Uso del vinagre para la piel y el cabello

4 formas de uso del vinagre para la piel y el cabello. En este nuevo artículo descubrimos un poco más de esta maravilla de la naturaleza. Estos trucos y consejos te animarán sin duda a abrirle un hueco junto a tus básicos de belleza.

Dentro de su sencillez, estos 4 ejemplos de uso del vinagre para la piel y el cabello nos ayudan de modo totalmente ecológico y natural. No en vano es uno de los productos más versátiles que nos brinda la naturaleza.




 Uso del vinagre para la piel y el cabello

Al ser un producto ácido, es ideal para eliminar las pieles muertas y las durezas. Su utilización es sencilla, inocua y muy eficaz.

Por si no lo has leído,  te dejo en este enlace el modo de hacerte la pedicura en casa de una forma súper facil.

Estoy segura de que primero te va a sorprender. Cuando la hagas, te va a encantar. Para el cabello tiene unos resultados maravillosos.

1º Uso del vinagre para la piel y el cabello:

 

Manicura con vinagre:

  1. Blanquea la piel de las manos
  2. Ayuda a eliminar las manchas del sol
  3. Elimina las cutículas casi por arte de magia
  4. Deja las uñas blancas
  5. Ayuda a suavizar los surcos de las uñas

Necesitamos:

  • Vinagre de ensalada, de vino blanco o de manzana.
  • Agua.
  • Un recipiente para introducir  las manos.
  • Sal de cocina.
  • Una toalla.
  • Crema hidratante.
  • Guantes de algodón (opcional si lo haces por la noche)

Foto: pinterest

¿Y cómo me hago la manicura con vinagre?

Calienta en el microondas una parte de agua y dos partes de vinagre (por ejemplo, un vaso de agua y dos de vinagre). Que quede tibio, a una termperatura que te resulte agradable.



Introduce las manos (limpias), y déjalas reposar tranquilamente durante 10 minutos.

Una vez pasado el tiempo, saca las manos y sin secartelas, coge un puñadito de la sal fina de cocina y frótate las manos como si te las lavaras. Incide sobre todo en las manchas y durezas (si las tienes) y las puntas de los dedos (cutículas y uñas)

Una vez hecho esto, aclara tus manos con agua limpia, seca cuidadosamente con la toalla y aplícate un poco de crema hidratante.

Si lo haces por la noche, ponte crema en abundancia y cubre tus manos con unos guantes de algodón. Así podrás dormir sin manchar las sábanas. Si lo haces durante el día, aplica un poco de tu crema de manos habitual, para que absorba la piel rápidamente.

Si quieres aplicar esmalte de uñas, esperar a que la crema se haya absorbido por completo y tus uñas estén bien secas.

2º uso del vinagre para la piel y el cabello:

 

Alivia las picaduras de insectos y evita que produzcan infecciones en la piel.

Si te pica o te muerde algún insecto, puedes aliviar la sensación de quemazón aplicando un algodón mojado en vinagre en la zona de la picadura. Si quedó dentro el aguijón  (caso de las abejas), es necesario extraerlo primero con unas pinzas.

Funciona muy bien con las mordeduras de hormiga y calma las picaduras de los mosquitos. Si al rascar se produjo una herida, a falta de un  antiséptico de farmacia (estamos de día de campo y olvidamos el botiquín…), se puede limpiar la erosión con una gasa o un paño limpio humedecido con vinagre. Eso aliviará el picor y evitará posibles infecciones.

 

3º uso del vinagre para la piel y el cabello:

 

Para el cabello:

Este es uno de los usos más habituales a los que estamos acostumbrados. Si cuando te lavas la cabeza con tu champú normal, realizas un último aclarado con vinagre, el cabello te quedará suave,  brillante y muy fácil de desenredar.

Una vez aclarado con vinagre, no vuelvas a aclarar con agua o perderá todo el efecto. No te preocupes por el olor, porque una vez el pelo se seca, el olor desaparece por completo.

4º uso del vinagre para la piel y el cabello:

 

Resulta perfecto contra la pediculosis:

El otro uso que da al vinagre su magia en el cabello, es la facilidad con la que ayuda a desprender las liendres en el caso de que alguno de los niños haya llegado contagiado. Un buen lavado de cabeza con un champú especifico, haz el último aclarado, sólo con vinagre puro y colócale un gorro de baño o de piscina que le cubra todo el cabello.

Envuelve la cabeza con una toalla gruesa encima del gorro, para que mantenga el calor y no se resfríe.

