Recicla tus pantalones rotos transformándolos en pantalones cortos

Pocas cosas hay mejores que estrenar pantalones cortos para darle la bienvenida al verano. Los pantalones rotos y de largo tobillero llevan todo el invierno causando furor. Pero con el calor ya toca pasar a las bermudas, los shorts y los pantalones cortos.

pantalones rotos

Los rotos tienen muchos enamorados y algunos detractores, pero también hay un grupo importante de presupuestos ajustados que agradecen esta moda.

No me gustas, pero te quiero

A muchas familias con niños y adolescentes (entre las que me incluyo) la moda de llevar los pantalones rotos y desgastados lleva varios años haciéndonos un gran favor. Ya no hay que correr a comprar pantalones nuevos cada vez que llega el niño del colegio con un roto en la rodilla.



En los pantalones de vestir más formales que sólo se ponen en ocasiones especiales, la moda del largo tobillero también nos ha ayudado a comprar menos pantalones. A no ser que el estirón haya sido “EL ESTIRÓN”, seguro que han podido apañarse con los del año pasado.

Las familias numerosas sabemos que cuando hay hermanos esperando heredar ropa, no importa que los pantalones de vestir se queden cortos. Sólo hay que comprarle al mayor y los demás los seguirás utilizando.

La pena llega cuando se acaba la lista de espera y tienes que desechar pantalones nuevos, con apenas un par de puestas, sólo porque se han quedado cortos.

Como todas las modas, esta también tiene sus límites. De todos modos, a las familias nos ayuda mucho cuando la moda juega a nuestro favor. Aunque no nos gusten demasiado los pantalones cortos a la altura del tobillo. No podemos dejar de reconocer el ahorro que supone no necesitar comprar nuevos y que puedan usarse un año más.

Reutiliza los pantalones rotos

Mi estilo no es usar pantalones rotos, pero reconozco que como madre es una moda que me encanta. Toda idea que implique un ahorro cuando se trata de comprar ropa a niños que crecen y dan estirones de un día para otro, es bienvenida.

Donde antes tenía un pantalón vaquero con la rodillas reventadas, ahora, con muy poca maña y una inversión 0 (cero), mis hijos (y los de la mayoría de familias que conozco), llevan modernísimos pantalones rotos.

Vestir a la moda es caro, y comprar pantalones rotos se nos sale del presupuesto.

Pensar que esos ansiados pantalones rotos, con esos desgastados y esos remiendos, hace unos años hubiesen sido las primeras prendas en el contenedor de reciclaje de ropa… Hace que parezcan aun más caros.

La moda ochentera de las rodilleras de pegar con la plancha

Yo no puedo con las rodilleras. De niña no recuerdo haberlas llevado nunca y ahora como madre, son un remiendo que me supera… Prefiero mil veces un pantalón zurcido chapucero, que “tapar el agujero” parcheando con rodilleras de esas que se pegan con la plancha. Hay a quien le resultan muy prácticas, y es cierto que lo son. Eso es innegable, y además está ese refrán, que dice que es mejor un feo remiendo, que un bonito agujero… pero hablando de esas rodilleras… Yo prefiero mil veces el agujero.



Eso sí, como en todo, tengo mi excepción. En las equipaciones deportivas oficiales, sí las he puesto mas de una vez… Pero lo he hecho del siguiente modo:

Atención:

Truco para poner las rodilleras que se pegan con la plancha:

Pégalas siempre por la parte interna de la tela. De este modo arreglas el roto, sin que se vea la rodillera. Además, no hace falta que pongas todo el parche. Corta únicamente el trozo que necesites.

Estrena pantalones cortos reciclando los pantalones rotos.

Si eres como yo, que no te gusta la moda de los pantalones rotos y desgastados pero dejas a tus hijos apuntarse a ella con la excusa de que “todo les queda bien”, puedes aprovechar el verano para seguir reciclando.

Después de toda la temporada otoño/invierno/primavera, los pantalones además de rotos, seguro que se les han quedado cortos tobilleros. Esa es otra parte “buena” de esta moda. Los chicos habrán pasado la temporada cada vez más felices: pantalones rotos, cortos tobilleros… y si además les han sumado los calcetines invisibles, habrán podido ir con un look totalmente a la moda.

