Mantener la casa limpia y ordenada: ¿es posible, o es un mito?

Para mantener la casa limpia y ordenada, resultan ideales los cambios de temperatura, de estación. Dentro de los propósitos de año nuevo… El paso del calor relajado del verano a las rutinas habituales del otoño. Del frío invierno a la cálida primavera… o un propósito (más o menos) firme de comenzar el año nuevo dando un giro (radical y necesario) a nuestros métodos de organización (o tal vez, simplemente, comenzar a implementar un método)

Estas épocas nos animan (y nos obligan) a cambiar de estilo, tanto en la ropa que nos ponemos, en la decoración de la cas y sobre todo, en la forma de vivir y de relacionarnos en ell y con ella.

Los ritmos de vida cambian en función de la climatología, pero en un hogar hay una serie de rutinas que siempre son las mismas. Cambiamos las formas exteriores, pero los trabajos básicos, (esos que no se notan salvo cuando no se hacen) son inamovibles.

Esto no significa que tengan necesariamente que ser aburridos ni pesados. Ya que hay una serie de tareas que hay que hacer para mantener la casa limpia y ordenada. Simplemente hay que hacerlas.



El estado de ánimo con las que las enfrentamos es lo que determina que las rutinas domésticas sean algo tedioso, aburrido y repetitivo. El planteamiento es trabajar con serenidad, paz la alegría. Hay que recordar que es el trabajo que mantiene y mejora nuestro hogar.

 

A nadie le gusta vivir entre basuras. Las rutinas para mantener la casa limpia y ordenada, forman una parte imprescindible en nuestra vida.

 

Las rutinas. Esas herramientas imprescindibles para mantener la casa limpia y ordenada

Este primer artículo va enfocado a ayudarte a entender que las tareas diarias rutinarias conforman el trabajo imprescindible. Son necesarias para lograr una casa limpia y ordenada.

Estas rutinas son los cimientos imprescindibles sobre los que construir un hogar cálido y acogedor. Todos queremos y necesitamos una vida armoniosa..

Puedes encontrar mi libro con el método completo y muchos otros consejos, el Manual de la casa limpia y Ordenada. en cualquier librería.

Lo puedes encontrar en Amazon

Organiza tu método de trabajo

Es un método que he ido perfeccionando con los años. A base de aprendizaje y formación. He estado trabajando en él desde que mis niños eran pequeñitos. La situación nos desbordaba por completo.

Con mis tres niños chiquitines y las épocas de trabajar dentro y fuera de casa curtieron casi todas las situaciones que se pueden dar en un hogar.

Mi método salva cualquier situación. Sólo hay que adaptarlo a cada casa y a cada modo de vida.

Pues eso es lo que vamos a hacer. Y por este método, es por el que nos vamos a regir.



Aprovecha este regalo que te voy a hacer : unas plantillas de rutinas. En ellas podrás anotar las tareas diarias que haces (o deberían hacerse) en tu casa.

En el cuadernillo imprimible que tienes en los archivos del blog, incluyo listas rellenas. Te servirán de guía si no sabes por dónde empezar.

Poco a poco, irás rellenando tu propia plantilla conforme a tus necesidades, tu tiempo y tú modo de vida.

Importante:

Te estoy hablando a ti como responsable de tu casa. Aún así, el peso de las tareas no debería caer nunca en una única persona. Todos los que conviven en el hogar deben contribuir a mantenerlo limpio y ordenado.

Destierra de tu vocabulario la palabra “ayuda”. Cualquier miembro de tu familia que hace su parte del trabajo doméstico, simplemente hace su parte. No “te ayuda”.

Todos los que viven en una casa, deben colaborar en su mantenimiento dentro de sus capacidades.

No se puede pedir a un niño de 2 años realizar las tareas de uno de 12, porque no tiene la capacidad física ni mental para ello.

 

Tampoco se puede pretender un reparto idéntico de tareas entre dos adultos cuando uno termina de trabajar a medio día, y el otro llega por la noche a casa. De todos modos pasar el día fuera entre semana, no da derecho a pasarse el fin de semana tumbado en el sofá..

Todos los que viven en casa deben implicarse

Ell reparto de tareas debe ser equitativo con las posibilidades de colaboración de cada uno. Todos deben colaborar en la medida  de lo posible en mantener la casa limpia y ordenada. Manchar poco por pasar poco tiempo en casa, no es excusa.