Foto: Guía Infantil

En media hora podrás quitarle toalla y gorro, y pasarle la lendrera con cuidado. Los piojos se habrán muerto por el efecto del champú. Sus huevos (las liendres), se desprenderán fácilmente del cabello gracias al vinagre.

Si es una melena difícil de peinar con la lendrera, utiliza crema suavizante o mascarilla para el cabello. Unta en abundancia, desenreda con un peine o cepillo normal (que luego no puedes olvidar desinfectar), y una vez el pelo bien desenredado, pasa la lendrera para eliminar los pipis.

Un último aclarado con agua templada eliminará las mascarilla y cualquier resto que pueda haber quedado.

Repítelo dos veces por semana durante las siguientes tres semanas. Así te asegurarás de haberlos eliminado todos y si vuelven a aparecer, será fácil controlar la infección antes de que se extienda.



Hasta aquí el tercer artículo sobre las bondades el vinagre y su uso en la piel y el cabello. Pero seguro que no será el último.
Suscríbete aquí al blog si aún no lo has hecho, porque todavía tenemos mucho que hablar sobre él. Y únete también a la comunidad de YouTube para no perderte ninguno de mis vídeos.
Te dejo  los enlaces a mis Trucos caseros con vinagre en La Cocina y a mis Trucos caseros con vinagre. Un producto soprendente

¿Necesitas ayuda personalizada para organizar tu casa? Pincha aquí y ¡llévate mi libro de regalo! También puedes comprarlo en cualquier librería Manual de la Casa Limpia y Ordenada. Encuentra en él las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza.

Abrazos.
Pepa Tabero.

Jabón casero ultra hidratante, humectante, ideal para cuidar las pieles más delicadas, secas y sensibles

Esta receta es de un jabón casero ultra hidratante, humectante para pieles sensibles, muy fácil de hacer y que estoy segura de que te va a encantar.

A partir de mi receta del jabón de Castilla, en muchas ocasiones me habéis pedido una receta de jabón que sea específicamente de tocador, de modo que tras hacer algunas pruebas, aquí te dejo mi receta de este jabón maravilloso.

 

Jabón casero ultra hidratante, humectante para pieles sensibles

Esta receta es de un jabón de uso cosmético. Tiene varios aceites y grasas que resultan muy hidratantes, humectantes y emolientes para la piel. Se trata de un jabón ideal para las pieles más sensibles y delicadas. Estupendo para las pieles normales y secas, y no está aconsejado para pieles grasas o acnéicas.

Al contrario que la mayoría de este tipo de jabones ultra hidratantes y humectantes, este jabón no deja en absoluto sensación de grasa en la piel cuando se utiliza. Es un jabón muy agradable de usar que deja la piel muy suave.



Como siempre que utilizamos sosa cáustica, necesitamos protección:

  • Guantes de goma
  • Un buen delantal
  • Los utensilios y recipientes deben ser de plástico o madera. No usar de metal porque la sosa cáustica los corroe.
  • Estar en un lugar bien ventilado y evitar el contacto de la piel con la sosa.

 

En caso de salpicadura accidental, hay que empapar rápidamente el lugar salpicado con vinagre de cocina, para evitar una quemadura.

 

Ingredientes que vamos a necesitar

  • 104g de agua
  • 104 gramos de sosa cáustica(hidróxido de sodio)
  • 500g de aceite de oliva virgen extra
  • 125g de aceite de almendras dulces
  • 125 gramos de aceite de coco virgen extra ecológico
  • 37g de lanolina pura. He utilizado la marca Purelán, de venta en farmacias. (El tubo grande)

 

He querido darle un toque de color, de modo que he añadido un poco de colorante alimentario de color rojo, únicamente para que se vea más bonito.
Si quieres, le puedes añadir algún aroma o aceite esencial al final, a la vez que el colorante. Yo no le he puesto porque quiero un jabón lo más natural posible y los aceites esenciales no se pueden usar con bebés o niños pequeños. El colorante que he utilizado, es libre de azoicos, por lo que no tiene contraindicaciones.



Propiedades de cada ingrediente:

El aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra favorece la hidratación de la piel. Tiene un gran poder de penetración y regeneración de células.

Es muy rico en vitaminas A, D, K y E, que protegen a la células de la oxidación. Alivia la piel irritada por alergias, eczemas o psoriasis. Tiene propiedades antiinflamatorias y antioxidantes, que hace que ayude a mejorar los picores, escozores, sarpullidos… El aceite de oliva es un hidratante natural capaz de regular la grasa natural de la piel y suavizar las durezas. Aporta elasticidad y suaviza las arrugas y las descamaciones.