Como compensación, ahora que entra el verano y empieza el calor, empieza a sobrarles largo de pantalón. Seguro que están deseando pasar a los pantalones cortos…

Pocas cosas hay tan fáciles como transformar un pantalón largo en un pantalón corto o unas bermudas. Basta simplemente con cortar.

Como para el curso que viene, todavía no está claro si se seguirán llevando los pantalones rotos, cortos y con los tobillos al aire, volverán a estrenar pantalones nuevos y de su talla. Si sigue la moda, como ellos seguirán también creciendo, con el uso diario los pantalones volverán a romperse y quedarse cortos.



La ventaja principal del verano y de estrenar pantalones cortos, es que si la moda cambia no tendrán que hacer limpieza en el armario de la ropa que se les quedó pequeña o que ya no se lleva. Como habrán seguido utilizando los mismos pantalones durante todo el verano, es seguro que necesitarán algo nuevo para comenzar el curso.

Como ves, volvemos al ahorro de no tener que comprar pantalones en verano.

Cómo hacer tus pantalones cortos.

En verano se agradecen las bermudas y los pantalones cortos y tenemos el armario lleno de pantalones que se han quedado cortos. Muchos estarán rotos y el resto, seguro que bastante desgastados.

Todos estos pantalones largos los vamos a tranformar en pantalones cortos.

No hace falta saber coser para hacerte unos pantalones cortos

Sólo necesitas un alfiler y unas tijeras.

  • Coloca el alfiler a la altura de la media rodilla del pantalón, para marcar el largo por el que nos vamos a guiar a la hora de cortar. Esto debe hacerse con el pantalón puesto. Basta hacerlo en una sola pierna.
  • Si son varios los pantalones que vamos a reciclar, no hace falta que se los pruebe todos. Cogerermos la medida para todos los demás pantalones a partir del que se haya probado.
  • Dobla el pantalón por la mitad. Une las dos patas, y a partir de las costuras, marca una línea recta a la altura del alfiler.
  • Si cortas las dos patas a la vez con el pantalón doblado, quedarán las dos iguales.

Aun no hemos terminado… pero casi

  • Quita todos los hilos horizontales del corte. Deja únicamente los que forman la trama vertical del tejido.
  • Si te das maña cosiendo, haz un sobrehilado para que no se deshilache, o un dobladillo.
  • Si no sabes sobrehilar ni hacer dobladillos no te preocupes. Sólo recuerda quitar los hilos horizontales. Dobla el pantalón dos veces para ocultar el corte. Así no quedará tan largo (este año las bermudas y pantalones cortos se llevan ajustados y por encima de la rodilla)
  • Cose para fijar los dobleces. Un par de puntadas en las costuras laterales del pantalón es suficiente.
  • Termina planchando los dobleces del bajo del pantalón para darle un aspecto profesional.

¡Felicidades! ya puedes estrenar tus pantalones cortos

¿Has visto qué fácil? Lo pueden hacer incluso los mayores interesados en estrenar pantalones cortos… Sí, ellos mismos. Si tienen edad de declarar sus gustos para ir a la moda, también tiene edad para adaptar sus prendas y contribuir a la economía familiar. Un poco de supervisión es suficiente.

Escríbeme un comentario un poco más abajo:

Dame tu opinión sobre estas modas ¿te gustan los pantalones rotos? ¿los compras ya así o prefieres customizarlos tú en casa?

Y si quieres cambiarles el color para darles un toque aún más exclusivo, puedes hacerlo como te explico en el artículo Cómo teñir ropa en la lavadora

¿y qué te parece la idea de aprovecharlos durante el verano y transformarlos en pantalones cortos? Así la temporada que viene, podrás volver a ir a la moda… sea cual sea… ¿Estás de acuerdo conmigo en eso, o tienes otras ideas? ¡Cuéntamelas!

Estoy deseando leerte.

Sí­gueme las RRSS como @PepaTabero

Saludos.

Pepa Tabero.

Cómo arreglar las juntas de las baldosas del patio – rejuntar un suelo

Hoy te voy a explicar cómo arreglar las juntas de las baldosas de la terraza, el patio o incluso de dentro de casa. Puede parecer complicado, pero rejuntar un suelo, cuando se trata de pocas baldosas, es muy sencillo de hacer y no es necesario llamar a un albañil. Con este tutorial te enseño cómo hacerlo.

