Cómo limpiar las regletas de los enchufes de forma correcta, es una duda que hoy en día existe en todas las casas. Hace ya tantos años que los enchufes de las paredes eran suficientes, que ya no nos acordamos de aquella época. Nos parece imposible vivir únicamente con los dos o tres enchufes empotrados que hay en una habitación ¿verdad?

¿Qué les pasa a las regletas de los enchufes?

Tenemos tal cantidad de aparatos eléctricos en todas las habitciones de las casas que las regletas nos resultan imprescindibles para poder enchufarlo todo.

Generalmente, a no ser que les pases el plumero o la aspiradora a diario (y siendo sincera, si están sobre un mueble o a la vista, se limpian, pero las que están escondidas detrás del mueble de la televisión o detrás del escritorio donde se enchufan el ordenador, y los mil y un accesorios informáticos imprescindibles hoy en día, la cosa cambia mucho.



Cuando están en lugares de difícil acceso y además, no se ven, es fácil olvidarse de ellas y que se acaben convirtiendo en nidos de polvo y pelusas. Dejar que eso ocurra, es un riesgo importante por dos motivos:

  1. El polvo acumulado dentro de los agujeros dificulta el paso de la corriente a los enchufes de los aparatos, que pueden llegar a no funcionar.
  2. Las pelusas podrían incluso incendiarse si se recalentase o saltara alguna chispa por la mala conexión eléctrica causada por el exceso de polvo.

 

Mantener las regletas de los enchufes sucias es un riesgo importante

 

 

Pero… ¿Cómo limpiar las regletas de los enchufes?

En realidad el modo es muy sencillo. Esto sirve exactamente igual para los enchufes empotrados  y los tipo schuko (los gordos con toma de tierra que tenemos empotrados en las paredes)

Necesitamos:

  • Bastoncillos o hisopos de algodón
  • Una bayeta de microfibra
  • Un paño fino de algodón que no suelte pelusa
  • Alcohol isopropílico

Cómo limpiar las regletas de los enchufes :

Para limpiarlas, lo primero que hay que hacer es desenchufarlas de la corriente eléctrica. En el caso de los enchufes, conviene cortar la corriente, pero si eso no es posible, es imprescindible trabajar con mucho cuidado (despues de limpiarlos te cuento la anécdota que me hizo perderles el miedo (que no el respeto), por completo.

Pasos para limpiar las regletas de los enchufes

Una vez desenchufadas (o apagado el interruptor):

  • Se le pasa un bastoncillo de algodón en seco, para atrapar el máximo de polvo y pelusas posible.
  • También puedes pasarle un cepillo especial para limpiar enchufes, como este:

Lo puedes encontrar en Amazon

  • Humedece la bayeta de microfibra con el alcohol y escurre un poco para que no chorree.
  • Limpia sin miedo todo el interior del enchufe, procurando que el alcohol no entre en los agujeros.

 

El alcohol isopropílico es un alcohol especial para limpiar componentes eléctricos y electrónico. Al evaporarse, no deja absolutamente ningún tipo de residuo, por lo que no hay riesgo de que queden restos de humedad invisible. Con este tipo de alcohol, tenemos la tranquilidad de que no se formará un cortocircuito que nos de un susto al conectar de nuevo la corriente.

 

Lo puedes encontrar en Amazon

 

  • Ahora ya sólo tienes que humedecer el hisopo de algodón en el alcohol, escurrir con los dedos para que no gotee y limpiar la parte visible de los orificios, introduciendo si hace falta un poquito (muy poquito) el agodón. Haciéndolo de este modo (primero uno y después el otro), no hay riesgo aunque esté conectada la corriente.
  • Ya sabes cómo limpiar las regletas de los enchufes. Únicamente falta secar bien con el paño de algodón el alcohol que no se haya evaporado, y sacar brillo a la carcasa por fuera.