El aceite de almendras dulces

El aceite de almendras dulces hidrata la piel seca y sensible. La nutre y ayuda a suavizar las arrugas. Tiene efectos calmantes contra las las irritaciones y ayuda a prevenir las estrías.
Proporciona elasticidad a la piel, dejándola hidratada, nutrida y suave.
Es muy utilizado en el tratamiento de masajes por sus propiedades emolientes y antiinflamatorias, y por su capacidad para suavizar la piel sin obstruir los poros..
Sus propiedades nutritivas, suvizantes e hidratantes, previenen la sequedad cutánea. Asimismo resulta un buen desmaquillante natural.

El aceite de coco virgen extra ecológico

El aceite de coco tonifica la piel y le ofrece proteción, suavidad. Limpia la piel y suaviza las capas dérmicas, lo que le da un mejor aspecto. Al jabón le proporciona espuma. Junto con el resto de ingredientes, consigue una textura rica y cremosa.

La lanolina

Es una cera grasa que se extrae de la lana de oveja. Es una crema amarillenta con una textura viscosa y pegajosa, similar a la vaselina. Resulta muy emoliente, hidratante y humectante. Penetra en las capas más internas de la piel. Ayuda a eliminar estrías y cicatrices y evita la pérdida de humedad. Con el calor se vuelve muy fluida. Se puede utilizar como “crema para todo”: labios agrietados, manos resecas y doloridas enrojecidas por el frío y el contacto contínuo con el agua, codos, rodillas, escoceduras del pañal, roces en los pliegues de la delicada piel de los bebés por las babas o el sudor…

Debe ser muy pura, de calidad hipoalergenica. En la farmacia es muy fácil de encontrar, ya que la que recomiendan en periodo de lactancia materna como crema para proteger la piel del pecho. Es hipoalergénica y bacteriostática: No produce alergias y actúa como barrera contra las infecciones bacterianas.

Lo puedes encontrar en Amazon

Abajo del todo tienes el vídeo para que veas cómo se hace el jabón. Es muy sencillo.

Puedes reducir considerablemente el tiempo si utilizas una batidora

 

 


Paso a paso para hacer el jabón ultra hidratante, humectante para pieles sensibles

 

  • En un espacio bien ventilado, bien protegida con mis guantes y mi delantal, pongo el agua en el recipiente de plástico. Aparto la cara, y de una sola vez, le añado la sosa cáustica. Remuevo con la paleta de madera hasta disolver toda la sosa, y formar lo que se llama “lejía caúsitca”, que es la mezcla incolora de agua y sosa donde hay que ir añadiendo los aceites que voy a emplear para realizar el jabón.

Al principio la reacción se calienta mucho. Hay que dejar que se enfríe un poco. Estará listo cuando toques el recipiente por fuera con las manos y lo notes caliente, pero que ya no queme.

  • Es el momento de añadir el aceite de oliva virgen extra, poco a poco y sin dejar de remover.

Hay que ir removiendo para que se produzca el proceso de saponificación del aceite. A mano hay que tener mucha paciencia porque hay que remover al menos durante 30 minutos. Hasta que la mezcla cambia de color y se blanquee.

  • Cuando cambia de color, se añade el aceite de almendras dulces sin dejar de remover.

A continuación, una vez bien integrado el aceite de almendras, el aceite de coco virgen extra ecológico. Si está frío será sólido. Para hacerlo líquido ponlo al baño maría o en el microondas unos pocos segundos. Añádelo y sigue removiendo para integrarlo.

Remueve hasta que la traza esté hecha. Lo notas porque llega un punto en el que cuando levantas la paleta y la mueves sobre la mezcla, lo que chorrea deja marca en la superficie. Tendrá un aspecto similar a la mayonesa o a unas natillas.

Batir  a mano  es muy cansado y la traza puede tardar. Tal vez otros 30 o 40 minutos. Los tiempos varían mucho dependiendo de la temperatura y de la humedad del ambiente… y de la energía que emplees para batir.

 

Si estás utilizando la batidora, tardarás mucho menos.

 

Añade ahora la lanolina.

  • Cuando ya está la lanolina bien integrada y la traza marcada, separo en una jarra parte de la mezcla, para añadir el colorante.
  • Este es el momento en el que puedes añadir el aceite esencial si has decidido usarlo.

