Manchas de la ropa: Como quitar 3 de las más difíciles

Las manchas de la ropa

Se nos cae el mundo encima cuando tenemos puesta nuestra prenda favorita, y nos cae una mancha de esas ¿imposibles? de eliminar. En este artículo te voy a explicar cómo eliminar las 3 manchas de la ropa más habituales, para que cuando tengas que lavar una prenda con ese tipo de mancha, lo hagas con la tranquilidad de que volverá a quedar estupenda y sin rastro del accidente.

Quitar manchas de tomate frito

El tomate frito es una de las peores manchas que nos podemos encontrar en la ropa, sobre todo si es de color o no le podemos echar lejía. Para estas manchas complicadas, podemos proceder de dos formas:

La casa limpia y ordenada ahora en Telegram.

Tenemos un canal donde cada día publicamos superofertas relacionadas con el hogar. UNIRME

Con lejía o cloro:

Si la prenda admite lejía, como más rápido se quita esta mancha es poniendo en remojo con agua fría y un chorrito de lejía. Con diez minutos suele ser suficiente.

Una vez remojada, lava en la lavadora con tu detergente habitual. Seguramente con el remojo y posterior lavado la mancha ya habrá desaparecido, pero aunque no hubiera sido así, pon la prenda a secar de modo que el sol le de directamente a mancha, o a la zona en la que ésta estaba. El sol es realmente mágico para sacar este tipo de manchas casi imposibles.

Sin usar lejía o cloro:

Si no quieres usar lejía, o la prenda no la admite, hay algunos quitamanchas en el mercado que pueden ayudarte a quitar manchas de tomate. Aunque la lejía pueda parecer mágica, ten en cuenta que con el tiempo puede amarillear la ropa. El percarbonato y otros productos basados en el oxígeno activo dan resultados estupendos sin dañar los tejidos ni estropear los colores.

Si quieres optar por un remedio casero, pon agua a calentar a la máxima temperatura que admita la prenda (debe estar a una temperatura mínima de 40ºC) Añade al agua caliente el zumo de medio limón, tres cucharadas soperas colmadas de percarbonato e introduce la prenda manchada ayudándote de una paleta de madera, para no tocar el agua con las manos y no quemarte.

Comenzará a producirse espuma. Mantén la prenda sumergida en ese agua espumosa con la ayuda de la paleta, y cuando el agua se enfríe y la espuma desaparezca, lava en la lavadora como haces normalmente, añadiendo al detergente una cucharada de percarbonato. Por último, tiende la prenda al sol, y la mancha desaparecerá por completo.

Quitar manchas de sangre

Las manchas de sangre como mejor salen es con agua fría y agua oxigenada. Si puedes poner un poco de agua oxigenada (la normal de farmacia) directamente sobre la mancha de sangre, verás cómo de forma automática la sangre roja se decolora. A veces queda un rastro ligeramente amarillento que sale sin problemas en la lavadora.

El agua oxigenada sirve igual con la mancha de sangre fresca o seca. Si está reseca, tendrás que poner un poco más de agua oxigenada para ablandarla.

Cualquier otro producto quitamanchas que tenga oxígeno activo como el percarbonato, el bicarbonato y cualquier quitamanchas del mercado con oxígeno en su composición, quita las manchas de sangre estupendamente.

Si no tienes ninguno de estos productos, lava simplemente en agua fría con un poco de jabón o detergente. Las de sangre es un tipo de manchas que suele quitarse muy bien, siempre y cuando no la intentes lavar con agua caliente, porque la temperatura alta, fija la sangre a la prenda.

De todos modos, si ya has intentado con agua caliente y tienes la mancha incrustada, ponla a remojo con agua bien caliente y un par de cucharadas colmadas de algún producto para ropa basado en oxígeno y desaparecerán.

Quitar manchas de la ropa: aceite

Si te salpica aceite, lo mejor es actuar con rapidez.

Espolvorea polvos de talco o un poco de maicena o harina sobre la mancha y cuando haya absorbido el exceso de aceite, elimina los restos con una cuchara o el canto de un cuchillo de fuera hacia dentro de la mancha.

Cuando puedas lavar la prenda, pon un poco de jabón de platos en la mancha y frota con los dedos para que penetre bien en la trama del tejido.

Las manchas de aceite pueden ser muy difíciles de eliminar. Para facilitar la tarea, pon la prenda a remojo un par de horas en agua tibia. Añade un vaso de amoniaco (mejor con detergente) y el detergente que uses habitualmente para lavar la ropa. Recuerda comprobar antes que la prenda no destiña.

