Los libros de texto y cómo ahorrar en la vuelta al cole son la preocupación más notoria en las familias con niños en edad escolar. Para  los gastos ineludibles de la vuelta al cole, existen pequeños trucos tanto para comprar los libros de texto, como ahorrar en la vuelta al cole.

La famosa cuesta de enero, tan dura de afrontar a principios de año, se queda en una suave pendiente al comprarla con la empinadísima cuesta de septiembre que tenemos que afrontar las familias con hijos en edad escolar.



Cuando el presupuesto familiar es ajustado, en Navidad podemos controlar y en muchos casos reducir los excesos en comidas y regalos,  pero los gastos escolares son los que son. Los niños necesitan libros de texto, material escolar, ropa, zapatos, uniformes…

Estos gastos son ineludibles, pero con algunos trucos, es posible incluso ahorrar en la vuelta al cole.

Ahorrar tiempo

Puede parecer algo sin importancia, pero cuando tienes varios hijos escolarizados, estoy segura de que sabes muy bien a lo que me refiero.

Hacer las compras de libros de texto y material escolar se puede convertir en algo agotador. Y ya si vas a un hipermercado a comprar los materiales para aprovechar las ofertas de los folletos “vuelta al cole” y los niños te acompañan, la “diversión”, los gastos extra (los niños, no siempre aceptan de buen grado el paquete de la oferta)   y el agotamiento general para todos están asegurados.

Cómo evitar el agotamiento de las compras (y el tiempo que se tarda)

  1. Ir a la librería/papelería de barrio, esa que está justo al lado del colegio que siempre está abierta a la hora de la salida. Esperan para cerrar  porque saben que es la hora a la que compran los niños al salir de clase, los materiales que les acaban de encargar los maestros. Estas papelerías casi seguro que tengan la lista de libros de texto, material escolar y todo lo que hayan pedido para comenzar el curso.
  2. Simplemente avisando por la mañana seguro que te lo podrás llevar todo junto en una bolsa con tu nombre. Las que están al lado del colegio de mis hijos, incluso te hacen un descuento por el total de la compra, que puedes gastar durante el curso escolar.
  3. La segunda opción, es la compra en librerías y papelerías online. Tal vez un poco más económico, pero a la vez, mas pesado, porque esto sí que se parece mucho a ir al hipermercado. Hay que llenar el carro escogiendo los artículos de uno en uno y la principalmente ventaja es que te lo lleva un mensajero a casa, por lo que te ahorras cargar bolsas.


Enseña a los niños a ahorrar reciclando lo de cursos anteriores

Seguro que tienes en casa muchísimo material escolar que puede servir para este curso. Lápices de colores, rotuladores, reglas, cuadernos sin terminar… Todo ese material, es gasto que hiciste el año pasado, y que este curso pueden seguir utilizado porque este en buenas condiciones.

La mochila y el estuche, son los únicos artículos escolares que yo denomino “inversiones”. Si son de calidad, les duran muchos años.

Mi consejo es que las mochilas sean de personajes de moda únicamente en infantil, y ya al pasar a primaria, se compren de estampados neutros, más de “mayores”, para que les duren hasta que haya que cambiarlas por viejas, no porque hayan pasado de moda o el niño sea demasiado mayor para estampados infantiles.

Truco de madre experimentada: las mochilas de las marcas de skate (las hay lisas o con estampados para todos los gustos). La marca da igual siempre que se una marca conocida: DC, Roxy, Element… no son excesivamente caras, y son las que mejor resultado han dado a mis hijos. Son prácticamente indestructibles al desgaste normal de niños que las dejan tiradas por cualquier parte.

El primer día de clase hay que estrenarlo todo… ¿y el resto del curso?

Los primeros días, los niños llegan al colegio con la ilusión de estrenarlo todo. Al menos, los lápices de colores, los cuadernos, con ese olor a nuevos… Según avanza el curso, irán necesitando cuadernos nuevos, lápices, bolígrafos, rotuladores… ahí es donde entra el material que guardamos de los cursos anteriores.

Una vez comenzado el curso y con todo ya estrenado, nadie se va a dar cuenta de si el lápiz que llevan está gastado, o si los rotuladores del estuche, son de distintas marcas.