Y llegó el momento de enmoldar

Como hay jabón de dos colores, podemos aprovechar para hacer decoraciones. Yo reconozco que no suelo complicarme demasiado. Y pongo un color directamente sobre el otro.

Es importante taparlo bien y envolverlo en una toalla gruesa con idea de que se vaya enfriando despacio y el proceso de saponificación se produzca de forma lo más lenta posible.



Unos días después ya estará bien cuajado y listo para desmoldar

Cuando puedas tocarlo y esté duro al tacto, llegó el momento de sacarlo del molde y cortarlo al tamaño deseado.

Y ya sólo queda dejarlo reposar en un lugar seco y bien ventilado durante un mínimo de 4 semanas, para que se vaya secando y se complete el proceso de saponificación.

Aquí te dejo el vídeo con todo el proceso:

Y esta es mi receta para hacer un habón ultra hidratante, emoliente, para pieles delicadas.

Mis hijos dicen que parece una tarta. Aunque parezca un jabón de adorno, es increíble la suavidad que deja al lavarse.

Si tienes muchas pastillas de jabón compradas, te dejo aquí el enlace de cómo hacer gel de baño o jabón líquido con ellas. Arriba, justo al comienzo de este artículo, aquí te dejo el enlace para hacer el jabón de Castilla, por si nunca has hecho jabón y no te atreves a invertir en aceites un poco mas costosos. Mejor comenzar por uno fácil que nunca falla ¿verdad?

 

Escríbieme un comentario. Me encantará leerte.
Suscríbete al blog, y a mi canal de YouTube. ¿Necesitas ayuda personalizada para organizar tu casa? Pincha aquí Y ¡llévate mi libro de regalo! También puedes comprarlo en cualquier librería Manual de la Casa Limpia y Ordenada. Encuentra en él las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza.
Búscame como @PepaTabero en Facebook, enTwitter, en Instagram y en Pinterest, para estar al día de las novedades que voy publicando.

Besos.
Pepa Tabero

Cómo limpiar las regletas de los enchufes

Cómo limpiar las regletas de los enchufes de forma correcta, es una duda que hoy en día existe en todas las casas. Hace ya tantos años que los enchufes de las paredes eran suficientes, que ya no nos acordamos de aquella época. Nos parece imposible vivir únicamente con los dos o tres enchufes empotrados que hay en una habitación ¿verdad?

¿Qué les pasa a las regletas de los enchufes?

Tenemos tal cantidad de aparatos eléctricos en todas las habitciones de las casas que las regletas nos resultan imprescindibles para poder enchufarlo todo.

Generalmente, a no ser que les pases el plumero o la aspiradora a diario (y siendo sincera, si están sobre un mueble o a la vista, se limpian, pero las que están escondidas detrás del mueble de la televisión o detrás del escritorio donde se enchufan el ordenador, y los mil y un accesorios informáticos imprescindibles hoy en día, la cosa cambia mucho.



Cuando están en lugares de difícil acceso y además, no se ven, es fácil olvidarse de ellas y que se acaben convirtiendo en nidos de polvo y pelusas. Dejar que eso ocurra, es un riesgo importante por dos motivos:

  1. El polvo acumulado dentro de los agujeros dificulta el paso de la corriente a los enchufes de los aparatos, que pueden llegar a no funcionar.
  2. Las pelusas podrían incluso incendiarse si se recalentase o saltara alguna chispa por la mala conexión eléctrica causada por el exceso de polvo.

 

Mantener las regletas de los enchufes sucias es un riesgo importante

 

 

Pero… ¿Cómo limpiar las regletas de los enchufes?

En realidad el modo es muy sencillo. Esto sirve exactamente igual para los enchufes empotrados  y los tipo schuko (los gordos con toma de tierra que tenemos empotrados en las paredes)

Necesitamos:

  • Bastoncillos o hisopos de algodón
  • Una bayeta de microfibra
  • Un paño fino de algodón que no suelte pelusa
  • Alcohol isopropílico

Cómo limpiar las regletas de los enchufes :

Para limpiarlas, lo primero que hay que hacer es desenchufarlas de la corriente eléctrica. En el caso de los enchufes, conviene cortar la corriente, pero si eso no es posible, es imprescindible trabajar con mucho cuidado (despues de limpiarlos te cuento la anécdota que me hizo perderles el miedo (que no el respeto), por completo.

