6 consejos para comer más sano y ahorrar en la compra

Ahorrar en la compra y comer sano hoy en día, se ha conviertido en un ejercicio de malabares a la hora de ir al supermercado. La cesta de la compra es la base de una buena alimentación y una vida sana. Los horarios de trabajo que tenemos, unidos al bombardeo constante de la publicidad, hacen que consumamos muchos productos precocinados. Están llenos de productos químicos, conservantes y saborizantes como el famoso glutamato monosódico, que distan mucho de ser sanos. Lo sabemos, y aún así, rara es la cesta de la compra que no los lleva..

¿Por qué compramos alimentos precocinados?

Aunque intentamos ahorrar en la compra y comer sano, hay varios motivos por los que compramos alimentos altamente procesados:

  • Normalmente, recurrimos a ellos por la comodidad de no tener que prepararlos en casa. Es mucho más cómodo llegar a casa, abrir un paquete directo al microondas, que cocinar.
  • En muchas ocasiones nos encontramos con recetas que resultan más baratas compradas hechas, que si tenemos que comprar nosotros los ingredientes y prepararlos en casa.


 

Recurrir a los platos precocinados por cuestiones económicas, resulta una cuestión de peso en muchos hogares.

 

Aun así, preparando una lista de la compra cuidadosa, es posible y hasta sencillo, ahorrar en la compra y comer sano.

Hace falta planificación, así que te voy a ayudar con 6 consejos infalibles que te van a ayudar a ahorrar en la compra y comer sano. Siguiéndolos te garantizo que la alimentación general de tu familia va a mejorar sin que tu bolsillo se resienta.

6 Consejos para ahorrar en la compra y comer sano

  1. Para ahorrar en la compra y comer sano, lo primero que hay que hacer es preparar los menús que vamos a consumir durante la semana. Resulta sencillo si lo haces iguiendo las directrices del “plato nutricional“. El “plato saludable” (tambíen se le llama así), sustituye a la antigua pirámide alimentaria. Presentar los alimentos en forma de plato hace que sea muy fácil calcular las proporciones necesarias de cada nutriente.
  2. Olvídate de los platos precocinados y reserva un poco de tiempo a cocinar. La dieta mediterránea clásica es barata y está considerada de las mejores del mundo. Sin embargo se está perdiendo. Está basada en un modo de cocinar que estamos dejamos de lado para dar paso a las nuevas modas alimentarias, más caras y menos saludables.
  3. Vuelve a los platos de cuchara de tu infancia. Los guisos, estofados y potajes on los menús más baratos de preparar y las legumbres, una fuente excelente de proteínas. Además, su precio es muy bajo.
  4. Los huevos son una buena fuente de proteínas completas y una de las proteínas más baratas del mercado. Mucho más que la carne o el pescado. El estigma del colesterol que han llevado arrastrando tanto tiempo, quedó obsoleto hace años.
  5. Compra verduras y frutas de temporada. Tenemos la suerte de vivir en un país productor y exportador a nivel mundial de verduras y frutas. Eso nos convierte en unos privilegiados. Podemos adquirirlas frescas en el mercado a precios muy asequibles.
  6. Aprende a cocinar. El principal impedimento para que la cesta de la compra sea saludable y a la vez económica, es la falta de conocimientos culinarios. No saber cocinar, unido a la falta de tiempo y de ganas resulta fatal para la economía y para la dieta. Para ahorrar en la compra y comer sano, no hay más remedio que meterse en la cocina.


¿Que pasa con los productos ecológicos?

La moda de consumir productos ecológicos sube mucho el presupuesto mensual de una familia.  “Ecológico”, implica que es un producto libre de pesticidas y cultivado de un modo sostenible. Aún así, cuando cocinas, no hay diferencia entre que la verdura sea ecológica o “normal”.

Para ahorrar en la compra y comer sano, tienes que ajustar tu presupuesto a tus necesidades. Si puedas permitirte comprarlo todo ecológico, sostenible y de comercio justo, hazlo sin pestañear. En caso de que necesites ajustar gastos, compra productos normales. También son sanos y sobre todo, son mucho más baratos.