Con los cuadernos ocurre exactamente igual. Una vez gastado el primero y antes de comprar uno nuevo, arranca las páginas usadas de alguno empezado el año pasado y así terminarán con los que hayan quedado a medias.

Dejar un cuaderno a la mitad  no significa que ya no sirva y que haya que tirarlo, porque la mitad que queda, sigue siendo igual de útil. La única diferencia con uno sin estrenar, es que el usado ya lo pagamos el año pasado, y que al arrancarle las hojas usadas, quedará un poquito más fino.



Los libros de texto

Si en tu Comunidad Autónoma no hay sistema de préstamo de libros, aprovecha esta última semana de vacaciones para llamar a alguna madre que conozcas cuyo hijo haya terminado el curso en el entrará el tuyo.

Si no conoces a ninguna o no tienes confianza suficiente, pon un anuncio llamativo en el tablón de anuncios del colegio, avisando que necesitas los libros que sea, con el  “precio a negociar” . Seguro que alguien te llama para ofrecerte los que usaron el curso pasado. Si no te los regala, llega a un acuerdo económico en el que ambas familias saldréis beneficiadas.

Y con los que hayáis soltado vosotros, haz lo mismo. Si la Asociacón de padres no tiene ya la iniciativa, proponla. Seguro que tiene éxito porque a nadie le gusta desembolsar lo que cuestan unos libros que únicamente van a servir durante un curso y se van a quedar nuevos.

Los precios de los libros de texto son los mismos todo el año.

Tal vez en tu casa también ocurra, pero si no, es muy habitual que cuando dan las vacaciones, los niños (sobre todo los más mayorcitos), suelten la mochila en su hueco del armario…con todos los libros dentro. Y no la vuelven tocar en todo el verano. Ahora, unos días antes del comienzo del nuevo curso, es cuando las vaciamos para lavarlas y volver a llenarlas con los nuevos libros de texto.

Si en medio del proceso, nos llama alguien interesándose por esos libros prácticamente nuevos que nadie en casa volverá a necesitar (y que acabarán en el contenedor de reciclado de papel) nos da una alegría tremenda.

A nadie le gusta tirar (o reciclar) libros nuevos (y tan caros), de modo que saber que podrán volver a usarse un año más, siempre es motivo de alegría.

Si no quieres regalarlos, coloca un anuncio llamativo en el tablón de anuncios del colegio en el que digas que vendes libros de texto, o en alguna web de compraventa a un precio razonable. Con suerte encontrarás quien te los compre.

 

Espero que te sirva y que también te resulte interesante este artículo que te dejo a continuación:

10 Consejos para ahorrar en la vuelta al cole

 

Suscríbete aquí a mi blog y al Canal de YouTube . Encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada.. Si prefieres ayuda personalizada, con mi servicio personalizado de Homecoaching ¡LLÉVATELO GRATIS!

Sígueme en las RRSS como @PepaTabero. Ya sabes que espero tus comentarios.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Sé el primero en puntuar esta entrada.)

Consigue tus regalos suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada. Y en los próximos días recibirás una estupenda Agenda 2018.

He leído y acepto la política de privacidad


Los datos que proporciones serán tratados por María José Tabero Fernández (Pepa Tabero) como responsable de esta web.


La finalidad de la recogida de estos datos es la del envío periódico de boletines con las entradas que se publiquen en el blog, informar sobre sorteos o concursos organizados por Pepa Tabero, envío de regalos puntuales a suscriptores, el envío de ofertas puntuales de interés, así como la de informar sobre servicios profesionales ofertados en la web. Nunca se utilizarán para el envío de Spam.


Al marcar la casilla de verificación ofreces a El Blog de Pepa Tabero la legitimación para tratar tus datos conforme a las finalidades anteriormente descritas.


Los datos facilitados se transferirán a los servidores de Mailrelay, que es el proveedor que utiliza el blog de Pepa Tabero para la automatización de mercadotecnia. Política de privacidad de Mailrelay.


En todo momento conservas tus derechos de acceso, rectificación o supresión de datos así como otros derechos descritos en la política de privacidad.

¡ Tu suscripción se ha completado !