Pasos para limpiar las regletas de los enchufes

Una vez desenchufadas (o apagado el interruptor):

  • Se le pasa un bastoncillo de algodón en seco, para atrapar el máximo de polvo y pelusas posible.
  • También puedes pasarle un cepillo especial para limpiar enchufes, como este:

Lo puedes encontrar en Amazon

  • Humedece la bayeta de microfibra con el alcohol y escurre un poco para que no chorree.
  • Limpia sin miedo todo el interior del enchufe, procurando que el alcohol no entre en los agujeros.

 

El alcohol isopropílico es un alcohol especial para limpiar componentes eléctricos y electrónico. Al evaporarse, no deja absolutamente ningún tipo de residuo, por lo que no hay riesgo de que queden restos de humedad invisible. Con este tipo de alcohol, tenemos la tranquilidad de que no se formará un cortocircuito que nos de un susto al conectar de nuevo la corriente.

 

Lo puedes encontrar en Amazon

 

  • Ahora ya sólo tienes que humedecer el hisopo de algodón en el alcohol, escurrir con los dedos para que no gotee y limpiar la parte visible de los orificios, introduciendo si hace falta un poquito (muy poquito) el agodón. Haciéndolo de este modo (primero uno y después el otro), no hay riesgo aunque esté conectada la corriente.
  • Ya sabes cómo limpiar las regletas de los enchufes. Únicamente falta secar bien con el paño de algodón el alcohol que no se haya evaporado, y sacar brillo a la carcasa por fuera.

Y ahora… la anécdota que te prometí. La que me quitó para siempre el miedo a cómo limpiar las regletas de los enchufes…  De paso me hizo duplicar el millón de ojos que tenemos las madres

Si te aburren este tipo de historias, sáltatela sin ningún compromiso. No es obligatorio leerla (salvo el último párrafo, que sí es interesante)



Como todas las madres, siempre he tenido mil ojos con los enchufes y los niños. Cuando erán bebés siempre tenia colocadas protecciones de todo tipo. Sobre todo, en los enchufes situados a menos de un metro de altura del suelo. Cuando crecieron no las quité porque no estorban al enchufar y evitan que entre el polvo en los enchufes.

Esto ocurrió cuando ya mis hijos pequeños tenían 6 y 8 años… Supuestamente a esa edad ya no necesitan tanta supervisión… ¡Craso error!

Ellos tenían un coche teledirigido al que nunca habían hecho demasiado caso.

Una tarde, estaban los dos con el coche jugando en el salón. El coche corría como las balas. Súper potente… Me sorprendió que hubieran tenido abandonado tanto tiempo un juguete tan fantástico.

Mil ojos son pocos

De repente, descubrí el motivo de tanta potencia y tanta velocidad… Alguien les habia dicho, que si metían la antena ¡metálica! del mando a distancia del coche en un enchufe, el coche correría como una bala.

¡Eso era justamente lo que estaban haciendo! Casi me da un infarto…

Se les acabó el juego y con él susto aún en el cuerpo, les di una buena charla…. Pero cuando me tranquilicé un poco, me di cuenta de que habían estado casi toda la tarde haciéndolo… Y ¡no había pasado nada! ¿Cómo era posible? Gracias a esta aventura, se acabaron mis dudas acerca de cómo limpiar las regletas de los enchufes.

La explicación en realidad es sencilla: los enchufes están preparados para dar electricidad cuando entran las dos clavijas en los orificios. Si sólo metemos una, no funciona.

La superpotencia que cogía el coche teledirigido venía porque tenía la batería nueva y la red eléctrica de la casa, amplificaba la señal de la antena. Si mis hijos no se electrocutaron ese día (Gracias a Dios) fue gracias a los sistemas de seguridad de los enchufes. A mi aquello me demuestró que dos ojos no son suficientes, y que gracias a Dios los enchufes son lo suficientemente seguros como para poder limpiarlos, con cuidado, pero sin miedo a una descarga eléctrica.

Y este es mi modo de como limìar las regletas de los enchufes de forma fácil y cómoda.

Con este sencillo truco, mantendrás tus regletas y tus enchufes siempre perfectos.

Cuéntame cómo lo haces tú. Me encantará leerte.

Suscríbete al blog, y a mi canal de YouTube. ¿Necesitas ayuda personalizada para organizar tu casa? Pincha aquí Y ¡llévate mi libro de regalo!  También puedes comprarlo en cualquier librería Manual de la Casa Limpia y Ordenada. Encuentra en él las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza

Búscame como @PepaTabero en Facebook, Twitter, Instagram y en Pinterest para estar al día de las novedades que voy publicando.