Acostúmbrate a leer y entender las etiquetas de los productos envasados

Necesitas hacerlo para saber realmente lo que estás comprando. En muchas conservas de verduras, nos venden el “estilo casero” . Supuestamente es más sano y desde luego, resulta bastante más caro que el normal. Lee las etiquetas y verás que muchas marcas le añaden más del doble de azúcar que su opción barata. No por ser más caro y denominarlo “casero” en letras grandes, es mejor. Es muy fácil hacer conservas en casa. Las mermeladas, tanto de frutas como de verduras (tan de moda -y tan carísimas- para hacer maridajes) son facilísimas de hacer y duran todo el año.

 

Te dejo este enlace a un artículo que escribí hace algún tiempo para el periódico La Razón, en el que abordo el tema de ahorrar en la cesta de la compra y comer sano de una forma un poco más amplia.

Seguro que esta otra entrada, acerca de cómo planificar las comidas también te resulta interesante-

Suscríbete al blog, y a mi canal de YouTube.

¿Necesitas ayuda personalizada para organizar tu casa? Pincha aquí Y ¡llévate mi libro de regalo! También puedes comprarlo en cualquier librería Manual de la Casa Limpia y Ordenada. Encuentra en él las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza.

Búscame como @PepaTabero en Facebook, Twitter, Instagram y en Pinterest para estar al día de las novedades que voy publicando.

Escríbeme aquí abajo tus comentarios. Me encantará leerlos y responderlos.

Besos.
Pepa Tabero

Truco cómo limpiar el microondas de forma ecológica

¿Quién no tiene horno microondas hoy en día?

Hoy te voy a explicar mi truco para limpiar el microondas de forma ecológica y muy sencilla. Vivimos una época en la que, una casa sin horno de microondas es una auténtica rareza.

En prácticamente todas las cocinas hay uno. La mayoría de las veces está infravalorado. Pocas veces se usa para cocinar realmente, pero resulta casi imprescindible para calentar un vaso de leche en el desayuno, o recalentar un plato de comida. Al calentar los platos ya preparados, a veces salpica por todas las paredes y hay que limpiarlo.

También hay ocasiones en que los mismos alimentos que calentamos dan olor. Por todo esto, el microondas puede coger olores raros, de modo que tenemos motivos sobrados para colocar la limpieza el microondas dentro de nuestras rutinas habituales de limpieza.



Mantenimiento básico del microondas

Para evitar en lo posible los salpicones, sobre todo de comidas, es imprescindible utilizar una tapadera especial para microondas, que cubra por completo el recipiente. Si no tienes tapadera de microondas, puedes apañarte con un simple plato apto para microondas, pero son muy baratas y resulta tremendamente útil tener una. Aunque normalmente no van a estar con contacto con alimentos, es mejor asegurarse de que estén libres de BPA.

Lo puedes encontrar en Amazon

Cómo limpiar el microondas de forma ecológica

Lo cierto es que limpiar el microondas de modo ecológico es mucho más fácil de lo que puede parecer.

Necesitamos:

  1. Un cuenco amplio apto para microondas.
  2. Dos vasos de agua a temperatura ambiente.
  3. Un limón a rodajas, o zumo de limón del comprado ya exprimido.
  4. Jabón de lavar los platos.
  5. Estropajo que no arañe.
  6. Una bayeta limpia.
  7. Un paño que no deje pelusa.

 

 Realización:

  1. Coloca en el cuenco el agua con las rodajas de limón o con medio vaso de zumo exprimido.
  2. Conecta el microondas a máxima potencia durante unos cinco minutos, con el cuenco con el agua con limón en su interior. Tiene que hervir un ratito así que el tiempo depende de la potencia de tu microondas.
  3. Una vez terminado el tiempo, deja otros 10 minutos de reposo sin abrir la puerta, de modo que el agua se enfríe un poco y para que al vapor producido por el agua con el limón hirviendo, le de tiempo a ablandar toda la grasa y toda suciedad pegada a las paredes.
  4. Abre ahora la puerta y saca el cuenco con cuidado de no quemarte. Ya no saldrá demasiado vapor porque se ha quedado pegado en las paredes, pero el agua seguirá estando bastante caliente.
  5. Moja un poco el estropajo en el agua caliente con limón, y añade unas gotas del jabón de platos. Si tu microondas no está excesivamente sucio, puedes saltarte los pasos 5, 6 y 7 y pasar directamente al número 8.
  6. Frota bien el microondas por dentro. Cómo está todo muy ablandado, no hará  falta frotar mucho. Utiliza guantes de goma si lo crees necesario, para no quemarte con el agua caliente al coger el estropajo.
  7. Aclara bien el jabón de platos de las paredes del microondas con la bayeta limpia, humedecida si hace falta en el agua con limón caliente.
  8. Por último, sólo tienes que secar bien con el paño limpio y seco.