Cómo arreglar las juntas de las baldosas

Para rejuntar el suelo vamos a necesitar:

  • pasta de juntas para baldosas o mortero de rejuntado
  • agua para hacer la mezcla
  • un cubo
  • un palo para remover
  • una llana de goma o un haragán (pulsa encima del nombre para verlos)
  • una esponja suave (sirve un estropajo viejo)
  • Una espátula o un destornillador
  • una brocha o un cepillo suave
  • líquido quitacemento, limpiajuntas o aguafuerte



Cómo se hace:

A continuación te lo explico todo, pero si te quedan dudas, al final de la entrada te dejo un video explicativo hecho por mi con todo el proceso. ¡ Verás qué sencillo y qué pocos medios necesitas !

Lo primero para reparar las juntas de las baldosas, es limpiar bien el suelo, y con la ayuda de la espátula o el destornillador, quitar toda la pasta vieja y la suciedad, que haya entre las baldosas.

Si las baldosas están muy juntas y el espacio entre ellas es muy fino, nos podemos ayudar con el líquido quitacemento o aguafuerte.

Hay que echar el líquido sobre la junta vieja y dejarlo reposar según las instrucciones. De este modo la deshace y luego sólo hay que fregar el suelo para aclararlo y dejar secar. Es muy práctico. El líquido limpiajuntas hace la misma función, sólo que hay que dejarlo actuar un poco más de tiempo, al estar más diluido.

Hay que tener en cuenta el tipo de baldosa. Si es delicada, como las piedras naturales o el barro cocido, este tipo de desincrustantes las estropean. Para gres o azulejos no debería haber problemas (Antes de lanzarte, haz siempre una prueba en un sitio no visible. Así nos ahorrarmos disgustos)

Una vez bien limpia la junta entre las baldosas que queremos reparar, es el momento de hacer la pasta de rejuntado si no la compramos ya hecha.

Cómo y dónde comprar las cosas

La pasta o el mortero lo venden en cualquier almacén de bricolaje y suelen ser productos baratos. A la hora de optar por pasta ya hecha o mortero para preparar con agua, necesitas únicamente fijarte en dos cosas importantes:

  1. El color, que sea el mismo que lleva el resto del suelo.

  2. El grosor de las juntas para la que está fabricada. Para eso, mide la distancia entre tus baldosas. Así ya sabes cuál es el rango de anchura que debes buscar.

    Si las baldosas están muy juntas, es muy cómoda la pasta que ya viene hecha. En cambio, si están separadas, es más práctico el mortero.

    En caso de duda de qué llevar, pregúntale al dependiente (parece algo obvio pero muchas veces no lo hacemos 😉 )

Haz la mezcla en un cubo siguiendo las instrucciones del envase de la pasta de rejuntado y rellena entre las baldosas.


Para extender la pasta ya hecha, verás que en lugar de una llana de goma cuadrada yo uso un haragán de los de secar el suelo. Da igual usar uno que otro. Lo importante es que te resulte cómodo para extender la pasta y quede la junta bien rellena.

 

A partir de aquí, lo mejor es que visualices el vídeo que he preparado. Está totalmente subtitulado y tiene carteles explicativos, para que no haya dudas de ningún tipo.

Se ve muy claro cómo lo hago y el resultado final verás que es totalmente profesional.

 

Cómo arreglar las juntas de las baldosas – vídeo

 

 

Y hasta aquí el tutorial de hoy en el que te enseño cómo arreglar las juntas de las baldosas del suelo del patio. Espero que te sirva mi explicación de cómo reparar el suelo, y de paso te ayude a ahorrar, al aprender a hacer nosotros mismos estas pequeñas reparaciones de mantenimiento.

Lee también mi entrada (con vídeo de todo el proceso),  dónde te enseño de un modo muy fácil a hacer jabón casero: cómo hacer jabón casero.

Y esta otra donde aprenderás a fabricar tú mismo de forma muy sencilla un limpiador multiusos estupendo: cómo hacer y usos del TripleA

No dejes de suscribirte al blog y a mi canal de YouTube, para no perderte las novedades. ¡Cada día somos más!

Si tienes cualquier duda al respecto o te gustó y me lo quieres contar, déjame un comentario.

Saludos.

Pepa tabero.

 

Cómo decorar velas con servilletas

Estamos ya vísperas de las Fiestas Navideñas, y ya nos toca preparar las casas y adaptar la decoración para estas fechas. Os voy a enseñar dos formas de cómo decorar velas con servilletas de forma muy sencilla.