Besos.
Pepa Tabero

Preparar la maleta para el campamento

Preparar la maleta para el campamento es lo siguiente tras terminar el colegio. Ya sea para pasar un fin de semana con amigos o todo un mes de acampada. Os explico en esta entrada cómo organizo la maleta de mis hijos. De este modo casi nunca pierden ropa. Es un método que ayuda a tenerlo todo muy organizado durante los días que pasan fuera de casa.

 

Preparar la maleta para el campamento

 

Si os vais todos de vacaciones seguro que te interesará leer la entrada donde te explico el mejor modo de organizar las vacaciones: Consejos para organizar y planificar un viaje de vacaciones

Sigue la lista de los organizadores

Al formalizar la inscripcion del campamento, te darán una lista con prendas y útiles que va a necesitar durante los días que dure el campamento. Seguirla es la mejor forma de asegurarte de que no le va a faltar nada importante. Si piden una brújula, unos prismáticos o unas gafas de buceo, es importante que lo que lleven sea de calidad como para que resulte útil, pero ajustando el precio de modo que no nos vaya a suponer un drama en caso de que se extravíe. Recuerda que los niños pierden cosas. No les pongas nada en la maleta que no puedan perder.



El tema de al ropa suele ser donde más nos preocupamos, siempre pensando si será suficiente lo que les mandamos, y normalmente siempre enviamos mucha más de la si realmente luego utilizan. Evita los “por si acaso”, porque no lo van a necesitar y sólo sirven para ocupar espacio.

Evita los “por si acaso”

Los niños estando de campamento no suelen cambiarse de ropa tan a menudo como cuando están en casa, y las manchas rara vez les suelen molestar. Es muy habitual que lleven la misma camiseta puesta durante todo el día, aunque se les haya manchado de colacao en el desayuno, por lo que no es necesario enviarles para que tengan tres diarias. Con las calzonas de deporte ocurre igual, los pantalones les aguantan perfectamente dos o tres dias antes de que se planteen cambiarlos por unos limpios.

Si tienes cualquier duda respecto a la cantidad de ropa que necesitarán, guíate por las indicaciones que te van a dar para preparar la maleta del campamento. Si aún así te parece poco, consulta si tienen servicio de lavandería. De este modo puedes reducir las prendas a al mitad. Todo marcado, por supuesto, de modo que sea fácil de localizar al dueño si se extravía alguna prenda. Evita en lo posible que lleven ropa nueva o de marca. De este modo que si la pierden, no os llevaréis un disgusto.

Las únicas prendas que es necesario que lleven para cambio diario y añadirle un par más de reserva, son los calcetines y la ropa interior.

 

Etiquétalo todo

En mi caso, yo etiqueto la ropa de mis hijos con cinta de pegar con la plancha y les pongo los dos apellidos y él numero de teléfono. De este modo, con un solo rollo de cinta, marco la ropa de los tres niños.



Las etiquetas, las puedes encargar en la mercería o por internet (las de la mercería suelen ser más básicas, y mucho más económicas). También hay sellos de tinta especial resistente a los lavados, que estampa el nombre y teléfono directamente en la ropa y rotuladores especiales con los que tú mismo escribes los datos en la misma prenda o en una cinta de tela que luego hay que coser.

En mi caso, utilizo una máquina etiquetadora de cartuchos. Me resulta muy versátil, porque tiene cartuchos de muchos tipos para poner etiquetas en casi todo lo que se te ocurra:  cinta adhesiva metalizada, plástico, papel… de diversos colores. También tiene uno de cinta blanca especial para pegar con la plancha en la ropa. Hace años que lo uso y aguanta muy bien los lavados.

 

 

 

Mis trucos para preparar la maleta para el campamento

Ya tienes la lista, la ropa preparada y todo lo que van a necesitar comprado. Llegó el momento clave de preparar la maleta para el  campamento.

En el vídeo puedes ver cómo lo hago yo. Prepararla de éste modo es la clave para que ellos sepan qué llevan y dónde está en todo momento.

Como verás, lo llevan todo perfectamente empaquetado. Hacerlo de este modo les evita revolver para buscar lo que necesiten y que se les arrugue la ropa limpia.

 

 

¿Tú como lo haces? Cuéntame cómo os organizáis en casa para preparar la maleta para el campamento.
Recuerda que que puedes suscribirte al blog y no perderte ninguna novedad. También puedes suscribirte a mi canal de YouTube

¿Has visto ya mis consejos para ir a la playa con niños? Los puedes leer en estos enlaces: Ir a la playa con los niños Precauciones con los niños en la playa

Abrazos.