Y así es cómo limpiar el microondas de forma ecológica

Con este sencillo truco, podrás limpiar el microondas de forma ecológica y mantenerlo siempre como nuevo. Cuéntame cómo lo haces tú. Me encantará leerte. ¿Has visto mi truco para limpiar el horno fácilmente y sin químicos? Te lo dejo en este enlace.

Suscríbete aquí a mi blog, y a mi canal de YouTube. ¿Necesitas ayuda personalizada para organizar tu casa? Pincha aquí

Búscame como @PepaTabero en Facebook, Twitter, Instagram y en Pinterest para estar al día de las novedades que voy publicando y encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada, que puedes encontrar en cualquier librería.

Besos.
Pepa Tabero.

 

 

Sobrevivir a la cuesta de enero

No es sencillo sobrevivir a la cuesta de enero. Sobre todo a partir de ahora, que estando ya a mediados de mes, se está volviendo cada vez más empinada..

Hace unos días, escribí un artículo para el periódico La Razón. Lo puedes leer pulsando aquí. En él, te doy 5 consejos para superarla con éxito y poder llegar a la cima (a fin de mes) sin demasiadas apreturas.

Estamos ya a mediados de mes. Los niños ya se incorporaron hace tiempo al colegio, de modo que ya nos ha dado tiempo de sobra para reorganizar las rutinas y los gastos del día a día… ¿cómo los llevas? ¿Estás cumpliendo los objetivos económicos?



¿Te está costando sobrevivir a la cuesta de enero?

A veces es duro. Lo sé, pero céntrate y piensa únicamente en positivo… lo principal, que ya mismo llega el fin de mes, la nómina y se acaban las penurias. Eso sí, para comenzar febrero limpio de deudas, ahora toca apretarse un poco el cinturón… y esperar a las segundas, terceras, o cuartas rebajas 😉  (he pedido la cuenta de por cual vamos ya)

Te dejo una entrada SÚPER IMPORTANTE ahora que comienza el año:

RECUERDA QUE HAY QUE VOLVER A SOLICITAR EL BONO SOCIAL DE LA LUZ. La ley ha cambiado y hay que volver a solicitarlo. Aquí te lo explico todo.



Cuéntame cómo te está yendo el nuevo año. Me encantará leerte. Suscríbete al blog, y a mí canal de YouTube   y sígueme en mis redes sociales como @PepaTabero en Twitter, en Instagram y Pinterest, para estar al día de las novedades que voy publicando y encuentra las respuestas a todas tus dudas de organización y limpieza en mi libro, el Manual de la Casa Limpia y Ordenada, que puedes encontrar en cualquier librería y en Amazon

Besos

Pepa Tabero.

 

Cómo blanquear la ropa blanca y quitar manchas difíciles

En la entrada de hoy te explico cómo blanquear la ropa blanca, quitando las manchas más difíciles. Devolver el blanco a la ropa blanca, es un proceso que hay que realizar de forma periódica. Sobre todo en zonas donde el agua tiene mucha cal.

cómo blanquear ropa blanca

 

Ya sea porque el tejido tenga suciedad incrustada, que no se quita con el simple lavado en la lavadora, o porque simplemente, ha perdido el blanco luminoso que tenía cuando la compramos.

