En la entrada de hoy te explico cómo blanquear la ropa blanca, quitando las manchas más difíciles. Devolver el blanco a la ropa blanca, es un proceso que hay que realizar de forma periódica. Sobre todo en zonas donde el agua tiene mucha cal.

cómo blanquear ropa blanca

 

Ya sea porque el tejido tenga suciedad incrustada, que no se quita con el simple lavado en la lavadora, o porque simplemente, ha perdido el blanco luminoso que tenía cuando la compramos.

La mayoría de las veces, ese cambio de blanco a gris indefinido ni siquiera lo notamos hasta que comparamos con una prenda nueva. Suele ocurrir cuando al lavar el agua tiene demasiada cal, o mezclamos lo blanco con otros colores  (y no, las toallitas atrapacolores no lo evitan)

Tal vez tiene manchas muy difíciles, que sabes que te van a obligar a frotar a mano… tal vez la tenías guardada y le salieron las clásicas manchas amarillas…

De cualquier modo, con este truco de hoy vas a ver lo fácil que es devolver el blanco a la ropa. Lograrás que vuelva a relucir y desaparecerán esas manchas casi imposibles.

 

Vamos a necesitar:

– Una palangana donde hacer el remojo

– Percarbonato de sodio (¡Ojo! el PERcarbonato, que no es lo mismo que el BIcarbonato)

– Zumo de limón (que puede ser el que venden ya exprimido)

– Agua bien caliente (revisa la etiqueta de la prenda)

Lo puedes encontrar en Amazon

El proceso es MUY sencillo:

Para devolver el blanco a la ropa blanca, primero que vamos a hacer es llenar la palangana de agua caliente.

Vertemos el zumo de limón al agua. Para dos litros de agua aproximados, pon medio vaso.

Ahora añadimos DOS cucharadas del PERcarbonato.

ATENCIÓN: Si tú palangana es muy grande porque quieres blanquear mucha ropa, añade dos cucharadas de PERcarbonato y un cuarto de vaso de zumo por cada litro de agua.

Una vez bien disuelto el PERcarbonato, introduce la ropa en ese agua. Verás que comienza a hacer espuma. Eso es que el percarbonato, en unión del zumo de limón y el agua caliente, está liberando oxígeno. Es este oxígeno liberado el responsable de devolver el blanco y quitar las manchas.

Ve removiendo de vez en cuando la ropa, para que se mantenga todo el tiempo sumergida.

Cuando veas que ya dejo de producirse espuma (tardará como una media hora aproximadamente) , saca la ropa de ese remojo y escúrrela con las manos. Ahí ya notarás bastante el cambio de color y la desaparición de la mayoría de las manchas… y si miras el agua, verás cómo se ha quedado con toda esa suciedad.

Tira ese agua sucia y pon las prendas a lavar en la lavadora, en un ciclo normal de algodón a 40ºC, con tu detergente habitual. Añade DOS cucharadas más de percarbonato junto al detergente. No añadas suavizante, ni vinagre, ni ningún otro aditivo que le suelas poner al lavar. Pon solamente el detergente y el percarbonato.

Cuando termine, tiende la ropa a secar al sol (si puedes, sino, pues seca donde lo hagas habitualmente) Y ya está.

 

En este vídeo te explico el paso a paso del proceso para poner la ropa blanca:

 

Si te resultó interesante revisa también esta entrada en la que te explico cómo solucionar los desteñidos de la colada. Si las manchas son decir tinta de bolígrafo, pincha aquí para ver el mejor modo de limpiarlas 

Espero tus comentarios y sugerencias. Recuerda suscribirte al blog y al canal de YouTube para estar al día de las novedades.

Un abrazo,

Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, media: 4,20 sobre 5)

Consigue tu regalo suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada.

¡ Tu suscripción se ha completado !