Hay que saber cómo lavar los edredones y nórdicos de plumas, porque son ropa de cama gruesa que normalmente sólo se utiliza en invierno. Durante el periodo en que están en uso, hay que lavarlos de modo habitual  para evitar la proliferación de los acaros. Es conveniente sacudirlos del polvo y airearlos bien cuando cambiamos las sábanas de la cama una vez a la semana.

Cómo cuidar y lavar los edredones y nórdicos de plumas

Si no es posible lavar los edredones y nórdicos de plumas, conviene tenderlos directamente al sol, y si no, al menos extenderlos sobre el colchón con la ventana abierta, para que les de bien el aire. Sacudirlos bien a diario tambien ayuda a que las plumas se distribuyan de modo uniforme.



Cuando hay problemas de alergias o niños pequeños, hay que mantenerlos siempre muy limpios. Aparte de sacudirlos a diario, nos tocará lavar los edredones y nórdicos de plumas una vez al mes. Llevarlos a la tintorería con tanta asiduidad es un desembolso importante, y limpiarlos en casa es sumamente sencillo. Te voy a explicar cómo lavar los edredones y nórdicos de plumas en casa, para que los tengas siempre perfectos.

Tus nórdicos de relleno acrílico, puedes cuidarlos del mismo modo. Si cuando los compraste, te fijaste que llevasen la etiqueta “antialergicos” o “antiácaros”, te bastará con sacudirlos a diario. Los acrílicos no hace falta lavarlos con agua tan a menudo. Con que lo hagas cuatro veces al año, en los cambios de temporada de cada tres meses es suficiente.

Lo que hay que hacer:



Comprueba la capacidad de tu lavadora.

Para lavar los edredones y nórdicos de plumas en casa, lo primero que tenemos que comprobar es que la lavadora tenga capacidad para lavar prendas grandes.

¿En la lavadora de casa no caben? Busca por tu zona una lavandería de esas de monedas, en las que por poco dinero puedes lavar los edredones y las mantas y llevártelos a casa perfectamente limpios y secos en poco rato.

Si no puedes lavarlos todos los meses

Cuando no te es posible lavar los edredones y nórdicos de plumas una vez al mes, lávalos al comienzo y al final de la temporada. Cuando los saques de la bolsa de vacío, Conviene darles “un agüita” sin detergente, sólo con agua y ponerlos a secar cuando lo saques de la bolsa de vacío. De este modo se airearán bien y perderán el apresto de haber estado guardados tantos meses. Con un buen lavado a fondo, cuando los quites de las camas estarán listos para esperar guardados hasta la próxima temporada.

Cómo lavar los edredones y nórdicos de plumas

Se ponen en la lavadora, como cualquier otra prenda, pero el detergente debe ser de prendas delicadas y lo más natural posible. Es una prenda muy grande, pero la mayoría es aire, por lo que sólo es necesario poner mitad de dosis que marque en el paquete.

El mejor programa de lavado (por ser el más suave) es el de prendas delicadas a 30ºC. Si quieres acabar con los ácaros, necesitarás un lavado a 60º. Yo personalmente no miro la etiqueta (en la de mis edredones pone lavado en seco) y los lavo dos veces al año a 60º C, pero tú cumple lo que diga la etiqueta de tu edredón, porque saltarse las instrucciones de lavado, es un riesgo que tiene que tomar quien vaya a poner la lavadora.

El centrifugado lo pongo al máximo de lo que pueda la lavadora. Cuanto más rápido centrifugue, menos agua quedará acumulada y antes se secará.

 

Ya está limpio… ¿ahora cómo lo seco?

Si tienes secadora

En este caso, sacúdelo bien al sacarlo de la lavadora. Ponlo en la secadora junto a dos pelotas de tenis que debes tener guardadas para ese fin en el armario de la colada.

Las pelotas de tenis, al girar el bombo la secadora, golpearán el edredón desde dentro. De estés modo yudarán a ahuecar las plumas.

El programa de secado debe ser siempre a la mínima temperatura que disponga la secadora. Normalmente suele ser el de acrílicos o el de ropa deportiva. Si se someten a un calor excesivo, las plumas se pueden estropear. A menor temperatura de secado, más tiempo necesita, pero así da tiempo a que las pelotas de tenis ahuequen todas las plumas y no se estropearán.

Si no tienes secadora

El no tener secadora no es excusa para no lavar los edredones y nórdicos de plumas en casa.

Una vez centrifugados, sacúdelo bien y tiéndelo en un cordel lo mas estirado posible. De vez en cuando acude a sacudirlo de nuevo y darle la vuelta. Una vez vaya secando, ve deshaciendo con las manos las bolas de plumas que notes que van quedando. Hazlo así, sacudiendo y volteando, hasta que esté completamente seco.

Y ya puedes ponerlo en la cama.

Si lo lavaste para ponerlo en una bolsa de vacío a la espera de la próxima estación, déjalo secar a fondo un par de días. Extendido sobre la cama durante el día te asegurarás de que esté verdaderamente seco y sin rastro de humedad. Una vez hecho esto, estará preparado para guardarlo.



Como estamos hablando de ropa de cama, aquí te dejo un vídeo para que veas mi modo de doblar las sabanas, de forma que queda siempre el juego completo doblado de un modo impecable y muy sencillo. De este modo, te ahorrarás mucha plancha porque no se arrugarán al estar bien dobladas.

Cuéntame cómo lo haces tú. Me encantará leerte.

Suscríbete  aquí a mi blog, y a mi  canal de YouTube. Búscame como @PepaTabero en Facebook, Twitter, Instagram y en Pinterest para estar al día de las novedades que voy publicando y encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada, que puedes encontrar en cualquier librería.
Besos.
Pepa Tabero.

 

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)

Consigue tus regalos suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada. Y en los próximos días recibirás una estupenda Agenda 2018.

He leído y acepto la política de privacidad


Los datos que proporciones serán tratados por María José Tabero Fernández (Pepa Tabero) como responsable de esta web.


La finalidad de la recogida de estos datos es la del envío periódico de boletines con las entradas que se publiquen en el blog, informar sobre sorteos o concursos organizados por Pepa Tabero, envío de regalos puntuales a suscriptores, el envío de ofertas puntuales de interés, así como la de informar sobre servicios profesionales ofertados en la web. Nunca se utilizarán para el envío de Spam.


Al marcar la casilla de verificación ofreces a El Blog de Pepa Tabero la legitimación para tratar tus datos conforme a las finalidades anteriormente descritas.


Los datos facilitados se transferirán a los servidores de Mailrelay, que es el proveedor que utiliza el blog de Pepa Tabero para la automatización de mercadotecnia. Política de privacidad de Mailrelay.


En todo momento conservas tus derechos de acceso, rectificación o supresión de datos así como otros derechos descritos en la política de privacidad.

¡ Tu suscripción se ha completado !