Con los diseños que más nos gusten, podremos decorar velas para navidad, Halloween o todo tipo de celebración, en cualquier época del año.

cómo decorar velas con servilletas

Para decorar velas con servilletas necesitamos

  • Velas lisas, mejor de color blanco o crema clarito
  • Servilletas de papel decoradas con los motivos que queramos transferir a la vela
  • Una velita de te
  • Una cuchara metálica, de mango largo

 

Preparación

Recortamos de la servilleta el motivo que queramos pasar a nuestra vela y separamos las capas de papel. Como mejor resultado da, es cortando con los dedos alrededor del motivo elegido. Reservamos únicamente la capa superior, decorada.




Encendemos la velita de te y la utilizamos para calentar la cuchara por la parte de dentro.

Mientras se calienta la cuchara, colocamos el motivo sobre la superficie de la vela que vamos a decorar. Lo ajustamos del modo que más nos guste.

Una vez la cuchara caliente, pasamos el dorso (la parte de fuera) por la superficie del papel, de modo que la cera de la vela se funda ligeramente y traspase el papel. Calentamos la cuchara todas las veces que sean necesarias, y frotamos con suavidad el papel de la servilleta para que quede bien integrado en la vela. Habremos terminado cuando toda la superficie del dibujo veamos que está cubierta de cera. Se nota porque el tacto cambia y adquiere un ligero brillo.
Aquí os dejo un vídeo con el proceso completo. Como veis, el proceso para decorar velas con servilletas es muy sencillo y el resultado queda impecable.

 

Espero que os guste. Suscribíos al canal de YouTube para no perderte ninguno de mis vídeos.

También puedes suscribirte al blog y te avisaré de las próximas entradas, además de poder participar cuando hagamos algún sorteo.

Si te quedó alguna duda, o si lo pones en práctica y quieres contarme el resultado, escríbemelo en un comentario, aquí o en el vídeo.

Abrazos de Pepa Tabero.

Receta de Halloween: Ojos de Fruta

Aquí os dejo mi receta de Halloween, ojos de fruta. Estamos a las puertas de la Víspera de todos Los Santos y con esta receta sorprenderéis a todo el mundo en vuestra fiesta de temática ? Halloween ?.

Receta de Halloween

Esta receta de Halloween es muy fácil de hacer y queda muy resultona. Yo la he hecho en una versión para niños que cumple perfectamente con el efecto Halloween y queda una merienda rica y simpática. Pero con los ojos metidos en una copa de cóctel de adultos, sobre todo si lleva granadina o algún licor rojizo, el aspecto es verdaderamente impresionante.

Receta de Halloween: Ojos de fruta

Ingredientes

  • Lichis en almíbar o en su jugo (en lata)
  • Frambuesas frescas (una tarrina)
  • Moras frescas (una tarrina)
  • Arándanos frescos (una tarrina)
  • Frutas del bosque desecadas (una tarrina)

Preparación

Es muy sencillo hacer nuestros ojos de fruta. Simplemente hay que escurrir el caldo de la lata en un cuenco y reservarlo (nos hará falta más tarde). Por último sólo tendremos que rellenar los lichis con las distintas frutas.



Las frutas de la bosque las hidratamos antes durante un par de horas en un cuenco con agua. Si es para adultos podemos sustituir el agua por el licor que más nos guste.

El efecto más llamativo lo logramos cortando las moras por la mitad. Utilizaremos un cuchillo bien afilado y rellenamos los lichis de modo que el corte quede hacía fuera. Si hacemos el postre para los niños, tal vez sea mejor no hacerlo con moras. El efecto que logran es muy realista y si son aprensivos les podría dar repelús.

Cuando están ya todos los lichis rellenos, podemos ponerlos en vasitos o tacitas individuales o bien en una fuente honda. Completamos con el almíbar que habíamos reservado.

Para darle un color ligeramente rojizo al almíbar machacamos algunas frambuesas para sacarles el jugo. Añadimos el puré de frambuesa a la fuente donde pusimos los ojos de fruta. También podemos añadir simplemente un poco de granadina.

Vídeo preparación

Aquí te dejo el vídeo de la preparación de la receta de Halloween, ojos de fruta ?. Ya verás que es muy sencillo de hacer y queda genial el resultado.