Pepa Tabero.

Receta de Halloween: Ojos de Fruta

Aquí os dejo mi receta de Halloween, ojos de fruta. Estamos a las puertas de la Víspera de todos Los Santos y con esta receta sorprenderéis a todo el mundo en vuestra fiesta de temática ? Halloween ?.

Receta de Halloween

Esta receta de Halloween es muy fácil de hacer y queda muy resultona. Yo la he hecho en una versión para niños que cumple perfectamente con el efecto Halloween y queda una merienda rica y simpática. Pero con los ojos metidos en una copa de cóctel de adultos, sobre todo si lleva granadina o algún licor rojizo, el aspecto es verdaderamente impresionante.

Receta de Halloween: Ojos de fruta

Ingredientes

  • Lichis en almíbar o en su jugo (en lata)
  • Frambuesas frescas (una tarrina)
  • Moras frescas (una tarrina)
  • Arándanos frescos (una tarrina)
  • Frutas del bosque desecadas (una tarrina)

Preparación

Es muy sencillo hacer nuestros ojos de fruta. Simplemente hay que escurrir el caldo de la lata en un cuenco y reservarlo (nos hará falta más tarde). Por último sólo tendremos que rellenar los lichis con las distintas frutas.



Las frutas de la bosque las hidratamos antes durante un par de horas en un cuenco con agua. Si es para adultos podemos sustituir el agua por el licor que más nos guste.

El efecto más llamativo lo logramos cortando las moras por la mitad. Utilizaremos un cuchillo bien afilado y rellenamos los lichis de modo que el corte quede hacía fuera. Si hacemos el postre para los niños, tal vez sea mejor no hacerlo con moras. El efecto que logran es muy realista y si son aprensivos les podría dar repelús.

Cuando están ya todos los lichis rellenos, podemos ponerlos en vasitos o tacitas individuales o bien en una fuente honda. Completamos con el almíbar que habíamos reservado.

Para darle un color ligeramente rojizo al almíbar machacamos algunas frambuesas para sacarles el jugo. Añadimos el puré de frambuesa a la fuente donde pusimos los ojos de fruta. También podemos añadir simplemente un poco de granadina.

Vídeo preparación

Aquí te dejo el vídeo de la preparación de la receta de Halloween, ojos de fruta ?. Ya verás que es muy sencillo de hacer y queda genial el resultado.

Si te gustó la idea y la receta de Halloween, te invito a suscríbirte al blog y al canal de YouTube para ser de las primeras en enterarte de las novedades y no perderte ninguna!

Besos de Pepa Tabero.

10 Consejos para ahorrar en la vuelta al cole

Estamos ya a las puertas del nuevo curso. La vuelta al cole se convierte en la mayoría de las casas en una carrera contrarreloj. Con estos sencillos consejos para la vuelta al cole seguro que resultará todo más fácil.

Consejos para la vuelta al cole

1- Lo más cómodo: el cole se puede encargar de los libros y el material

Hay muchos colegios que ofrecen encargarse de la compra de los libros y los materiales. Al hacerlo al por mayor los llevan directamente a la clase. En el colegio de mis hijos lo hacen, y después de años de experiencia y de comparativas, apenas hay diferencias de precio, y es infinitamente más cómodo. De todos modos, no está de más comparar precios, ya que no todos los colegios ajustan los precios del mismo modo.


2- Planifica las compras con tiempo.

Si decides encargarte tú de la compra de los libros y del material, no dejes todo para el último momento. Pide las listas de libros y materiales en junio.

De este modo tendrás todo el verano para ir comprando cosas (este consejo llega tarde para la vuelta al cole de este curso, pero apúntalo en tu agenda en el mes de junio. Así no se te olvidará preguntar cuando acaben las clases)

3- Aprovecha la reunión del primer día.

Si tu colegio no te facilita la lista de materiales con antelación o no has podido planificarte con tiempo, aprovecha la reunión del primer día para proponer a las otras familias hacer una compra conjunta. De este modo la compra os saldrá más barata al ser grandes cantidades. Muchas veces se puede hacer a través del asociación de padres del colegio o formando al nivel de la clase (o curso) lo que se suele llamar  “cooperativa”. En ella se propone el dinero necesario para los materiales y las madres delegadas se encargan de hacer las compras para todos los niños y entregarlo en el colegio.