La mayoría de las veces, ese cambio de blanco a gris indefinido ni siquiera lo notamos hasta que comparamos con una prenda nueva. Suele ocurrir cuando al lavar el agua tiene demasiada cal, o mezclamos lo blanco con otros colores  (y no, las toallitas atrapacolores no lo evitan)



Tal vez tiene manchas muy difíciles, que sabes que te van a obligar a frotar a mano… tal vez la tenías guardada y le salieron las clásicas manchas amarillas…

De cualquier modo, con este truco de hoy vas a ver lo fácil que es devolver el blanco a la ropa. Lograrás que vuelva a relucir y desaparecerán esas manchas casi imposibles.

 

Vamos a necesitar:

– Una palangana donde hacer el remojo

– Percarbonato de sodio (¡Ojo! el PERcarbonato, que no es lo mismo que el BIcarbonato)

– Zumo de limón (que puede ser el que venden ya exprimido)

– Agua bien caliente (revisa la etiqueta de la prenda)

Lo puedes encontrar en Amazon

El proceso es MUY sencillo:

Para devolver el blanco a la ropa blanca, primero que vamos a hacer es llenar la palangana de agua caliente.

Vertemos el zumo de limón al agua. Para dos litros de agua aproximados, pon medio vaso.

Ahora añadimos DOS cucharadas del PERcarbonato.

ATENCIÓN: Si tú palangana es muy grande porque quieres blanquear mucha ropa, añade dos cucharadas de PERcarbonato y un cuarto de vaso de zumo por cada litro de agua.

Una vez bien disuelto el PERcarbonato, introduce la ropa en ese agua. Verás que comienza a hacer espuma. Eso es que el percarbonato, en unión del zumo de limón y el agua caliente, está liberando oxígeno. Es este oxígeno liberado el responsable de devolver el blanco y quitar las manchas.

Ve removiendo de vez en cuando la ropa, para que se mantenga todo el tiempo sumergida.

Cuando veas que ya dejo de producirse espuma (tardará como una media hora aproximadamente) , saca la ropa de ese remojo y escúrrela con las manos. Ahí ya notarás bastante el cambio de color y la desaparición de la mayoría de las manchas… y si miras el agua, verás cómo se ha quedado con toda esa suciedad.



Tira ese agua sucia y pon las prendas a lavar en la lavadora, en un ciclo normal de algodón a 40ºC, con tu detergente habitual. Añade DOS cucharadas más de percarbonato junto al detergente. No añadas suavizante, ni vinagre, ni ningún otro aditivo que le suelas poner al lavar. Pon solamente el detergente y el percarbonato.

Cuando termine, tiende la ropa a secar al sol (si puedes, sino, pues seca donde lo hagas habitualmente) Y ya está.

 

En este vídeo te explico el paso a paso del proceso para poner la ropa blanca:

 

Si te resultó interesante revisa también esta entrada en la que te explico cómo solucionar los desteñidos de la colada. Si las manchas son decir tinta de bolígrafo, pincha aquí para ver el mejor modo de limpiarlas 

Espero tus comentarios y sugerencias. Recuerda suscribirte al blog y al canal de YouTube para estar al día de las novedades.

Un abrazo,

Pepa Tabero.

 

Las claves del nuevo bono social de la luz

El pasado 7 de octubre de 2017, se publicó un Real Decreto en el BOE en el que se modifica de manera importante las condiciones y aplicación del bono social de la luz. Tanto si ya lo tenías contratado como si no, te interesa leer este artículo. Este nuevo bono social se puede solicitar desde ya.

bono social de la luz

¿Qué es el Bono Social de la luz?

El bono social es un descuento fijado por el Gobierno en la factura de la luz para personas que pertenecen a determinados colectivos considerados vulnerables (pensionistas, familias numerosas, parados…).


Yo ya tengo el bono social, ¿me afecta la nueva ley?

Sí, podrás mantener el bono social actual pero solo durante los próximos seis meses (a contar desde el 8 de octubre de 2017). Deberías solicitar el nuevo antes de que concluya ese plazo.

Hay colectivos que desaparecen en el nuevo bono social, como los que tiene potencia contratada inferior a 3 kW, por lo que a esos ya no les corresponderá el nuevo Bono Social, al menos por esa circunstancia.

Además, debes saber que los descuentos que se aplican en el nuevo bono social son distintos. Los porcentajes de descuentos varían, y existirá un límite anual de kW a los que se les aplicará dicho descuento. Más adelante lo detallo.