Si te gustó la idea y la receta de Halloween, te invito a suscríbirte al blog y al canal de YouTube para ser de las primeras en enterarte de las novedades y no perderte ninguna!

Besos de Pepa Tabero.

Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint

Pintar un mueble con pintura de tiza o chalk paint es una forma de renovar el aspecto de nuestros muebles de una forma muy sencilla y resultona. Y es que los muebles pintados con chalk paint tienen un estilo propio.



Este tipo de pintura es adecuada para cualquier estancia. Sólo necesitamos un poco de imaginación para lograr un resultado precioso con el acabado rústico o desgastado tan de moda en los últimos tiempos.

pintar mueble con pintura de tiza o chalk paint

Características de la pintura de tiza o Chalk Paint

La pintura de tiza o Chalk Paint es una pintura de interior casi sin olor y que se limpia fácilmente con agua. Tiene una alta cantidad de polvo de yeso en su composición. Esto hace que sea muy cubriente y necesitemos dar pocas capas.

Dependiendo del modo de aplicación, del material base y del aspecto que queramos conseguir necesitaremos más o menos capas, pero normalmente con dos es más que suficiente. La podemos encontrar en lata o en spray. Las texturas finales son diferentes según el formato que elijamos.

En spray el acabado es muy liso, típico de este tipo de aplicación. Con la pintura en lata aplicada con una brocha el acabado es más rústico porque se aprecian los brochazos.

Lijando con un taco de lija fino eliminamos las posibles marcas o defectos. En este caso tendremos que aplicar varias capas de pintura porque es fácil desgastarla toda por algunas zonas y llegar a sacar el color inicial del mueble.

Si te gusta ese efecto desgastado, verás que es muy fácil de conseguir.

La parte más interesante de pintar un mueble con pintura de tiza o chalk paint, es que no es necesaria la imprimación previa ni el lijado entre capas. Simplemente hay que limpiar bien la superficie que queremos pintar. Frotamos con un trapo mojado en amoniaco disuelto con un poco de agua y esperamos a que se seque.

Se puede pintar prácticamente sobre cualquier material sin necesidad de tratamiento o preparación previa. Esto nos ahorra muchísimo trabajo.

Al secarse, el color queda muy mate, como empolvado y el acabado resulta muy poroso, de modo que cualquier roce podría dejar una mancha que quitaremos con una goma de borrar o lijando un poco y pintando de nuevo en caso de que no salga con la goma.

Para evitar este inconveniente necesitamos aplicar al mueble un producto de acabado. Se le puede poner barniz, pero a mí me encanta como queda con la cera especial para pintura de tiza, que una vez aplicada, protege el mueble de golpes y suciedad y deja un brillo satinado muy bonito.

Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint

La mejor forma de comenzar es desmontando las puertas, los tiradores y las demás parte metálicas (bisagras…)  y comenzar aplicando la pintura de tiza por las molduras con una paletina fina (una brocha plana)

Una vez listos los detalles y las zonas más complicadas, con una paletina más ancha pasamos a rellenar los paneles. Los tableros más extensos los hacemos con un rodillo para cubrir la superficie rápidamente. Como la textura que proporciona el rodillo es muy diferente de la de la brocha, la segunda capa de pintura conviene aplicarla a todo el mueble con la brocha, de modo que la textura de toda la superficie quede unificada.



Las irregularidades de la primera capa de pintura las quitamos lijando un poco cuando esté bien seca. Quita el polvo del lijado con un paño limpio y seco y ya está el mueble preparado para aplicar la segunda capa de pintura de tiza.

 

Terminación del mueble con cera

Para aplicar la cera hay que esperar a que la pintura está completamente seca. Lo mejor es seguir los tiempos que nos marca la lata, porque varía un poco entre las distintas marcas.

La cera se puede aplicar haciendo una muñequilla de tela o con una brocha. Yo prefiero la brocha porque me parece mucho más rápido. Se aplica una primera capa, se deja secar y se aplica una segunda capa que una vez seca se pule con un paño de algodón para lograr un poco de brillo. Cuanto más se pule, más brillo sale, pero es mejor no pasarse porque podríamos acabar retirando toda la capa de cera y la pintura quedaría desprotegida. Con pulir un poco es suficiente.