Y ahora… la anécdota que te prometí. La que me quitó para siempre el miedo a cómo limpiar las regletas de los enchufes…  De paso me hizo duplicar el millón de ojos que tenemos las madres

Si te aburren este tipo de historias, sáltatela sin ningún compromiso. No es obligatorio leerla (salvo el último párrafo, que sí es interesante)



Como todas las madres, siempre he tenido mil ojos con los enchufes y los niños. Cuando erán bebés siempre tenia colocadas protecciones de todo tipo. Sobre todo, en los enchufes situados a menos de un metro de altura del suelo. Cuando crecieron no las quité porque no estorban al enchufar y evitan que entre el polvo en los enchufes.

Esto ocurrió cuando ya mis hijos pequeños tenían 6 y 8 años… Supuestamente a esa edad ya no necesitan tanta supervisión… ¡Craso error!

Ellos tenían un coche teledirigido al que nunca habían hecho demasiado caso.

Una tarde, estaban los dos con el coche jugando en el salón. El coche corría como las balas. Súper potente… Me sorprendió que hubieran tenido abandonado tanto tiempo un juguete tan fantástico.

Mil ojos son pocos

De repente, descubrí el motivo de tanta potencia y tanta velocidad… Alguien les habia dicho, que si metían la antena ¡metálica! del mando a distancia del coche en un enchufe, el coche correría como una bala.

¡Eso era justamente lo que estaban haciendo! Casi me da un infarto…

Se les acabó el juego y con él susto aún en el cuerpo, les di una buena charla…. Pero cuando me tranquilicé un poco, me di cuenta de que habían estado casi toda la tarde haciéndolo… Y ¡no había pasado nada! ¿Cómo era posible? Gracias a esta aventura, se acabaron mis dudas acerca de cómo limpiar las regletas de los enchufes.

La explicación en realidad es sencilla: los enchufes están preparados para dar electricidad cuando entran las dos clavijas en los orificios. Si sólo metemos una, no funciona.

La superpotencia que cogía el coche teledirigido venía porque tenía la batería nueva y la red eléctrica de la casa, amplificaba la señal de la antena. Si mis hijos no se electrocutaron ese día (Gracias a Dios) fue gracias a los sistemas de seguridad de los enchufes. A mi aquello me demuestró que dos ojos no son suficientes, y que gracias a Dios los enchufes son lo suficientemente seguros como para poder limpiarlos, con cuidado, pero sin miedo a una descarga eléctrica.

Y este es mi modo de como limìar las regletas de los enchufes de forma fácil y cómoda.

Con este sencillo truco, mantendrás tus regletas y tus enchufes siempre perfectos.

Cuéntame cómo lo haces tú. Me encantará leerte.

Suscríbete al blog, y a mi canal de YouTube. ¿Necesitas ayuda personalizada para organizar tu casa? Pincha aquí Y ¡llévate mi libro de regalo!  También puedes comprarlo en cualquier librería Manual de la Casa Limpia y Ordenada. Encuentra en él las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza

Búscame como @PepaTabero en Facebook, Twitter, Instagram y en Pinterest para estar al día de las novedades que voy publicando.

Besos.
Pepa Tabero

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)

Consigue tus regalos suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada. Y en los próximos días recibirás una estupenda Agenda 2018.

He leído y acepto la política de privacidad


Los datos que proporciones serán tratados por María José Tabero Fernández (Pepa Tabero) como responsable de esta web.


La finalidad de la recogida de estos datos es la del envío periódico de boletines con las entradas que se publiquen en el blog, informar sobre sorteos o concursos organizados por Pepa Tabero, envío de regalos puntuales a suscriptores, el envío de ofertas puntuales de interés, así como la de informar sobre servicios profesionales ofertados en la web. Nunca se utilizarán para el envío de Spam.


Al marcar la casilla de verificación ofreces a El Blog de Pepa Tabero la legitimación para tratar tus datos conforme a las finalidades anteriormente descritas.


Los datos facilitados no se cederán a terceros y estarán ubicados en los servidores de Mailrelay. Política de privacidad de Mailrelay.


En todo momento conservas tus derechos de acceso, rectificación o supresión de datos así como otros derechos descritos en la política de privacidad.

¡ Tu suscripción se ha completado !