En general, para los que ya tengan bono social en los colectivos de familia numerosa y pensionistas, conviene apurar los 6 meses de plazo que da la ley, puesto que las nuevas condiciones son menos ventajosas. Para el resto depende de si en el nuevo bono social se consideran clientes vulnerables (25%) o vulnerables severo (40%) podría interesar hacer el cambio antes o apurar los 6 meses. Dependerá del consumo mensual de cada uno.

[Actualización abril de 2018: El gobierno ha ampliado el plazo para renovar el bono social hasta el 10 de octubre de 2018, por tanto, quienes tengan el Bono Social de la anterior ley pueden mantenerlo hasta esa fecha.]

Y si no me correspondía el anterior bono social, ¿puedo conseguir el nuevo?

Sí, los colectivos a los que se aplica el bono social varían. En el nuevo bono social hay criterios de renta por miembros de la unidad familiar que no existían en el anterior.

 

¿Qué descuentos se aplicarán en el nuevo bono social de la luz?

El descuento en la factura eléctrica será del 25% del término de energía para los consumidores vulnerables, del 40% para los vulnerables severos y del 50% si además están siendo atendidos por los servicios sociales. Más abajo explico el detalle y las limitaciones.


¿Quiénes son considerados clientes vulnerables (descuento del 25%)?

Se considerarán clientes vulnerables aquellos contratos domésticos de primera vivienda con potencia contratada inferior a 10 kW, y que cumplan una de estas 3 condiciones:

a) La renta anual de la unidad familiar sea inferior a unos determinados umbrales, que varían en función del tamaño del hogar. Los umbrales son los siguientes:

  • 1,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) de 14 pagas, en el caso de que no forme parte de una unidad familiar o no haya ningún menor en la unidad familiar. El IPREM de 14 pagas en 2017 es 7.519,59 euros/año, por lo que sabiendo este dato el cálculo es muy sencillo. Rentas inferiores a 1,5 veces el IPREM quiere decir rentas inferiores a 7.519,59€ * 1,5 = 11.279,38€.
  • 2 veces el índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya un menor en la unidad familiar;
  • 2,5 veces el índice IPREM de 14 pagas, en el caso de que haya dos menores en la unidad familiar.

El umbral se incrementará en 0,5 para el caso de personas con discapacidad, para víctimas de violencia de género o de terrorismo.

 

b) Los hogares formados por pensionistas con pensiones mínimas.

c) Todas las familias numerosas.

 

Clientes vulnerables severos (descuento del 40%)

Son aquellos cuya renta familiar sea inferior a la mitad de los umbrales establecidos para los vulnerables.

 

Clientes en riesgo de exclusión social (financiación del 50% de la factura)

Este colectivo forma parte de anterior, clientes vulnerables severos, y son clientes que además demuestran que son atendidos por los Servicios Sociales de su Comunidad Autónoma o municipio. En este caso, el descuento sigue siendo del 40%, si bien la ley indica que los servicios sociales pueden hacerse cargo del 50% del importe de la factura.



Renovación del bono social

Por norma general el bono social de la luz finaliza a los 2 años de la solicitud, debiendo solicitarse la renovación con una antelación mínima de 15 días hábiles antes de su finalización. En cualquier caso, la comercializadora está obligada a enviarte un recordatorio en la última factura antes del vencimiento del plazo de renovación.

Quedarán eximidas de solicitar la renovación del bono social las familias numerosas mientras se encuentre vigente el correspondiente título de familia numerosa.

 

Pérdida del bono social

El cliente está obligado a comunicar a la comercializadora su renuncia del bono social cuando se produzcan cambios en la situación familiar que supongan la pérdida de la condición de consumidor vulnerable o, en su caso, de vulnerable severo. Debe hacerlo en el plazo máximo de un mes desde que se produjera el cambio en las condiciones.

 

Diferencias con el anterior bono social

Las diferencias os la resumo en la siguiente tabla:

Antiguo Bono Social Nuevo Bono Social
Colectivos Hogares con potencia menor de 3 kW.

Pensionistas con pensión mínima.

Familias numerosas.

Desempleados.