Cuando haya pasado el tiempo del remojo, mete la prenda en la lavadora y pon tu programa habitual. Programa una duración media y una temperatura de 40ºC (revisa la etiqueta para verificar que se puede lavar a esa temperatura. En caso contrario, ponlo a la máxima que admita)

Una vez limpia, ponla a secar al aire. Nunca metas una prenda manchada de grasa en la secadora sin comprobar antes que las manchas se han quitado. Si lo haces, la mancha podría fijarse y ser mucho más difícil de quitarse.



Vamos por orden. Lo primero es pretratar las manchas de la ropa

Cuanto antes se trate la mancha una vez caída en la ropa, más posibilidades hay de que salga fácilmente. Si no le damos tiempos a incrustarse, será mucho más sencillo de eliminar.

No siempre podemos lavar la prenda de inmediato. Si estamos fuera de casa cuando nos manchamos, tendremos que esperar a llegar para poder cambiarnos de ropa, pero sí hay algunas cosas básicas que podemos hacer y que son útiles en cualquier tipo de mancha.

Elimina los restos sólidos

Hay ciertas manchas, de comida, barro… que pueden dejar restos sólidos sobre el tejido. Lo primero que hay que hacer para limpiar este tipo de manchas de la ropa, es quitar toda la parte sólida.

Raspa con una cuchara o el canto de un cuchillo (la parte que no corta), desde la parte de fuera hacia dentro de la mancha y retira todo lo que puedas.

Procura no frotar la tela, para que no se incruste en la trama del tejido más de lo que ya lo haya hecho. Si es posible, pon la zona de la mancha bajo el chorro de agua fría, sin frotar. Sostén el tejido del revés, con el lado en el que ha caído la mancha hacia abajo, para que el agua arrastre hacia fuera de la tela todo lo que sea posible.. En caso de dificultades para hacerlo, retira como te he explicado todo lo que puedas con una cuchara y espera a llegar a casa.



Y si las manchas de la ropa son de algún líquido

Para manchas sin restos sólidos porque ya se los hemos eliminado en el paso anterior, o porque es de un líquido (vino, zumo, aceite, refresco…) intenta eliminar lo que puedas poniendo un pañuelo de papel a cada lado del tejido. Presiona con los dedos para que el papel absorba el máximo de líquido de la mancha, pero nunca frotes para no incrustarlo más. Sólo procura que el papel absorba el máximo posible.

Al llegar a casa, ya podremos lavarla.

Una vez llegamos a casa, para quitar esas manchas de la ropa con facilidad, o mejor es poner la prenda manchada a remojo durante la noche. Pon la ropa que se ha manchado en un recipiente con agua fría en la que has disuelto un poco de detergente de lavadora. Pon un poco de detergente también directamente sobre la mancha y frota un poco con los dedos para que penetre en el tejido.

Antes de hacer esto, es importante asegurarse de que la prenda no destiñe.

Por la mañana, aprovecha para poner la lavadora con prendas de colores similares a la que dejaste en remojo y haz una colada normal. Las manchas habrán desaparecido pero si quedase algún resto, sólo tienes que repetir el proceso.

Suscríbete aquí a mi blog, y a mí canal de YouTube. Búscame como @PepaTabero en Facebook, Twitter, Instagram y en Pinterest para estar al día de las novedades que voy publicando y encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada, que puedes encontrar en cualquier librería.

Un saludo

Pepa Tabero.


Suscríbete al blog y consigue tu regalo de bienvenida

Haz clic en el regalo, ¡y no te pierdas nada!


Cargando los comentarios de Disqus...
Compartir
Escrito por
Pepa

Entradas recientes

Como doblar camisas con solo 5 pasos fáciles

Como doblar camisas y dejarlas impecables es muy facil Camisa Doblada - Pepa Tabero -…

hace % días

SP Future Screen Pollution Multiópticas vuelve a concienciarnos

SP Future forma parte de la campaña de Multiópticas para concienciarnos sobre la Screen Pollution

hace % días

Como planchar una camisa perfecta en 6 pasos

Para planchar una camisa y dejarla perfecta sólo tienes que seguir los 6 sencillos tips…

hace % días

Limpiar la plata facilísimo y cómo realzar su belleza

Limpiar la plata nunca había sido tan fácil. La plata, es un metal que, de…

hace % días

Secar y desinfectar la ropa al Sol. Ecología poquito a poco.

Hoy retomo el blog para animarte a secar y desinfectar la ropa al Sol. Además,…

hace % días

Hacer pan casero Bollos Sevillanos

Aprende a hacer pan casero Bollos sevillanos riquísimos, con una receta infalible y muy fácil…

hace % días

Esta web utiliza cookies para ofrecer una mejor experiencia de usuario. Si continuas navegando, consideramos que aceptas su uso.