta imprescindible para todas las personas que por tener problemas de espalda o cervicales, no pueden hacer esfuerzos o levantar los brazos para limpiar los cristales o los azulejos a mano. Obviamente, los cristales no quedan como limpiados a mano con esmero, y las esquinas, al ser redondo, no las limpia bien, pero para el mantenimiento del día a día ahorra mucho trabajo, muchos dolores de espalda y de cabeza.

Aquí te dejo el enlace a la tienda oficial de Cecotec, para que puedas ver el precio y otros detalles del robot limpiacristales WinRobot 870

Espero que te guste y te resulte interesante. Suscríbete aquí a mi blog y al Canal de YouTube Encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada.

Sobre todo, ya sabes que espero tus comentarios.

Abrazos de Pepa Tabero.

Jabón casero ultra hidratante, humectante, ideal para cuidar las pieles más delicadas, secas y sensibles

Esta receta es de un jabón casero ultra hidratante, humectante para pieles sensibles, muy fácil de hacer y que estoy segura de que te va a encantar.

A partir de mi receta del jabón de Castilla, en muchas ocasiones me habéis pedido una receta de jabón que sea específicamente de tocador, de modo que tras hacer algunas pruebas, aquí te dejo mi receta de este jabón maravilloso.

 

Jabón casero ultra hidratante, humectante para pieles sensibles

Esta receta es de un jabón de uso cosmético. Tiene varios aceites y grasas que resultan muy hidratantes, humectantes y emolientes para la piel. Se trata de un jabón ideal para las pieles más sensibles y delicadas. Estupendo para las pieles normales y secas, y no está aconsejado para pieles grasas o acnéicas.

Al contrario que la mayoría de este tipo de jabones ultra hidratantes y humectantes, este jabón no deja en absoluto sensación de grasa en la piel cuando se utiliza. Es un jabón muy agradable de usar que deja la piel muy suave.



Como siempre que utilizamos sosa cáustica, necesitamos protección:

  • Guantes de goma
  • Un buen delantal
  • Los utensilios y recipientes deben ser de plástico o madera. No usar de metal porque la sosa cáustica los corroe.
  • Estar en un lugar bien ventilado y evitar el contacto de la piel con la sosa.

 

En caso de salpicadura accidental, hay que empapar rápidamente el lugar salpicado con vinagre de cocina, para evitar una quemadura.

 

Ingredientes que vamos a necesitar

  • 104g de agua
  • 104 gramos de sosa cáustica(hidróxido de sodio)
  • 500g de aceite de oliva virgen extra
  • 125g de aceite de almendras dulces
  • 125 gramos de aceite de coco virgen extra ecológico
  • 37g de lanolina pura. He utilizado la marca Purelán, de venta en farmacias. (El tubo grande)

 

He querido darle un toque de color, de modo que he añadido un poco de colorante alimentario de color rojo, únicamente para que se vea más bonito.
Si quieres, le puedes añadir algún aroma o aceite esencial al final, a la vez que el colorante. Yo no le he puesto porque quiero un jabón lo más natural posible y los aceites esenciales no se pueden usar con bebés o niños pequeños. El colorante que he utilizado, es libre de azoicos, por lo que no tiene contraindicaciones.



Propiedades de cada ingrediente:

El aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra favorece la hidratación de la piel. Tiene un gran poder de penetración y regeneración de células.

Es muy rico en vitaminas A, D, K y E, que protegen a la células de la oxidación. Alivia la piel irritada por alergias, eczemas o psoriasis. Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que hace que ayude a mejorar los picores, escozores, sarpullidos… El aceite de oliva es un hidratante natural capaz de regular la grasa natural de la piel y suavizar las durezas. Aporta elasticidad y suaviza las arrugas y las descamaciones.

El aceite de almendras dulces

El aceite de almendras dulces hidrata la piel seca y sensible. La nutre y ayuda a suavizar las arrugas. Tiene efectos calmantes contra las las irritaciones y ayuda a prevenir las estrías.
Proporciona elasticidad a la piel, dejándola hidratada, nutrida y suave.
Es muy utilizado en el tratamiento de masajes por sus propiedades emolientes y antiinflamatorias, y por su capacidad para suavizar la piel sin obstruir los poros..
Sus propiedades nutritivas, suvizantes e hidratantes, previenen la sequedad cutánea. Asimismo resulta un buen desmaquillante natural.

El aceite de coco virgen extra ecológico

El aceite de coco tonifica la piel y le ofrece proteción, suavidad. Limpia la piel y suaviza las capas dérmicas, lo que le da un mejor aspecto. Al jabón le proporciona espuma. Junto con el resto de ingredientes, consigue una textura rica y cremosa.