Familias con rentas por debajo de umbral de renta.

Pensionistas con pensión mínima.

Familias numerosas.

Descuentos 25% del término de potencia y energía. Clientes vulnerables: 25% de energía.

Clientes vulnerables severos: 40% de energía.

Limitación descuento Sin límite anual de kW. Unidad familiar sin hijos: 1.200 kW/año.
U.F. con 1 hijo: 1.680 kW/año.
U.F. con 2 hijos: 2.050 kW/año.
Familias numerosas: 3.600 kW/año.
Pensionistas: 1.680 kW/año.

 

¿Dónde se puede solicitar el bono social de la luz?

Aunque hay varios medios para solicitarlo, lo más sencillo es hacerlo por teléfono, a través del número disponible en la página web de tu empresa comercializadora de referencia, o bien a través de su web. Ahí te informarán de la documentación que debes presentar en función del bono social que te corresponda.



El bono social de la luz solo se puede solicitar para las tarifas TUR (PVPC), pero no te preocupes si tienes una tarifa del mercado libre, podrás cambiarte sin problema. El cambio de modalidad en el contrato para pasar a PVPC, siempre que no se modifiquen los parámetros recogidos en el contrato de acceso de terceros a la red, se llevará a cabo sin ningún tipo de penalización ni coste adicional, según se indica en el decreto.

 

Y esto es todo, espero que esta información os haya ayudado y ahora tengáis claras las condiciones del bono social. Si te ha gustado la entrada, suscríbete al blog, y así no te perderás las próximas entradas.

Abrazos, Pepa Tabero.

2 métodos para limpiar el lavavajillas por dentro

Las máquinas lavavajillas son un básico en la mayoría de nuestros hogares. Además de quitarnos el poco agradable trabajo de fregar a mano, resultan un gran ahorro de agua y energía. En esta entrada de hoy, te voy a explicar de dos formas muy sencillas, cómo limpiar el lavavajillas por dentro.

Lavar a mano la vajilla diaria de una familia de 4 personas, supone un gasto medio de aproximadamente unos 90 litros diarios (desayuno, almuerzo, cena…).

como limpiar lavavajillas por dentro

Una casa en la que se utiliza el lavavajillas a diario, se llena con el menaje que se ensucia a lo largo del día. Se programa después de recoger la cena. El programa ecológico es el que más tiempo dura, pero el que mayor ahorro energético y de agua tiene. En las máquinas modernas este programa realiza todo el proceso de lavado con únicamente unos  12 ó 15 litros de agua.



Es decir, lava todo lo que hay dentro, la vajilla de todo el día, con 12 litros de agua (dependiendo del modelo) . Con sólo ese agua se lavará toda la vajilla del día completo.

En el lavado normal, más rápido, el gasto de agua y energético aumenta, pero siempre queda muy por debajo del gasto que supone lavar a mano.

 

Cómo limpiar el lavavajillas por dentro. Mantenimiento básico.

1. Retira la suciedad más gruesa (trocitos de carne, granos de arroz o maíz…) con una servilleta de papel, pero no aclares los platos bajo el grifo. Los lavavajillas modernos regulan la cantidad de agua en función de la suciedad que detectan en los platos. Si aclaras todo, el sensor de suciedad lo detecta como “limpio” y podría incluso llegar a estropearse

2. La puerta siempre debe estar abierta. Aunque sea una pequeña rendija. Eso evita malos olores y la necesidad de utilizar ambientadores que los disimulen con más o menos eficacia. Dejando la puerta entreabierta, ayudamos a que se mantenga siempre seco. De ese modo evitamos la creación de moho interno en las aspas y los conductos internos.

3. Pasa de vez en cuando una bayeta humedecida en detergente de platos por la goma y el marco de la puerta. No olvides la goma de la parte de abajo de la puerta por dentro. Esa es una zona donde se suele acumular bastante porquería.

4. Desmonta y lava regularmente el filtro. Con un cepillo y un poco de detergente de platos. En el filtro es donde se acumula la suciedad y los restos de comida. Mantenerlo limpio es prioritario para evitar los malos olores por podredumbre de algún resto de comida.