Cuanta mayor sea la colaboración y la implicación de cada miembro de la familia en mantener la casa limpia y ordenada, menos carga para los demás.

Eso lleva a mejores relaciones, menos discusiones y rencillas (producidas muchas veces por el cansancio que acarrea la impotencia del sentimiento de “lo hago todo yo y ni siquiera lo agradece ”.

La colaboración en las tareas de la casa implican menos cansancio,  mejor humor y más paz y armonía familiar.

Tengo  una frase:

Una casa limpia y ordenada, es muestra de un hogar en armonía.

 

El hogar lo formamos todos. Por eso cada cual dentro de sus posibilidades y preferencias, debe colaborar en el mantenimiento de esa armonía y felicidad hogareña.

De todos modos, cada cual vive en su casa a su manera, así que si tú eres la única persona que se dedica a mantenerla en condiciones, pues felicidades por coger el toro por por cuernos, como se suele decir.

No pienses en nada más que en liarte la manta a la cabeza, y siguiendo mis indicaciones te aseguro que la podrás llevar adelante poco a poco. Además, cuando el resto de la familia vaya notando la mejoría, ya verás como sin tener que decirles nada, poco a poco también van colaborando.

Aunque a nadie le gusta realmente vivir en el desorden. Hay distintos tipos de personas. A algunas nos sale de dentro el ser ordenados de forma natural. Otros en cambio, tenemos tendencia al caos y nos toca aprender a mantener el orden. Una vez hecho el aprendizaje hay que mantenerlo con la práctic para que no se olvide.

De cualquier modo, es habitual en la mayoría de las personas que cuando vemos algo ordenado, tendemos a mantenerlo tal y como estaba. Por eso si vivimos en medio del caos, el caos dominará nuestra existencia, y si vivimos en orden, el orden será lo que nos guíe en nuestra vida.

¿Tienes tendencia al caos?

Si ese es tu caso, no te preocupes porque es cuestión de aprendizaje. Y yo te puedo enseñar.

A nadie le gusta vivir en un sitio desaseado, lo que sucede muchas veces, lo explico en este artículo que te dejo para que lo leas. La teoría de las ventanas rotas. 

Estoy segura de que vas a estar de acuerdo conmigo en lo que expongo y sobre todo, que vas a vivirlo en tu casa en cuanto comiencen a verse los resultados.

Consigue gratis el cuadernillo con todas plantillas suscribiéndote  aquí a mi blog y al Canal de YouTube .

Las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza las tienes en el Manual de la Casa Limpia y Ordenada. Si prefieres ayuda personalizada, con mi servicio personalizado de Homecoaching ¡LLÉVATELO GRATIS!

Sígueme en las RRSS como @PepaTabero. Escríbeme en comentarios cualquier cuestión que te surja o duda que tengas.

Saludos.

Pepa Tabero.

 

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, media: 5,00 sobre 5)

Consigue tus regalos suscribiéndote al blog

Al suscribirte te enviaré las plantillas que te ayudarán a mantener tu casa limpia y ordenada. Y en los próximos días recibirás una estupenda Agenda 2018.

He leído y acepto la política de privacidad


Los datos que proporciones serán tratados por María José Tabero Fernández (Pepa Tabero) como responsable de esta web.


La finalidad de la recogida de estos datos es la del envío periódico de boletines con las entradas que se publiquen en el blog, informar sobre sorteos o concursos organizados por Pepa Tabero, envío de regalos puntuales a suscriptores, el envío de ofertas puntuales de interés, así como la de informar sobre servicios profesionales ofertados en la web. Nunca se utilizarán para el envío de Spam.


Al marcar la casilla de verificación ofreces a El Blog de Pepa Tabero la legitimación para tratar tus datos conforme a las finalidades anteriormente descritas.


Los datos facilitados se transferirán a los servidores de Mailrelay, que es el proveedor que utiliza el blog de Pepa Tabero para la automatización de mercadotecnia. Política de privacidad de Mailrelay.


En todo momento conservas tus derechos de acceso, rectificación o supresión de datos así como otros derechos descritos en la política de privacidad.

¡ Tu suscripción se ha completado !