4- Pregunta en la papelería más cercana al colegio

En tu búsqueda de precios, no debes olvidar las papelerías cercanas al colegio. Pregunta por los precios de los libros y materiales que te van a pedir y la posibilidad de que te hagan algún descuento, especialmente si son varios hermanos. La mayoría tienen los packs hechos con antelación. Compara esos precios con los del colegio y decide en base a ello tu mejor opción de compra.

5- Grandes comercios

Una opción muy extendida es comprar los libros y materiales en grandes almacenes que ofrecen descuentos desde varios meses antes del inicio del curso. Los descuentos en libros están regulados en España, con un máximo del 5%, por lo cual tampoco vas a encontrar grandes diferencias en lo referente a libros de texto. Sin embargo, muchos de estos comercios ofrecen descuentos asociados en forma de bonos para futuras compras. A mí, salvo que ofrezcan una financiación de la compra sin intereses, no me convence esta opción porque no suelo encontrar grandes diferencias de precio y es mucho más rápida y ágil la opción de la compra en el propio colegio o en la papelería de barrio, donde te ofrecen un trato cercano y personalizado.

6- Aprovecha las ofertas de “vuelta al cole” para comprarles la ropa

Septiembre entra siempre con buenísimas ofertas de ropa de la nueva temporada ideal para la vuelta al cole. Si no llevan uniforme, es un momento estupendo para equiparlos con las prendas básicas que utilizarán durante el curso. Si compras la ropa con idea de que echen el curso, procura coger tallas amplias. Recuerda que los niños también crecen en invierno. Si quieres escalonar los gastos puedes comprar ahora unos básicos y esperar a las rebajas de enero para completarles el vestuario.



Los zapatos merecen una mención aparte. No compres zapatos que les vengan demasiado grandes con la esperanza de alargar su vida útil. Los niños no estarán cómodos con ellos, y además se deformarán y para cuando les sirvan de talla estarán tan estropeados que habrá que cambiarlos.

7- Valora la relación calidad/precio de los uniformes

Ten presente que los hermanos más pequeños seguramente heredarán las prendas. Los uniformes son ropa de diario que recibe mucho trote y que tienen que aguantar muchos lavados. Por eso merece la pena invertir en uniformes de calidad para el hermano mayor. De este modo, salvo prendas puntuales, no habrá  que volver a comprar para los pequeños. La vuelta al cole es una de las ocasiones (otra, es cuando toca comprar los chaquetones y abrigos de invierno) en que invertir en buena ropa se amortiza. Esto es importante tenerlo en cuenta cuando hay varios hermanos.

8- Ten confianza con otras madres

Si tienes confianza con otras madres, pídeles los uniformes que le quedaron pequeños a sus hijos. Consulta también el ampa. Muchas veces tienen un ropero de uniformes usados que venden muy baratos. Si son tus niños los que dejan la ropa nueva, ofrécela a madres que conozcas de nenes más pequeños o al ampa del colegio.

9- Etiqueta toda la ropa y material

Pon su nombre y tu teléfono. De este modo cuando lo pierdan ( siempre se pierde algo) la persona que lo encuentre podrá avisarte. Si son varios hermanos encarga las etiquetas o el sello con los apellidos y el teléfono. De este modo con un solo diseño los marcas todos. Yo utilizo una etiquetadora domestica con cartuchos de varios materiales (papel, plástico, tela de pegar con la plancha…). Es muy cómoda y da un resultado estupendo.

10- Cose cintas en todas las prendas exteriores

Cose cintas de tela en el interior del cuello de las chaquetas, babies, jerséis… Así podrán colgarlas con facilidad en el perchero. Calcula que midan un palmo (de tu mano) de largo para que sirvan para cualquier medida de percha. Haciéndolo con cintas de colores llamativos no se confundirán al cogerla, aunque la chaqueta colgada al lado sea del mismo color.

 

En mi familia de tres niños éstas son las rutinas de vuelta al cole que seguimos. Espero que estos consejos para la vuelta al cole te sean tan útiles como a nosotros. Me encantaría haberte ayudado con ellas a que tengáis un final de vacaciones tranquilo y una vuelta al cole feliz.

Revisa también esta otra entrada donde hablo acerca de los rotuladores escolares (y explico cómo limpiar fácilmente las manchas de tinta de la ropa)

Espero que me cuentes tus trucos y tus comentarios de cómo lo hacéis vosotros <3

Abrazos.

Pepa Tabero.