La lanolina

Es una cera grasa que se extrae de la lana de oveja. Es una crema amarillenta con una textura viscosa y pegajosa, similar a la vaselina. Resulta muy emoliente, hidratante y humectante. Penetra en las capas más internas de la piel. Ayuda a eliminar estrías y cicatrices y evita la pérdida de humedad. Con el calor se vuelve muy fluida. Se puede utilizar como “crema para todo”: labios agrietados, manos resecas y doloridas enrojecidas por el frío y el contacto contínuo con el agua, codos, rodillas, escoceduras del pañal, roces en los pliegues de la delicada piel de los bebés por las babas o el sudor…

Debe ser muy pura, de calidad hipoalergenica. En la farmacia es muy fácil de encontrar, ya que la que recomiendan en periodo de lactancia materna como crema para proteger la piel del pecho. Es hipoalergénica y bacteriostática: No produce alergias y actúa como barrera contra las infecciones bacterianas.

Lo puedes encontrar en Amazon

Abajo del todo tienes el vídeo para que veas cómo se hace el jabón. Es muy sencillo.

Puedes reducir considerablemente el tiempo si utilizas una batidora

 

 


Paso a paso para hacer el jabón ultra hidratante, humectante para pieles sensibles

 

  • En un espacio bien ventilado, bien protegida con mis guantes y mi delantal, pongo el agua en el recipiente de plástico. Aparto la cara, y de una sola vez, le añado la sosa cáustica. Remuevo con la paleta de madera hasta disolver toda la sosa, y formar lo que se llama “lejía caúsitca”, que es la mezcla incolora de agua y sosa donde hay que ir añadiendo los aceites que voy a emplear para realizar el jabón.

Al principio la reacción se calienta mucho. Hay que dejar que se enfríe un poco. Estará listo cuando toques el recipiente por fuera con las manos y lo notes caliente, pero que ya no queme.

  • Es el momento de añadir el aceite de oliva virgen extra, poco a poco y sin dejar de remover.

Hay que ir removiendo para que se produzca el proceso de saponificación del aceite. A mano hay que tener mucha paciencia porque hay que remover al menos durante 30 minutos. Hasta que la mezcla cambia de color y se blanquee.

  • Cuando cambia de color, se añade el aceite de almendras dulces sin dejar de remover.

A continuación, una vez bien integrado el aceite de almendras, el aceite de coco virgen extra ecológico. Si está frío será sólido. Para hacerlo líquido ponlo al baño maría o en el microondas unos pocos segundos. Añádelo y sigue removiendo para integrarlo.

Remueve hasta que la traza esté hecha. Lo notas porque llega un punto en el que cuando levantas la paleta y la mueves sobre la mezcla, lo que chorrea deja marca en la superficie. Tendrá un aspecto similar a la mayonesa o a unas natillas.

Batir  a mano  es muy cansado y la traza puede tardar. Tal vez otros 30 o 40 minutos. Los tiempos varían mucho dependiendo de la temperatura y de la humedad del ambiente… y de la energía que emplees para batir.

 

Si estás utilizando la batidora, tardarás mucho menos.

 

Añade ahora la lanolina.

  • Cuando ya está la lanolina bien integrada y la traza marcada, separo en una jarra parte de la mezcla, para añadir el colorante.
  • Este es el momento en el que puedes añadir el aceite esencial si has decidido usarlo.

Y llegó el momento de enmoldar

Como hay jabón de dos colores, podemos aprovechar para hacer decoraciones. Yo reconozco que no suelo complicarme demasiado. Y pongo un color directamente sobre el otro.

Es importante taparlo bien y envolverlo en una toalla gruesa con idea de que se vaya enfriando despacio y el proceso de saponificación se produzca de forma lo más lenta posible.



Unos días después ya estará bien cuajado y listo para desmoldar

Cuando puedas tocarlo y esté duro al tacto, llegó el momento de sacarlo del molde y cortarlo al tamaño deseado.

Y ya sólo queda dejarlo reposar en un lugar seco y bien ventilado durante un mínimo de 4 semanas, para que se vaya secando y se complete el proceso de saponificación.

Aquí te dejo el vídeo con todo el proceso:

Y esta es mi receta para hacer un habón ultra hidratante, emoliente, para pieles delicadas.

Mis hijos dicen que parece una tarta. Aunque parezca un jabón de adorno, es increíble la suavidad que deja al lavarse.

Si tienes muchas pastillas de jabón compradas, te dejo aquí el enlace de cómo hacer gel de baño o jabón líquido con ellas. Arriba, justo al comienzo de este artículo, aquí te dejo el enlace para hacer el jabón de Castilla, por si nunca has hecho jabón y no te atreves a invertir en aceites un poco mas costosos. Mejor comenzar por uno fácil que nunca falla ¿verdad?

 

Escríbieme un comentario. Me encantará leerte.
Suscríbete al blog, y a mi canal de YouTube. ¿Necesitas ayuda personalizada para organizar tu casa? Pincha aquí Y ¡llévate mi libro de regalo! También puedes comprarlo en cualquier librería Manual de la Casa Limpia y Ordenada. Encuentra en él las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza.
Búscame como @PepaTabero en Facebook, enTwitter, en Instagram y en Pinterest, para estar al día de las novedades que voy publicando.

Besos.
Pepa Tabero