Pintar mueble con pintura de tiza o chalk paint

 

Y para terminar, aquí os dejo el video que he hecho en el que renuevo un aparador de aspecto provenzal pintándolo con pintura de tiza o chalk paint de color blanco. ¡Ya veréis qué cambio más impresionante!

 

Si os ha gustado la entrada Pintar mueble con pintura de tiza o Chalk Paint, os invito a suscribiros al blog para no perderos las novedades. Espero vuestros comentarios y sugerencias. Si os gustan mis videos, también podéis suscribiros a mi canal de YouTube y dejarme vuestros comentarios.

Besos, Pepa Tabero.

Cómo teñir ropa en la lavadora

Teñir ropa en la lavadora es la forma más rápida y sencilla de recuperar el color de esas prendas que nos encantan, pero que acaban gastadas y descoloridas con los lavados y el roce.

colores

Recuperando nuestra ropa:

Lo mejor de este método de reciclaje es que hacerlo es muy sencillo. Los resultados son espectaculares, sobre todo si hablamos de prendas de tejidos naturales y colores oscuros. Resulta ideal para resucitar pantalones de loneta, camisetas de algodón… Sobre todo va bien para prendas resistentes, de mucho trote que se desgastan antes de romperse y que acabamos desechando por su aspecto usado pero que son básicos que mantendríamos en el armario si no fuese por el color tan feo que adquieren con el uso.



Además de la función de recuperar/reciclar ropa descolorida, poder teñir ropa en la lavadora a mí me ha salvado más de de una vez la papeleta cuando me han pedido para los teatros del colegio camisetas de colores poco habituales, porque ¿dónde encuentras, a mitad de curso una camiseta MARRÓN OSCURO, de manga corta, lisa sin estampados, y que sea exactamente de la talla necesaria?

¡Eso tiene fácil solución! : acércate al supermercado, compra una caja de tinte del color necesario y saca de la caja de verano una camiseta blanca básica… ¡Y listo!

Detalles a tener en cuenta antes de teñir ropa en la lavadora:

  • El único límite que tiene teñir ropa en la lavadora, lo marca la composición del tejido, que debe ser natural.
    Debemos revisar la composición de la prenda en la etiqueta y asegurarnos que no sea sintético ni mezclas, para no llevarnos un chasco porque haya cogido el color a parches.
  • Una cosa importante que hay que tener en cuenta, es que el tinte NO tapa las manchas previas. Es decir, si se nos mancho el pantalón oscuro con lejía, antes de tratar de teñirlo para arreglarlo, tenemos que decolorarlo por completo poniéndolo a remojo entero en lejía, o dándole un lavado en la lavadora con el producto específico decolorante de tejidos que podemos encontrar en el estante del supermercado, junto a los tintes.
    Este decolorante previo al tinte, da muy buen resultado cuando queremos teñir para eliminar manchas de lejía. También cuando lo que queremos es cambiar por completo el color de una prenda (de amarilla a azul marino, p.e., y que no nos quede verde)
  • Por último, hay que saber también que dependiendo del peso de la ropa a teñir y del tono final que busquemos, necesitaremos más o menos sobres de tinte. Si hay más ropa de la indicada para los sobres que tengamos, los colores quedarán más claros, de modo que tal vez busquemos conseguir un marrón chocolate y nos encontremos al abrir la lavadora, con las prendas de color café con leche, o igual queremos un azul marino y al sacar la ropa está celeste. Si eso nos pasa, la solución es hacer otro lavado de teñido ajustando el peso de la ropa mojada, a la cantidad de sobres de tinte que le pongamos.

Lo puedes encontrar en Amazon

 

¿Cómo teñir la ropa?

He teñido un pantalón de loneta de algodón azul para enseñaros paso a paso lo fácil que es y lo bien que queda. Podéis ver el proceso en el siguiente vídeo. El tono final del pantalón se ve ligeramente morado por efecto de la cámara, pero en realidad ha quedado un azul marino oscuro impecable.

Importante hacer casos a los consejos finales del video, acerca de la limpieza posterior de la lavadora. Tenlos en cuenta para que no se manchen las siguiente coladas. En caso de que una colada de ropa blanca saliera con algo de color, te recomiendo la entrada que publiqué hace un tiempo para solucionar los desteñidos de la colada.

 

Espero tus comentarios y sugerencias. Recuerda suscribirte al blog y al canal de YouTube para estar al día de las novedades.

Besos de Pepa Tabero.