5. Mantén siempre limpias las aspas. Se llenan de grasa que no vemos pero que dificulta el funcionamiento del lavaplatos, porque ¿cómo va a limpiar bien una máquina sucia? Hay modelos en los que las aspas se pueden desmontar para abrirlas por la mitad y limpiarlas cómodamente por dentro. En otros únicamente las podemos desmontar de la máquina. Las limpiaremos pulverizando desengrasante  de Cocina por el agujero central. Se deja reposar unos minutos y se enjuagan con el grifo de agua caliente a presión. De este modo el agua caliente empuja hacia los agujeritos de las aspas la suciedad que tengan dentro. Si es necesario la retiramos con la ayuda de un palillo de dientes.

6. Limpia tambien los conductos internos. Las tuberías internas del lavavajillas también acumulan cal y grasa tras muchos lavados. Para mantenerlos siempre limpios, tenemos diferentes opciones que hay que realizar de forma periódica..

 

Método 1: Hay productos limpiamáquinas comerciales para lavavajillas

 

Vienen ya listos para usar una vez al mes y su uso es muy sencillo. Simplemente hay que seguir las instrucciones del envase: quitar el precinto, colocar en la zona de los platos boca abajo y programar un ciclo largo de lavado, con la maquina vacía.

Resultan una opción muy cómoda pero tienen el inconvenientes del precio, y de que son productos muy contaminantes para el medio ambiente.

Si te decantas por utilizar limpiamaquinas comerciales, mi consejo es que utilices siempre productos de calidad. Procura usar una buena marca, para asegurarte de que cumplen realmente lo que prometen. Los conductos internos son una parte que no se ve. No compres siempre los productos más baratos. Te puedes encontrar la sorpresa de se que provocó un atasco porque no limpiaron tanto como prometía el envase.

 

Hay veces que optamos por limpiadores de los más baratos. Si es tu caso, invierte en un buen limpiamaquinas de marca al menos una o dos veces al año. Sobre todo si compras detergentes económicos y para lavar utilizas programas a baja temperatura (como los ecológicos). Alargarás la vida de tu lavavajillas.

 

Método 2: Cómo limpiar el lavavajillas por dentro de modo ecológico, económico y muy efectivo:

El lavavajillas se puede mantener limpio por dentro de un modo ecológico, no contaminante y muy sencillo de realizar:

Vinagre una vez a la semana:

Programa un lavado largo a la máxima temperatura con el lavaplatos vacío, sin detergente y espera unos minutos. Cuando ya haya cogido toda el agua y esté funcionando, abre la puerta y vuelca un vaso lleno de vinagre en el interior. Vuelve a cerrar la puerta y deja que termine el ciclo. Una vez haya acabado de lavar (cuando ya no suene) puedes saltarte los pasos del secado. Simplemente dale al botón para desconectar el lavavajillas y deja la puerta abierta para que se seque por dentro de modo natural.



El vaso de vinagre ten en cuenta que no se debe poner directamente en el fondo antes de comenzar a lavar, porque hay aparatos que antes de coger agua vacían la que queda residual en los filtros, por lo que el vinagre que pongamos directamente en el fondo, se irá por el desagüe antes de empezar el ciclo de lavado.

 

Una vez al mes, vinagre (y algo más)

Coincidiendo con el día que vayas a hacer el ciclo con el vinagre, añade al cajetín del detergente dos cucharadas soperas de ácido cítrico en polvo. El ácido cítrico en polvo potenciará la labor del vinagre y le ayudará a desprender los restos de cal y grasa que hayan podido quedar acumulados.

El ácido cítrico en polvo es fácil de encontrar en cualquier droguería y muchos supermercado. No es un producto tóxico, aunque conviene usarlo con un mínimo de precaución.

Tendrás siempre el lavavajillas limpio.

Siguiendo estas pautas te garantizo un lavavajillas limpio y reluciente por dentro. Además de lavar mejor, se alargará la vida de la máquina.

Si te ha gustado este articulo, seguro que también te gustará este otro, en el que te explico cómo limpiar la lavadora por dentro y este otro para  limpiar el horno de modo ecológico sin químicos nocivos, fácil y rápido.

 

Un abrazo.

Pepa Tabero.